spot_img
spot_img

Gobierno pagará los Eurobonos de 2023: Bank of America

¡Sigue nuestras redes sociales!

$800 millones de Eurobonos 2023 serán pagados, prevé Bank of America. Morgan Stanley comparte la valoración. Indica que la economía mejoraría si nacionaliza las pensiones y emite Bonos Bitcóin, que también recomienda Moody’s.

Por Alessia Genoves


Gobierno pagará los Eurobonos de 2023” expresó Bank of Amerkia (BofA). La declaración responde a sus expectativas divulgadas en el reciente informe titulado “El Gobierno puede salir un paso adelante el próximo año”. Los títulos valores tienen un valor de $800 millones de dólares, y fueron emitidos en la fecha del 24 de enero de 2003, durante el gobierno del expresidente Francisco Flores (1999-2004); y vencen en la misma fecha. Durante ese tiempo no se saldaron al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero el gobierno salvadoreño anunció que, hasta el pasado 21 de septiembre, se oficializó la venta de $133,043,000 dólares.

91,268% es el incremento en el valor de los activos. Tienen la denominación de EuroSv2023 en el mercado bursátil, cotizado en la Bolsa de Valores de Luxemburgo, según lo detalla la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF). BofA fija sus expectativas en el pago de la deuda, con la ayuda de los inversionistas locales, quienes habrían anunciado tener confianza con el gobierno salvadoreño, en una “relación simbiótica”.

$4,289 millones de dólares en impuestos recaudó el Ministerio de Hacienda, desde el mes de enero hasta las primeras semanas del mes de agosto. BofA se reunió con gobernantes, legisladores y empresarios. Citó los registros del Banco Central de Reserva (BCR), y concluyó que la recaudación tributaria ascendió al 50%, respecto al año anterior, contribuyendo al Producto Interno Bruto (PIB), en un 3%. Ésta y otras políticas, como el subsidio a los impuestos a la gasolina y gas licuado y la promesa de nacionalizar el Sistema de Pensiones, a su juicio, podrían mejorar las condiciones económicas de El Salvador.

$800 millones: EuroSv2023

Estamos convencidos de que el gobierno pagará los Eurobonos de 2023”, es la frase completa que la BofA hizo patente en el citado informe. La valoración responde a un criterio de análisis sobre la “capacidad de pago” del país. El análisis también implica la participación de los inversionistas locales, quienes, a su juicio, “parecen tener mucha más confianza que los inversionistas extranjeros en que el gobierno saldrá del paso”

$133,043,000 dólares del valor de los títulos valores EuroSv2023 han sido vendidos, según lo anunció el gobierno salvadoreño, a través del portal de noticias “Cisión”. La cifra corresponde, sin embargo, al 22.44% de los $800 millones de dólares de la deuda adquirida en el año 2003. Sin embargo, la venta llegó al 74.11%, siendo una cifra de $133,043,000 dólares; mientras que el saldo restante constituye un valor de $666,957,000 dólares

91% es el porcentaje al que los euro bonos salvadoreños aumentan la cotización en el mercado bursátil. Particularmente, los préstamos del financiamiento llegaron a adquirirse en desembolso de $348.5 millones de dólares, hasta los $451.5 millones de dólares, bajo la administración del Ministerio de Hacienda. Ambos prospectos definían código ISIN de sus bonos en “USP01012AJ55”.

Paso adelante

Relación simbiótica, capacidad de pago y fuertes incentivos a inversionistas prepago” han sido algunas de las observaciones del BofA, para referir expectativas sobre la administración y las previsiones de la conciliación de la deuda pública y privada a corto plazo.

BofA, en incisos anteriores, refiere el análisis a métricas como las de la liquidación de las de la conciliación de la deuda pública, en proporción con el PIB. Es decir, señala una contracción de hasta el 79.2% en el año 2021, respecto al 92% del año 2020 en su cierre fiscal. Sin embargo, se observa que el gasto público ha incrementado a más de un 80% en el transcurso del año 2022; aunque la institución bancaria asegura una “disminución a 79,7% del PIB y 79,2% para 2023 y 2024, respectivamente”, pese a que no se han divulgado las leyes del Presupuesto General de la Nación, ni los informes de resultados, para esas fechas.

Creemos que los inversionistas locales tienen un fuerte incentivo para continuar refinanciando la deuda interna”, valoró la institución bancaria. Refiere dicha observación a las aportaciones de los inversionistas, del Sector Público No Financiero (SPNF); e incluso al Fondo de Pensiones, de las Asociaciones Financieras de Pensiones. De acuerdo por la información citada por la SSF, “el 81% de los activos bajo administración de las AFP están invertidos en valores del sector público, y la exposición de los bancos asciende al 10% de los activos en sus balances”.

Sin embargo, “para las AFP, un incumplimiento soberano podría llevar al gobierno a nacionalizar los sistemas de fondos de pensiones para reemplazar el financiamiento externo que podría cortarse luego de un incumplimiento soberano”. Ésta condición supondría una amenaza para las instituciones aseguradoras de pensiones; sin embargo, también es una promesa divulgada por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele; y, a su vez, supone una solución para el BofA y empresas calificadoras de riesgo, como Moody’s Investors Service.

$1 mil millones de dólares es el aproximado de los activos en posesión de los bancos comerciales, en El Salvador. La cantidad su pone cerca de un 10% de los activos estatales; una condición que limitaría la adquisición de deuda, de acuerdo con el BofA. El promedio regional sería del 15%, y un leve incremento de éste índice podría incrementar “un aumento en el financiamiento neto de los bancos al gobierno de $1,100 millones de dólares”.

Relajar las restricciones económicas al gobierno” son algunas de las expectativas compartidas entre el gobierno de El Salvador, y el BofA en sus análisis. Además de la reforma al sistema de pensiones, la institución también califica favorablemente las iniciativas sobre la gestión de acuerdos con el Fondo Monetario Internacional; y la emisión de los $1 mil millones de dólares en los Bonos Bitcóin – Bonos Volcánicos -, que aún no se han concretado. Por su parte, el titular de Hacienda, Alejandro Zelaya, indicaría que para la emisión de los Bonos Bitcoin, se está esperando un “clima de inversión adecuado”.

Riesgo y castigo

El Salvador “podría salir adelante sin faltar a los pagos durante al menos otro año” es la valoración que compartió el titular del banco estadounidense Morgan Stanley, Simon Waever, a la revista Bloomberg. La afirmación es similar a la indicada por la SSF, al indicar que El Salvador tiene capacidad de pago; y, al mismo tiempo, a la del BofA.

Morgan Stanley está listo para recoger bonos maltratados de El Salvador”, añadió en su momento Simon Waever. Indicó, desde el pasado 22 de julio, que la “recuperación” en el valor de los onos podría mejorar con “negociaciones con el Fondo Monetario Internacional” (FMI), o con “reformas impulsadas con el gobierno”, una propuesta que es igual a la del BofA.

Sin embargo, bancos como el de JP Morgan habría reportado un decrecimiento del 35,49% en el valor de sus activos, al término del primer semestre de 2022, y contraste con el primer trimestre del 2021. Ésta misma institución bancaria, con representación de la analítica de riesgos JP Morgan Chase, habría elevado la calificación del EMBI a un porcentaje del 27.04% desde el 1 de julio; y la llevó hasta el 34.75%. La agencia justifica que El Salvador no contaría con una “estrategia pública creíble para financiar los pagos”

Sin embargo, el impacto del EMBI en el país todavía sería palpable. Hasta el 26 de agosto de 2022, el valor del Embi ya era de 2543 puntos; mientras que la tendencia general en Latinoamérica era de 472 puntos. El BCR hace notar que el incremento abrupto ha tenido lugar en 2022, pero con remanentes del año 2021. Mientras que el ministro Zelaya cuestiona dichas calificaciones, al reconocer que las métricas del país tienen mejor rendimiento que otros países de Centroa América.

Por si no fuera poco, las agencias calificadoras de riesgo han reducido las perspectivas de negociación económica. De modo que Moody`s establece un rating de Caa3 (negativo); Standard & Poor 500 establece una calificación de B- (negativo); y Fitch Ratings evalúa a El Salvador con la categoría CCC, todas cuanto provenían de calificaciones más estables.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias