spot_img
spot_img
sábado, 18 de septiembre del 2021

Minerí­a, el engaño vestido de oro

La iglesia católica, la UCA y organizaciones ambientales han hecho un llamado común a prohibir la minerí­a metálica en El Salvador

spot_img

El Salvador, el paí­s más pequeño de Centroamérica, está bajo el acecho de una industria que busca extraer metales preciosos  a costa de la destrucción de bosques, de la contaminación de rí­os y de la vida de la población, la minerí­a metálica es una actividad que llevarí­a “al suicidio colectivo”, aseguran defensores del medio ambiente.

La minerí­a no es un tema nuevo en el paí­s, data de años y ya hay estragos ambientales, uno de los lugares más representativos que fue destruido por la labor minera es el Rí­o San Sebastián, en el departamento de La Unión.

El drenaje ácido proveniente de la actividad minera realizada en el Cerro de San Sebastián, proyecto que fue dirigido desde 1968 por la multinacional Commerce Gruop, hizo que las aguas del rí­o se tornaran color marrón y que su olor fuera a moho, la calidad del agua es pésima, según informes oficiales, por lo que no es apta para consumo humano, ni para labores domésticas.  

Actualmente uno de los municipios con mayor amenaza  es San Isidro, Cabañas, lugar donde ambientalistas han denunciado en reiteradas ocasiones que son ví­ctimas de  hostigamientos y amenazas a muerte por su lucha contra la minerí­a  y otros proyectos que degradan el medio ambiente. También han denunciado el asesinato de cuatro ambientalistas que se oponí­an a la minerí­a, tres en 2009 y el otro en 2011.

Por esas y otras razones organizaciones ambientalistas como la Mesa Frente a la Minerí­a Metálica ha luchado durante años por una ley que prohí­ba la minerí­a. Recientemente representantes de la Iglesia Católica, de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), Cáritas y alcaldes de diversos municipios del paí­s se han unido a la lucha contra la minerí­a y han solicitado  que la Asamblea Legislativa que aprueben una ley que prohí­ba definitivamente la actividad minera en El Salvador.

El pasado 7 de febrero el arzobispo de San Salvador, José Luis Alas, llegó a la Asamblea Legislativa con un anteproyecto de ley para que se prohí­ba de forma definitiva la minerí­a en el paí­s.  

En octubre de 2016, el arzobispo ya habí­a hecho un llamado a los diputados durante una de sus habituales conferencias en Catedral Metropolitana, en esa ocasión expresó que “como iglesia elevamos la voz una vez más para exigir que la asamblea legislativa prohí­ba de una vez la minerí­a a cielo abierto y mediante cianuro”.

Junto al jerarca católico llegó el sacerdote Jesuita, Andreu Oliva, actual rector de la UCA, quien enfatizó en que el hecho de que no exista una prohibición para la explotación minera en el paí­s representa un “grave peligro para el medio ambiente y sobre todo al agua que el paí­s tiene ya de manera muy escasa; entonces, que no se dejen convencer por estas empresas mineras que nos han engañado de distintas maneras”.

Recalcó que  es usual que las empresas mineras recurren a la astucia para llegar a las personas de los lugares que quieren explotar y buscan alianzas para realizar sus labores.

Entre el 2000 y 2010, la dirección de Minas e Hidrocarburos del Ministerio de Economí­a recibió 95 solicitudes, tres de explotación minera y 92 de exploración de parte de distintas empresas. Sin embargo, una moratoria administrativa emitida en 2009 ha logrado parar, momentáneamente, las concesiones.

Para los ambientalistas la moratoria no es suficiente, pues no es garantí­a de que más adelante no se revoque y que la minerí­a metálica se aun hecho “es necesario que se apruebe una que la prohí­ba definitivamente, el oro es atractivo para las grandes empresas y con obras sociales tratan de convencer, pero su extracción destruirí­a a El Salvador, acabarí­a con la vida y el ambiente”, dijo Bernardo Belloso, presidente de Cripdes, entidad que el pasado 8 de febrero también pidió que discutan y aprueben una Ley Contra la Minerí­a.

La titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl,  en una entrevista a un canal nacional, recalcó que en El Salvador no existen las condiciones ambientales para llevar a cabo la minerí­a metálica.  Y agregó que ahora  “hay acuerdo entre sectores: iglesias y partidos” puede ser el momento indicado para aprobar una Ley que prohí­ba definitivamente la minerí­a metálica.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias