spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

28F: los puntos de una elección desafiante

Unos 5,4 millones de salvadoreños deberán elegir al nuevo Congreso, a 262 alcaldes del país y 84 diputados nacionales y 20 del Parlacen. El panorama se percibe favorecedor para el novato Nuevas Ideas (NI), pero el ambiente es tenso, polémico, confrontativo.

spot_imgspot_img

Las elecciones para diputados nacionales, diputados centroamericanos y alcaldes (con sus concejos municipales), en El Salvador, se llevarán a cabo el domingo 28 de febrero, desde las 7 am a las 5 pm. Pareciera una elección más de tantas que han habido desde la posguerra, pero no es así. 

En estas elecciones irrumpe por primera vez a la cita electoral el partido Nuevas Ideas (NI), que es el partido fundado y guiado por el actual presidente Nayib Bukele, de 39 años, es el más joven que  ha tenido este país centroamericano, y el más joven de los mandatarios de Latinoamérica, quién pese a su carisma no ha dejado de estar en la mira de la política local y extranjera por sus polémicas actitudes calificadas como arbitrarias  y cuando menos, polémicas.

En las encuestas regionales Bukele ha sido favorecido como el destacado, en Centroamérica como el resto del continente.

Amado, casi venerado por sus seguidores y odiado por sus adversarios, lo cierto que la controversial forma de gobernar de Bukele ha venido a dar a la política local un intenso dinamismo; en el futuro, tras el resultado electoral de 28F se comprobará si ese dinamismo confrontativo disminuye o se exacerba por la correlación que se establezca, en especial en el legislativo. 

Bukele -joven millenial- y su movimiento, ganó la Presidencia en 2019 a los dos partidos tradicionales de derechas e izquierdas, antaño antagónicos entre sí, creando agudas crisis internas  en el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y en Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), de orígenes extremistas y anticomunistas.  

Ambos partidos son originarios de los movimientos que pelearon más de 12 años en una guerra civil; en la posguerra se liaron en una intensa lucha en los 30 años (20 de ARENA y 10 del FMLN) en que se turnaron el poder.

Se pregona la alianza de las tradicionales fuerzas, quizás destinadas a la derrota en estas elecciones, que han forjado contra el emergente líder.

LEA TAMBIÉN: Bukele presidente: "Es una victoria del pueblo salvadoreño"

Y es por ello que las consecuencias de estas elecciones intermedias tendrán una importancia vital para la consolidación del nuevo poder surgido con el arribo de Bukele al Gobierno, así como la posibilidad de la derrota estratégica de sus adversarios. No obstante, habrá que estudiar y analizar con más detenimiento, en una nación tan convulsa como El Salvador, si la victoria de unos y las derrota de otros, son procesos definitivos.

De lograr monopolizar el legislativo Bukele supuestamente desbancaría e impondría a sus adeptos en los  organismos de segunda elección, como Corte Suprema de Justicia, Fiscalía, Procuraduría de la Republica, Procuraduría de Derechos Humanos, Corte de Cuentas y Tribunal Supremo Electoral, entre otros.

Los escenarios en el horizonte son inciertos aún y la incertidumbre se aplacará una vez pase la oleada  tempestuosa de lo que ha sido la campaña electoral.

Para librar esta dura y millonaria batalla, los institutos políticos destinaron un aproximado de $12.3 millones para propaganda entre el 27 de noviembre 2021 y el 21 de febrero 2021, según un informe presentado por el Centro de Monitoreo de Transparencia y Democracia, de Acción Ciudadana.

De esto, el 71% ($8.7 millones) corresponde a un solo partido político: Nuevas Ideas (NI), le sigue Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) con $1.7 millones, es decir, casi ocho veces menos que el partido Nuevas Ideas (NI).

El Partido de Concertación Nacional (PCN) se ubica en el tercer lugar, con más de $723 mil, de los cuales el 52% se invirtió en televisión y el 27% en exteriores.

Tanto ARENA como NI centraron su publicidad en la televisión, seguido de porcentajes más reducidos en exteriores, a través de mupis, y en radio.

Mientras tanto, el FMLN se vio afectado por la falta de pago de la deuda política que creó una "inequidad", según la diputada Nidia Díaz, quien busca la reelección.

Este gasto supera por $4.7 millones el gasto en propaganda que hicieron los partidos en las elecciones legislativas y municipales en 2018, que sumaron $7.4 millones. Esto, cuando Nuevas Ideas aún no competía como partido. Entonces, el 48% del gasto correspondía al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el 42% a Alianza Republicana Nacionalista.

Los salvadoreños han estado expuestos a cantidades voluminosas de propaganda. Los datos revelan que los anuncios en radio y televisión se repitieron 64,644 veces, en suma. El cálculo apunta a que esto suma 24 días con 18 horas en anuncios con propaganda electoral.

Por otro lado, y contrario a lo que establece la ley, el Gobierno aparece entre el listado de pautantes de propaganda electoral del estudio, con $1.7 millones, de los cuales el 96% fueron el spots televisivos, en anuncios como el de las vacunas contra covid-19. Sin embargo, el estudio no incluye la publicidad en los medios del Gobierno. 

"Consultamos a la empresa por qué no nos había enviado información sobre Canal 10, Diario El Salvador y lo que nos dijo es que no sabían por qué a la hora de querer captar la transmisión del canal con la plataforma de ellos se escuchaba mucha interferencia", explicó Eduardo Escobar, director de Acción Ciudadana.

ARENA primera fuerza política en la Asamblea Legislativa de las elecciones de 2018 

Pese a entrar en desventaja debido al castigo que ha recibido a través de la última década, el partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) busca mantenerse como primera fuerza política en el parlamento cuando en 2018 logró 35 diputados, seguido por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) con 23, la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) quedó con 10, el Partido de Concertación Nacional (PCN) con 9, el Partido Demócrata Cristiano (PDC) con 3, el Cambio Democrático uno y un diputado no partidario.

Por otra parte, de los 262 municipios del país, 138 son gobernados por Arena, 61 por el FMLN, 25 por GANA, 24 por el PCN, 2 por el PDC, 2 por partidos minoritarios y el resto son dirigidos por coaliciones.

Nuevas Ideas con pie derecho en su primera contienda electoral 

El novato partido Nuevas Ideas entra al redil político por la puerta grande, el cual surgió luego de la expulsión de Bukele del FMLN en 2017.

Nayib tuvo problemas con la dirigencia izquierdista, por intentar imponer su ritmo de trabajo en la estructura, esa y otras razones motivaron su salida.

Al ver esto, unió restos de ARENA, FMLN y GANA, para crear un nuevo instituto que nació en ese mismo año, bajo el concepto de movimiento Nuevas Ideas. 

LEA TAMBIÉN: Félix Ulloa: Bukele ya fundó jurí­dicamente a Nuevas Ideas

Luego de haber dejado atrás varios inconvenientes, este Frankenstein partidario tomó vida en abril de 2019, fecha en la cual completó los requisitos ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y que era conducido por el ahora presidente de la  Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Federico Anliker, -primo del ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Anliker-.

Para lograr el éxito, Nuevas Ideas ha logrado capitalizar el sinsabor que le dejaron las administraciones del FMLN y ARENA durante 30 años. Es valido recalcar, que este no fue el vehículo que llevó al joven empresario al poder sino GANA, que ha quedado en un segundo plano en las intensiones del gobernante.

Ambos perdieron popularidad "por dar la espalda a la voz de la gente", aseguró la directora del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (UCA), Laura Andrade.

La imagen de Arena descendió, cuando fueron encarcelados los expresidentes Francisco Flores (1999-2004, ya fallecido) y Elías Antonio Saca (2004-2009), para afrontar juicios por la malversación de más de 315 millones de dólares.

En el caso del FMLN, según Andrade, los gobiernos fueron "incapaces de hacer cambios radicales en la estructura" sociopolítica que provoca la desigualdad entre los salvadoreños.

El FMLN también carga con el desgaste que le ocasionó el expresidente Mauricio Funes (2009-2014), quien se exilió en Nicaragua para evadir un juicio por la supuesta malversación de 351 millones de dólares.

 Fantasma del "fraude" perturba al partido cían 

Ante este panorama, se podría decir que en la interna de NI todo es fiesta por el trabajo realizado y por los resultados en las encuestas; pero la historia que se cuenta es diferente ya que sus sueños son perturbados por el fantasma del fraude, que el presidente Bukele ha alimentado.

Eso fue reiterado recientemente por el candidato a diputado por el partido Nuevas Ideas, Ernesto Castro, quien dijo que el partido afín al Gobierno aspira a obtener 55 diputaciones en la Asamblea Legislativa, pero no confía en el conteo que hace el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

De acuerdo al candidato, las encuestas han tomado en cuenta el sistema electoral de residuos y cocientes para la asignación de curules. 

LEA TAMBIÉN: FGR se compromete a cuidar el voto ciudadano y descarta intentos de fraude

“Nuevas Ideas es la primera fuerza política del país y en eso no hay discusión. Todas las mediciones serias indican de que vamos a ser mayoría en la Asamblea Legislativa. Estamos hablando de unos 55 diputados, el pronóstico que se tiene. Es la voluntad del pueblo, es lo que se está diciendo”, afirmó en la entrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

Pese a las aspiraciones a obtener casi la mayoría calificada para su partido, Castro dijo que no confía en la organización del Tribunal Supremo Electoral (TSE) ni en el uso de tecnología en las Juntas Receptoras de Votos (JRV) para digitar los votos.

“No confiamos en todo lo que se ha venido haciendo con este Tribunal. No confiamos en la forma en que quieren hacer ese conteo”, reprochó.

Ante estas posturas, los magistrados del TSE reaccionaron y en múltiples ocasiones han indicado que no hay probabilidades de fraude 

“Presidente (Bukele) usted ganó la elección y nadie le hizo trampa o fraude”, declaró semanas atrás el magistrado, Guillermo Wellman.

Encuestas son las amigas de Nuevas Ideas

Mientras tanto, si las proyecciones de las encuestas se cumplen "habría una concentración de poder en el presidente de la República, ya que podría aprobar, reformar o derogar leyes a su conveniencia", comentó el director de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad), Saúl Baños. 

El partido Nuevas Ideas (NI), impulsado por Bukele, lidera las preferencias para los comicios según todas las encuestas. 

Baños recordó que desde la firma de los acuerdos de paz en 1992 que terminaron con doce años de guerra civil, ningún partido ha obtenido la mayoría simple de 43 diputados en el Congreso unicameral de 84 escaños, por lo que para gobernar debió prevalecer el diálogo. 

LEA TAMBIÉN: UCA y UFG proyectan triunfo electoral en sus encuestas para Nuevas Ideas

"Si el escenario electoral le es favorable (a Bukele), viene un cambio profundo en materia constitucional e institucional", advierte Baños al referirse a que desde el año pasado una comisión presidida por el vicepresidente, Felix Ulloa, estudia una reforma a la Constitución. 

No obstante, Ulloa ha descartado desde ya que en esas reformas se pretenda cambiar aspectos "pétreos" como la alternancia en la presidencia. 

Si el mandatario logra el domingo la mayoría en la Asamblea Legislativa, según Baños, un "riesgo para el país", sería que el mandatario podría nombrar como funcionarios a personas que "no ejerzan su labor de forma independiente". 

Para Baños, los casi ya dos años de gestión de Bukele se han caracterizado por algunas "acciones autoritarias" por lo que la "concentración de poder" podría ser utilizada para "tomar decisiones poco democráticas".

Ley seca 

A partir de las 00:00 horas de este sábado 27 de febrero, El Salvador entrará en lo que se conoce como Ley Seca, la cual consiste en la prohibición de venta y consumo de bebidas embriagantes en todo el territorio nacional.

Según lo establece el artículo 284 del Código Electoral, la ley cubre el antes, durante y después de las elecciones, con la finalidad que el proceso electoral se desarrolle con normalidad en los centros de votación; por lo que la prohibición se extenderá hasta el próximo martes 2 de marzo.

La Ley Seca es una medida emitida en el marco del proceso de elecciones para evitar que los ciudadanos ejerzan el sufragio en condiciones de embriaguez, así como también evitar disturbios ocasionados por bebidas alcohólicas.

El domingo, unos 5,4 millones de salvadoreños deberán elegir al nuevo Congreso, a 262 alcaldes del país y a una veintena de diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen), una institución legislativa de integración regional. 

 Los funcionarios que resulten electos asumirán su mandato de tres años el 1 de mayo.

——————

VEA:  GUÍA ELECTORAL

VEA: GALERÍA DE FOTOS

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias