spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Corrupción el común denominador

La caricatura de Rush en la dibuja ha los integrantes del FMLN peleándose por la dirección de lo que fue una organización polí­tica y me recuerda lo sucedido en ARENA tras las muerte del mayor d´Aubuisson en donde las facciones Cristiani y Calderón se enfrentan buscan un candidato a la presidencia a una persona que les haga los mandados y así­ surge Francisco Flores por supuesto es salió vivo y trató de apoderarse de la institución, creando una enorme desintegración incorporando a militares retirados para controlar lo que terminó debilitando más al partido. Luego de la manga a otro candidato quien también deberí­a hacerles los mandados y piensan que el Antonio Saca era el indicado, el tiro también les salió por la culata pues este hizo lo que quiso con el gobierno y se acabo al partido nombrando a un candidato presidencial que era apoyado por lo que entonces quedaba de ARENA.

No se si Rush publicó caricaturas de ARENA, rompiéndose la madre o por trabajar el periódico cuya dirección participaba en estos desmanes y coberturas de hechos turbios, le prohibió hacerlo.

Esta caricatura aparece con noticias relevantes sobre enriquecimiento ilí­cito de dirigente del FMLN y la incautación de propiedades mal habidas de exmiembros de ARENA.

Lo que se viene a la mente es “Ratas del mismo maizal” a nadie le cabe duda de que el FMLN conoció de la corrupción de los 20 años de ARENA y guardó silencio. El favor fue pagado con el silencio de ARENA sobre los 10 años de corrupción del FMLN. Es de hacer notar que la prensa guardo hermetismo total sobre el tema de corrupción de 30 año de gobierno mientras se les mantení­a el monopolio de la importación del papel.

Pero se debe aclarar que dentro ambas instituciones polí­ticas hubo personas muchas fallecidas y algunos sobrevivientes que tení­an el ideal de un pueblo mejor y honradas intenciones, pero los ambiciosos se encargaron de matar fí­sica y polí­ticamente a estas personas que por principios no serí­an cómplices del enriquecimiento ilí­cito que se daba en detrimento del pueblo.

Las voces que en ese tiempo se trataron de dar a conocer lo que sucedí­a fueron anuladas. El sistema corrupto era el que dominaba y lograron mantener su dominio, hasta que el humilde pueblo que creyó en sus promesas comprobó al ver su nivel de vida bajar y los ilí­citos y polí­tico generar riqueza; que decide ejercer su derecho soberano y en las urnas les arrebata en derecho a gobernarnos.

El pueblo tiene claro que el ejecutivo a cambiado, pero estos grupos aún cuentan con enorme poder en los tres poderes del estado y harán hasta lo imposible para que el ejecutivo no logre establecer el nuevo régimen que debe acabar con la corrupción para que los recursos del gobierno sean suficientes para dar a su pueblo las oportunidades que trabajando le permita salir de la miseria.

Por esta razón el presidente Bukele nos invitó a jurar junto a él que cada salvadoreño desde nuestro lugar de trabajo lucharemos por volver el paí­s productivo que fuimos y alcanzada esta etapa, expandir el desarrollo y bienestar que no lleva a ser un ejemplo de desarrollo mundial.

La tarea no es fácil, el enemigo luchará a muerte por conservar sus privilegios, pero el futuro de hijos y nietos vale cumplir con este juramento.

Nadie detendrá el progreso de todos los salvadoreños, junto el Salvador del Mundo, nadie.

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

Últimas entradas