spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

¿Qué hacer con tanto poder? (2)

Esperamos que el respaldo electoral alcanzado por NI lo conduzca -como planteamos en el artículo anterior (1)- a refundar el país. Eso le haría pasar a la historia.

Se necesitan funcionarios honrados y respetuosos de la ley, que establezcan consensos con todos los actores de la sociedad para establecer una estrategia que permita al país dar un salto de calidad. En ese artículo mencionamos el caso de Irlanda, sobre el cual resumiremos aquí la entrevista que en 2007 hizo Estrategia & Negocios a David Lovegrove (2)

Irlanda era un país agrícola, con balanza comercial negativa, corrupción, bajo ingreso per capita, pobreza extrema, delincuencia, emigración, desempleo, inflación y violencia.

El cambio le permitió pasar de un ingreso per capita anual de $9,100 en 1988 a $44,500 en 2006(3); su PIB era 60% del promedio de la Unión Europea, al que superó en sólo 10 años. En 2007 era 140% de dicho promedio, teniendo el segundo PIB per capita mayor del mundo(4). En 1992 ya tenían fuerte crecimiento económico, pero el desempleo permanecía elevado.

¿Cómo cambiaron? Lovegrove señaló: “fuimos afortunados de tener líderes visionarios”: el presidente formuló las bases y reunió a sindicatos, sector privado y gobierno para concertar. Los sindicatos aceptaron incrementos salariales de 5 al 6%, con inflación de 23%; los empleadores adoptaron políticas socialmente responsables para sus empleados; el gobierno formuló finanzas públicas incluyendo a ambos sectores, lo que perdura. “Todos sacrificaron mucho y aceptaron muy poco a cambio”

El pacto firmado en 1987 cambió todo. Crearon FORFAS, un think tank gubernamental para el desarrollo empresarial, que desde el pacto es dirigido alternamente cada cinco años por un líder empresarial y luego un líder sindical. Los gobiernos deben enmarcarse dentro de la planificación de largo plazo así generada. Esa estabilidad es un atractivo para inversionistas extranjeros y nacionales.

Conjuntamente determinaron cómo hacer que el país destaque, para ser identificado como un lugar seguro para invertir.

Otra agencia es PROESA, para crear y dar seguimiento a inversiones. Las priorizaron en educación, infraestructura y telecomunicaciones. Por dos décadas no lograron atraer inversión, pero el gobierno les mantuvo apoyo financiero, que era 15% de la recaudación de impuestos sobre ingresos. Aprendieron al equivocarse, y sirvieron de ejemplo a Singapur, Dubai y Costa Rica.

Lovegrove enfatizó que el factor de éxito fue el pacto. El compromiso del gobierno y la comunicación entre sectores generó trabajo conjunto y conciencia nacional. Esto último por educación, que logró que la población los apoyara: desde el funcionario de aduanas y el taxista en el aeropuerto dirigen amablemente al inversionista extranjero hacia las agencias que debe visitar.

Lo último fue resultado de incidir en la cultura, especialmente en las nuevas generaciones, que no conocieron las limitaciones que padecieron sus mayores: tomaron conciencia que lo ganado podía perderse, aceptando limitaciones para no terminar en recesión.

Firmas irlandesas tomaron control de empresas internacionales. Cement Roadstone Holdings, una de las cuatro compañías públicas grandes, tiene 80% de sus negocios fuera del país. Los bancos irlandeses son dinámicos. Apoyaron firmas pequeñas para hacerlas crecer y convertirlas en proveedoras de empresas internacionales; como Dell, IBM, Apple, etc habiendo quintuplicado el número de empleados.

Son cautelosos cuando multinacionales compran empresas locales. Muchos países cuentan eso como inversión, aunque no hay incremento en su capacidad productiva; pero Irlanda pone el énfasis en agregar más PIB para obtener crecimiento.

Incentivan a empresas extranjeras: impuestos 10%, 100% del costo si entrenan al personal y subsidios en efectivo, que llegan a 50% en las regiones más pobres. Iguales incentivos dieron a firmas nacionales para expandirse o diversificarse. Así promovieron pequeñas empresas hasta volverlas internacionales, siempre que el análisis mostrara que sobrevivirían. Para hacer el análisis formaron expertos sectoriales.

El Irish Development Agency apoya la industria extranjera, y el Enterprise Ireland  a la local. La última tiene oficinas en el país y en el extranjero, para promover exportaciones.

Estos cambios significativos fueron logrados en relativamente poco tiempo, gracias a entendimientos logrados entre los principales actores de Irlanda.

En El Salvador, NI cuenta con el respaldo logrado en las elecciones para pasar a la historia refundando al país buscando los consensos que permitan convertirlo en un lugar para todos

  1. https://www.contrapunto.com.sv/opinion/columnistas/que-hacer-con-tanto-poder/2605
  2. La Receta de los Celtas, Estrategia & Negocios, Noviembre 2007, pags 36-50
  3. En 2020 fue de $EUA73,590, uno de los más altos del mundo
  4. En 2020 fue €366,506M
José Arnoldo Sermeño
José Arnoldo Sermeño
Ph. D. y Maestría en Demografía, Licenciatura en Ciencias Sociales y Licenciado en Ciencias Naturales y Matemática. Ex funcionario de ONU, BCIE y SICA. Salvadoreño-hondureño y columnista de ContraPunto

Últimas columnas