Salud reduce el 18.4% del Primer Nivel de Atención

¡Sigue nuestras redes sociales!

El 18.4% del Primer Nivel de Atención reducen en 2022 respecto a 2021. FNS desaprueba la gestión de Salud y declara su desconocimiento, pese a que el Minsal aún no divulga la segunda Memoria de Labores.

Por Alessia Genoves


18.46% del Primer Nivel de Atención se ha reducido en 2022. La proporción responde a una cifra comparativa entre la Ley del Presupuesto General de la Nación en el Ramo de Salud, en los años 2021 y 2022. Ésta reducción, sin embargo, es paralela a un incremento en el 2.6% del presupuesto consignado para el año 2022, que fue de $1,085,959,209 dólares.

Foro Nacional de Salud (FNS), por su parte, sostiene la importancia del Primer Nivel de Atención, asegurando que “atiende más del 80% de las enfermedades que son prevenibles”. Ésta declaración la compartió a la prensa su representante, Morena Murillo, quien indicó su desaprobación a la gestión del año fiscal 2022, pero que declara el desconocimiento del mismo por “la reserva de información”.

4.16% es el incremento del Presupuesto 2023, respecto al del presente año fiscal. El monto ha sido divulgado en el Dictamen Favorable N.º 199 de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, mismo que se aprobó con 63 votos a favor en la Asamblea Legislativa. Sin embargo, el documento no rinde detalles sobre la administración de los fondos, ni de la distribución para el Primer Nivel de Atención; mientras que la Biblioteca Nacional aún no ha emitido el Diario Oficial.

Primer Nivel de Atención 2022

$198,110,575 dólares es el presupuesto establecido para el Primer Nivel de Atención, para el año fiscal 2022. El monto dinerario es menor, en un 18.46%, respecto al del año 2021 que totalizaba los $242,982,175 dólares. Mientras tanto, el Presupuesto General del año 2023 incrementó un 2.68% en 2022, y hasta un 4.16% para éste 2023.

La mayor reducción en el Primer Nivel se observa tanto en la gestión administrativa y financiera, como en las áreas de atención. De modo que para la Región Central , el presupuesto pasó de los $14,885,360 a los $13,534,345 dólares; para la región Metropolitana, no obstante, se observó un leve incremento, ya que la designación pasó de los $27,642,065 dólares a los $27,710,550 dólares.

Redujo también el presupuesto en la Región Paracentral que percibía en 2021 una designación de $22,186,400 dólares; y en 2022, una designación de $20,704,335 dólares. Pero, en la Región Oriental, la designación pasó de los $29.746,335 dólares a los $31,116,065 dólares.

Salud: Presupuesto 2022

En opinión de Morena Murillo “ha habido una mala administración de fondos”, al referirse a la gestión del actual presupuesto 2022, que supuso una reducción considerable. La misma lectura hace del financiamiento del Ciudad Mujer, y del Instituto Salvadoreño de la Mujer.

De hecho, el programa de Ciudad Mujer, en competencia del Ministerio de Salud (Minsal), pasó de los $1,736,210 dólares en el Presupuesto de 2021 a los $1,605,655 dólares en 2022; lo que supone una reducción de más de $1,1 millones de dólares.

Murillo declaró a la prensa su desaprobación a la gestión del Presupuesto 2022. Sin embargo, también hizo público su desconocimiento a la gestión misma, excusando el hecho de que el gobierno ha interpuesto al menos 7 declaraciones de reservas de información. Sin embargo, entre los documentos que competen a la divulgación del Presupuesto General de la Nación, el Minsal apenas ha publicado en su portal oficial la Memoria de Labores de 2022.

Murillo y el Foro Nacional de Salud sostenían que existía una escasez en el suministro de medicamentos. Sin embargo, a nivel de administración pública, la memoria de labores del Minsal hacía constar que hasta el término del primer semestre se realizó “el 40% de la atenciones por medicina general, el 18% de cirugía, el 16% de medicina interna, el 12% de pediatría, el 11% de obstetricia, el 3% de ginecología y el 0.5% para psiquiatría”.

1,200,700 atenciones de consulta externas se habrían realizado desde la Red Nacional de Hospitales. Entre ellas, el Minsal informa que “el 32% fueron de medicina interna, 24% cirugía, 12% ginecología, 10% pediatría, 5% obstetricia, 4.3% psiquiatría y 13% medicina general”. Asimismo, la institución informa que en ese mismo período se realizaron 254,609 egresos hospitalarios

El FNS, entre otras cosas, también criticó la aplicación de la Ley Crecer Juntos, en el sistema de salud, ante la reducción del Primer Nivel de Atención. Sin embargo, hasta el primer semestre el despliegue del personal de salud especializado se resumía en 700 médicos pediatras, que identificaron a 4,748 infantes de 4 a 15 años de edad, en la atención sanitaria. También detalla que el Plan que le precede invirtió en 330 promotores de salud un presupuesto de $10,000 dólares.

$106,587 dólares, asimismo, serían designados para la cobertura de herramientas para el programa de la Política Crecer Juntos. Con ese dinero, la Memoria de Labores detalla que se concretó la compra y adquisición de 897 tensiómetros y de 897 estetoscopios.

Reservas de información

FNS aseguraría que existe una “falta de medicamentos”, en las instituciones de salud pública. Sin embargo, el señalmiento contrastaría con el suministro de medicamentos contra el VIH, y contra el Covid19. Sólo en el último rubro, el Minsal declararía un suministro de al menos 11,289,175 de medicamentos anticovid para la población salvadoreña; y de 38,679 medicamentos para la población extranjera.

201,785 personas infectadas de covi19 se acumularían hasta el mes de agosto de 2022. La estadística permanece desactualizada desde el portal oficial, sin embargo ha sido una de las menores a nivel centroamericano, sino la primera después de Belice. Los datos se actualizarían, según lo menciona el Minsal en el portal, hasta el próximo 18 de enero.

7 rubros temáticos de actividades sanitarias han sido declaradas en reserva, desde el año 2020. Al menos 6 de éstas informaciones responden al interés directo de la atención sanitaria de las infecciones y contagios de covid19, ya que una de ellas responde a la “adquisición de pautas publicitarias”.

En concreto, el gobierno oficializó la reserva de memoramdums y correspondencias de los procedimientos sobre los “mecanismos de toma, procesamiento y divulgación de resultados de pruebas covid19” (11/06/2020); así como aquella relacionada con los “procesos de adquisición de vacunas contra SARS-COV-2”; el “registro de cabinas destinadas a la vacunación contra el SARS-COV-2” y el Plan Nacional de Despliegue de Vacunación contra el SARS-COV2 (11/03/2021)

En última instancia, el gobierno decretó la reserva del documento que detalla “El Plan Nacional de Salud”, del Despacho Ministerial, incluyendo sus anexos (13/09/2021), según se constata en el Índice de Información Reservada del MINSAL.

La judicialización de las irregularidades también preocupan al FNS. De hecho, procedieron apenas cinco días desde que la nueva administración legislativa tomó el poder, para la promoción de la “Ley para el Uso de Productos para Tratamientos Médicos en Situaciones Excepcionales de Salud Pública Ocasionadas por la Pandemia COVID-19”, que fue aprobada en octubre de ese año, con 61 votos a favor, principalmente del partido Nuevas Ideas; y 3 en contra más 2 abstenciones.

Las mismas justificaciones de reserva han sido decretadas a partir del 11 de junio de éste año, hasta el 13 de septiembre. La primera, en particular, responde a la reserva de información relativa a la “Documentación incluyendo los memorándum y correspondencia generada por el Laboratorio Nacional de Salud Pública, que contenga información relacionada a los mecanismos de toma, procesamiento y divulgación de resultados de pruebas para COVID-19, dirigidas a las distintas dependencias del Ministerio de Salud”.

Minsal también decretó como información reservada los «Documento “El Plan Nacional de Salud”, incluyendo anexos». Sin embargo, la reserva de información, y la desactualización de los datos hacen cuestionar la verosimilutud de las fuentes oficiales. De hecho, el Instituto de Métricas de la Universida de Washington estimó un incremento inusual en los registros de infecciones de covid19, en el caso de las Américas.

Alabí, al respecto, cuestionó la verasidad de los informes, al tratarse de informaciones. En su opinión, “toman datos que no son realmente certeros, sino que son estimaciones de los datos. Se basan en proyecciones que vienen de proyecciones. Realmente no son un dato fidedigno”. Por ello, sostuvo que ante el incremento de casos, convenía a la población mantenerse informada por los medios oficiales, pese que éstos aún no están actualizados hasta la fecha.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias