- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

Viruela Símica: OMS considera emergencia sanitaria, y se alista El Salvador

¡Sigue nuestras redes sociales!

Viruela del Mono: Emergencia Internacional declaró la OMS. Hay 16 mil infectados, pero 0 casos en El Salvador. Francisco Alabí anunció la aplicación de “lineamientos contra la viruela símica”.

Por Alessia Genoves


Emergencia Internacional”, así es como algunos define a la Viruela Símica, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus. La valoración ha sido compartida por algunos de los miembros del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), pero la diferencia aritmética “no llegó a un consenso”. Pese a ello, países como El Salvador ya anunciaron la imposición de medidas sanitarias para la contención de la enfermedad.

16 mil casos de viruela símica” han sido reportados a “75 países del mundo desde principios de mayo de 2022”. El riesgo moderado” de infección demostraría, para Tedros, que la enfermedad “constituye una emergencia de salud pública internacional”. Éstas declaraciones fueron conferidas en la segunda reunión del RSI, de éste sábado.

Tenemos un brote que se ha propagado rápidamente por todo el mundo, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los cuales sabemos muy poco y que cumple con los criterios del Reglamento Sanitario Internacional”, justificó Tedros a su resolución.

El Salvador, por su parte, ya contaría con medidas de seguridad. Ésta declaración responde al titular del Ministerio de Salud (Minsal), Francisco Alabí, quien informó que el país ya cuenta con los “Lineamientos Técnicos para la detención y control de la Viruela Símica”, que estarían vigentes desde el pasado 8 de julio. Según lo detalló, el documento “brinda todo el protocolo a seguir para la detección, seguimiento, abordaje y tratamiento médico”, en respuesta de la enfermedad.

Virus y Tratamiento

Viruela Símica” es la denominación castellana con la que la OMS refiere al patógeno de género “Orthopoxvirus”, de la familia “Poxviridae”. Sin embargo, la enfermedad, en sus afectaciones visibles, es conocida como la “viruela del mono. Según lo describe la institución, la enfermedad sería de origen animal, proveniente de “zonas de selva tropical de África Central y Occidente”.

3% y 6%” es latasa de letalidad” de las infecciones de la nueva variante. Según la OMS, sus cuadros sintomáticos “duran de 2 a 4 semanas”, tras una infección con el portador mediante “contacto directo con la sangre, líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados”. Ésta enfermedad, sin embargo, no sería transmitida exclusivamente al ser humano, ya que los estudios iniciales habrían demostrado que otros mamíferos roedores podrían ser también portadores.

Tecovirimat” es nombre de un medicamento antivírico recomendado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que dedicaría a los pacientes afectados. Sin embargo, la OMS informa que éste “todavía no está ampliamente disponible”; y que su administración sólo podría darse bajo “condiciones ideales” y bajo “investigación clínica”. Entretanto, la organización sostiene que atención debería “optimizarse al máximo”, con la prescripción de líquidos y alimentos, y la atención de “infecciones bacterianas secundarias”.

Vacunación” preventiva contra la viruela común podría disminuir las complicaciones de la “viruela símica en al rededor del 85%”, según lo señala la OMS. También añade que la vacunación preventiva podría influir a que el virus sea “más leve”; y que su aplicación “confieren cierta protección cruzada para la respuesta inmunitaria contra los ortopoxvirus”.

Propagación y Recomendaciones

En apenas tres meses, las infecciones llegaron a los “15,510 individuos”, hasta el pasado 21 de julio. Las estadísticas globales del portal Our World in Data hacen notar que una rápida frecuencia de transmisión del virus; siendo julio el mes con mayores reportes. Éstos datos varían respecto a las estimaciones anunciadas por la OMS, desde el pasado sábado; por que éstas últimas podrían interpretarse como una aproximación. Sin embargo, el portal excluye de sus métricas a países como “Bolivia, Islas Caimán, Haití, Irán, Pakistán, Somalia, Sudán, Uganda, Uruguay y Zambia”

Panamá” llevaría al menos 1 caso reportado desde el pasado 1 de julio; y “Costa Rica” se sumaría a los registros de infección, con al menos otro caso confirmado, desde el pasado 20 de julio hasta la fecha. Ambos casos corresponden a las bases de datos registradas por Our Word In Data. Sin embargo, la institución excluiría a países centroamericanos como Guatemala, Belice, Nicaragua, Honduras y El Salvador, que presumiblemente no reportaría casos confirmados por infecciones de la viruela símica, hasta el pasado 21 de julio.

Al respecto, Tedros dirigió una serie de recomendaciones a países como “aquellos que aún no han notificado un caso de viruela del simio, o no han notificado algún caso durante más de 21 días”. A éste grupo poblacional podrían figurar países como El Salvador, más los otros 4 de América Central. También las dirigió a aquellos “con casos de viruela del simio importados recientemente y están experimentando transmisión de persona a persona”.

  1. Involucrar y proteger a las comunidades afectadas
  2. Intensificar las medidas de vigilancia y salud pública
  3. Fortalecer la gestión clínica y la prevención y control de infecciones en hospitales y clínicas
  4. Acelerar la investigación sobre el uso de vacunas, terapias y otras herramientas
  5. Y recomendaciones sobre viajes internacionales

Tedros también compartió recomendaciones a aquellos países “con transmisión de viruela símica entre animales y humanos”; es decir, por “transmisión zoonótica”. Entre ellas, recomendó la activación de mecanismos nacionales de salud, implicando a las autoridades de salud pública, veterinaria y silvestre. Al mismo tiempo, recomendó la el monitoreo y el estudio de los patrones de transmisión, actualizados, con alcance a humanos y animales.

Otras recomendaciones referían a un cuarto grupo demográfico, al que Tedros calificó por su “capacidad de fabricación de diagnósticos, vacunas y terapias”. Entre ellas, indicó que los Estados representados “deberían aumentar la producción y la disponibilidad de contramedidas médicas”. También les recomendó “trabajar con la OMS para garantizar que los diagnósticos, vacunas, terapias y otros suministros necesarios estén disponibles en función de las necesidades de salud pública, la solidaridad y a un costo razonable para los países donde más se necesitan”.

El Salvador, por su parte, contaría con los “Lineamientos técnicos para la detección y control de casos de viruela símica”, una respuesta que se habría anticipado al menos 21 días respecto a al divulgación de la emergencia sanitaria. ContraPunto tuvo acceso al enlace del documento, sin embargo, éste redireccionaría a una de las páginas del soporte técnico.

Bajo esas condiciones, no es posible constatar las declaraciones del ministro de salud, Francisco Alabí. Sin embargo, asegura que como país “hemos capacitado a todo el personal técnico y las Oficinas Sanitarias Internacionales mantienen la vigilancia epidemiológica, en todas las fronteras”, en respuesta de la viruela símica.

Recordamos que al momento no registramos ningún caso. Estamos preparados para afrontar cualquier situación de salud pública”, seguró.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias