spot_img
spot_img

Propuesta para la empleabilidad docente en el Magisterio Nacional

¡Sigue nuestras redes sociales!

El Magisterio Nacional como tal, demanda una Política Púbica Integral para la Empleabilidad (PPIE), necesaria para “Cualificar” el Sistema

spot_img

Por Santiago Sorto

En las últimas décadas en nuestro país ha reinado un elevado de déficit de Desempleo, calculando el 6.3% para el 2019 (1), esto debido a múltiples factores entre ellos la baja cualificación del Recurso Humano, que tiene que ver con la Educación en dos principales sentidos, uno al Bajo Nivel Educativo del Salvadoreño en Promedio, y por otro,  a la poca formación Técnica y Tecnológica, esto asociado en términos generales a las políticas públicas de los gobiernos que no han sido capaces de cambiar esta realidad.

 A esta herencia, no escapa la realidad del Sistema Público de Educación, en donde se estima que tenemos aproximadamente unos 22,000 docentes sin plaza (2), situación que se ha venido agudizando en las últimas décadas creando una “Crisis del desempleo Docente”, la cual demanda de la intervención creativa y un gran esfuerzo económico de parte de las autoridades del Ministerio de Educación para solucionarla.

El Magisterio Nacional como tal, demanda una Política Púbica Integral para la Empleabilidad (PPIE), necesaria para “Cualificar” el Sistema y aspirar a la tan anhelada “Calidad Educativa” que garantice el Desarrollo Económico y Social, basta con recordar ejemplos de países como Singapur, que lograron salir de la condición de subdesarrollo, precisamente porque le apostaron a la Educación como estrategia transversal.

En este sentido, es necesario hacer efectivo el “Natural Relevo Generacional”, de manera que ingresen nuevos Docentes al Magisterio Nacional, proceso que de manera inercial lo tenemos ya a la vuelta de la esquina con la tan esperada Reforma Integral al Sistema de Pensiones, pero la “Reforma” por si sola no resuelve este problema, para ello es necesario ser creativo, y sobre todo, hacer un enorme esfuerzo económico gubernamental para lograrlo.

La Reforma de Pensiones, si bien es cierto, ayudará a resolver el problema de manera automática, pero; ¿Porque no le inyectamos un Plus y convertimos las partidas de sobresueldos por doble sección vacantes por jubilación en plazas por Ley de Salario?

¿Como así?, bueno, entremos en materia (Matemática por cierto), con la Reforma de Pensiones, se estima que cerca de 10,000 docentes se estarían retirando por haber cumplido tiempo y/o edad de servicio, estas plazas vacantes pasarían a ser sustituidas de inmediato por igual número de Docentes (Interinatos y posteriormente publicadas en concurso por el Tribunal Calificador) resolviendo así la empleabilidad para más del 40% de los docentes sin plaza (10,000 de 22,000)

Ahora surge la pregunta, ¿Y qué pasa con los 12,000 maestros restantes? Pues he aquí el kid de la cuestión, para resolverlo, bien se podría estudiar la posibilidad de “convertir los sobresueldos por doble sección dejados por los maestros a retirarse, en Plazas por Ley de Salario”, a través de un Acuerdo Legislativo a iniciativa del Ministro de Educación, creando con ello al menos unas 8,000 plazas de inmediato, llegando a cubrir 18,000 en total y muchas más en una lógica gradual en lo sucesivo.

Sabemos que esto significaría una enorme erogación de Fondos Económicos, y que para ello se tienen que hacer estudios autoriales, de viabilidad y sostenibilidad financiera, pero que de convertirse en una realidad, se estaría haciendo historia en nuestro país; justicia con las madres y padres de familias que soportaron los costos económicos de la carrera de sus hijos/as; se estaría haciendo justicia para la misma sociedad, que pese a haber invertido en la formación de los docentes  no han podido devolver el favor recibido (La Universidad de El Salvador en particular); y finalmente; se estaría haciendo justicia para los mismos docentes que han invertido tiempo y esfuerzo en su formación académica-profesional y que por años han estado esperando su plaza (algunos hasta 20 años) y que hoy por hoy les ese sistema les ha jugado en contra, y que es en ese mismo sistema, ahora,  en quien ellos depositan la esperanza de devolverles lo que se merecen, su anhelada Plaza Oficial por Ley de Salario.

1).OIT, Covid 19 y el Mundo del Trabajo: Punto de partida, respuesta y desafíos en El Salvador

2).MINED, 2019, (18,000 Docentes), Elaboración Propia (Proyección al 2,022 22,000 Docentes)

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Santiago Sorto
Santiago Sorto
Actualmente Director Unidocente del Centro Escolar Caserío El Chaguitón, Cantón Palo Galán de Santa Rosa Guachipilín. Ex-catedrático Universitario de UNICAES Y UES-FMOcc, Colaborador de ContraPunto

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias