spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Enero en nuestra Historia

Existen muchísimos hechos políticos importantes en la historia política y social de El Salvador que ocurrieron en enero, y que no estarán mencionados en este artículo. Pero, permítanme hacer un recorrido rápido por nuestra historia de los siglos XX y XXI, para citar al menos cuatro hechos que han quedado grabados en mi memoria. Y que por cierto, de algunos ya no se habla mucho, pero de otros, seguramente nos acordaremos siempre los que pertenecimos al FMLN histórico, porque de alguna manera hemos estado implicados en ellos.

En orden cronológico: la insurrección campesina, el golpe de estado de los militares y la masacre de miles de campesinos e indígenas en el occidente del país entre el 22 y el 25 de enero de 1932. La “ofensiva final” del FMLN el 10 de enero de 1981, que resultó ser la ofensiva inicial de la guerra civil salvadoreña. La firma de los Acuerdos de Paz, en el castillo de Chapultepec, México el 16 de enero de 1992. Y la muerte de Schafik Handal, el 24 de enero de 2006.

Sobre los acontecimientos de 1932, en su libro “El Salvador (Monografía), escrita en 1965, en la que hace un recorrido histórico desde la conquista española, siglos XV y XVI, hasta el Gobierno del coronel Julio Adalberto Rivera, 1964, Roque Dalton inicia el capítulo sobre el tema diciendo: “Ya planteado el nuevo panorama de dominación oligárquico imperialista en sus rasgos fundamentales (la consolidación definitiva sería, para la oligarquía criolla, la masacre del año 32, y para el imperialismo norteamericano la Segunda Guerra Mundial)”. Más adelante hace referencia a la sustitución del presidente Arturo Araujo por el general Maximiliano Hernández Martínez, a través del golpe de estado; y dice que nunca se sabrá la cifra exacta de los muertos. Pero, cita como hecho revelador, que: “El general Tomás Calderón, en un telegrama al presidente Martínez, aseguraba que en los primeros días de la represión había liquidado a seis mil comunistas.” Y luego, cita a un periodista norteamericano que en su libro dice que fueron 12 mil; a fuentes militares salvadoreñas que dicen que fueron no menos de 24 mil. Y por último hace referencia a que los cálculos de las organizaciones revolucionarias salvadoreñas son de 30 mil. Y recuerda también, la captura y fusilamiento de los dirigentes del recién formado Partido Comunista: Farabundo Martí, Mario Zapata y Alfonso Luna.

La ofensiva del 10 de enero de 1981, fue un tardío intento de insurreccionar al movimiento popular; pero, en su defecto, sí nos permitió definir a los más comprometidos con el FMLN, para que se movilizaran hacia los incipientes frentes de guerra.

Sobre la firma de los Acuerdos de Paz del 16 de enero de 1992, que muchos critican porque a su juicio no sirvieron para nada, porque estamos igual, o peor que antes, según ellos; no se puede negar que cumplieron con su cometido histórico. Permitieron parar la guerra, debilitar al militarismo y abrir los espacios democráticos. Otra cosa es el hecho de que el FMLN haya fracasado en sus dos periodos presidenciales.

Mi libro autobiográfico “Memorias de un guerrillero” comienza con el asesinato de Roque Dalton, el 10 de mayo de 1975, y termina con la muerte de Schafik Jorge Handal, el 24 de enero de 2006. Estos dos hechos históricos, en cierta manera marcan el inicio y el final de un ciclo histórico del FMLN. En dicho libro me refiero a la muerte de Schafik, de la siguiente manera: “La tarde del 24 de enero de 2006 murió Schafik Jorge Hándal, de un paro cardíaco que lo sorprendió en el aeropuerto de Comalapa, cuando venía de Bolivia, de participar en la toma de posesión del presidente Evo Morales. Con Schafik no muere, pero si termina una parte importante de la historia de la izquierda, del Partido Comunista y del FMLN en El Salvador.”

spot_img

Últimas entradas