spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Inicia cuenta regresiva para un cambio en ARENA

El diputado tricolor y presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que se tiene que decidir en estos momentos si seguirá siendo un partido conservador o se volverá un poco más liberal.

spot_img

Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), se acerca a la hora cero, cuando el 25 de este mes lleve a cabo sus elecciones internas en donde elegirá a los nuevos miembros del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), y de otras estructuras internas como la Comisión Polí­tica (COPOL), que tienen la difí­cil tarea de preparar a un instituto polí­tico que debe cambiar si pretende salir bien parado en las elecciones para alcaldes y diputados en 2021 y los complicados comicios generales de 2024 en donde también se elegirá al presidente del paí­s.

Con un proceso que sigue el Tribunal de Primera Instancia contra cuatro de sus diputados: Milena Mayorga, Felissa Cristales, Arturo Magaña y Gustavo Escalante, por supuestamente haber violado estatutos de ese partido y la pérdida de simpatizantes tras las elecciones presidenciales de febrero pasado, ARENA tiene que dar un giro para tratar de levantar cabeza.

El presidente de la Asamblea Legislativa y diputado de ARENA, Norman Quijano, considera que las dos personas que van a competir en las internas con sus respectivas planillas; se refiere a Francisco Manzur, director nacional del sector empresarial del partido y  Gustavo López Davision, empresario del sector farmaceútico y exprecandidato a la presidencia del paí­s, son jóvenes que pueden aportar mucho al partido.

 

“Las dos planillas están conformadas por personas que conozco y algunos de ellos tienen larga trayectoria, hay mucha inyección de juventud; tanto Manzur como López Davison son mis amigos y sobre ellos está cayendo una enorme responsabilidad”, sentenció.

Reconoció que a ARENA le ha hecho mucho daño la conflictividad interna, más que el propio resultado electoral de febrero.

Agregó que han estado en problemas por algunos pequeños seudo polí­ticos, micro intereses clientelares de algunos funcionarios que están en el ejercicio del poder y otros dicen incluso, que por intereses de los donantes del partido,

Lo cierto para Quijano es que ARENA debe abrirse y ser más influyente. Está convencido que su partido no va a desaparecer, pero se requiere ser más tolerante.

“Ciertamente en las actuales circunstancias y en esta coyuntura, no tenemos viento en cola, nos tenemos que hartar de paciencia y ser tolerantes para soportar todas las cosas que hemos estado viviendo”, dijo Quijano

ARENA tiene que decidir en estos momentos si seguirá siendo un partido conservador o se volverá un poco más liberal en materia económica para no caer en mercantilismo; además, el partido tiene que ser más abierto en lo que respecta a economí­a de mercado, abrir discusiones de temas que no son muy convencionales para los areneros como el aborto o los matrimonios igualitarios, opinó.

Contradictoriamente señala que la ARENA democrática, conservadora, anticomunista y conservadora desde el punto de vista religioso, seguirá manteniéndose, porque ha sido la bandera que han alzado por más de 30 años de existencia del instituto polí­tico.

Si habrá un viraje sobre los temas anteriormente mencionados, son atribuciones que deberán tomar las nuevas autoridades, “Yo sí­ creo que ARENA va a resurgir con mucha fuerza”¦ vamos a tener otra oportunidad

Quijano prefiere no hablar del proceso que realizan en contra de cuatro de sus diputados y desconoce a qué obedecen los posicionamientos que han tenido y lo único que queda es esperar cuál será la resolución que tome el tribunal.

ARENA, fue fundada el 30 de septiembre de 1981 por el militar retirado Roberto d’Aubuisson Arrieta, que en 1992 la comisión de la verdad El Salvador, formada por las Naciones Unidas, lo mencionó en su informe como el autor intelectual del asesinato del arzobispo Óscar Arnulfo Romero en 1980.

Hoy, el partido está pasando por uno de los eventos más difí­ciles desde su creación. 20 años de gobierno lo han desgastado. Alfredo Cristiani (1989-1994); Armando Calderón Sol (1994-1999); Francisco Flores (1999-2004) y Antonio Saca (2004-2009).

El expresidente Flores, falleció el 30 de enero de 2016. En el 2014 la Fiscalí­a General de la República (FGR), lo acusó de enriquecimiento ilí­cito, peculado y desobediencia por el caso de donaciones del gobierno de Taiwán.

Antonio Saca fue condenado a 10 años de prisión por peculado y lavado de dinero y activos, junto con otros tres exfuncionarios y tres exempleados de Casa Presidencial, luego que confesara el cometimiento de dichos delitos.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias