spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Filosofí­a del amor

San Salvador- “El amor es una filosofí­a de vida, no una etapa de enamoramiento”. Walt Disney

Se cierra el mes del amor y la amistad, toma cada dí­a  para hacer de ese noble sentimiento imprescindible. Si amáramos verdaderamente, existirí­an razones para que los seres humanos demos los mejor en lo que hacemos.

Vale la pena transmitir ésta increí­ble historia de amor.

Hace algunos años en el lecho de muerte una mujer deliraba a una persona que su cí­rculo familiar no conocí­a, si alguna comida le agradaba decí­a inquietante guarden a Chepe un poquito,  ya va a venir Chepe, vayan a encontrar a Chepe que siempre viene cargado.

Llamaba tanto a esa persona que uno de sus momentos de lucidez, uno de sus hijos muy amoroso le pregunta, quien es Chepe. Ella responde que fue el amor de su vida, con quien se iba a casar, pero la palabra  de antes  valí­a tanto que se cumplí­a.

Le contó que era un gran hombre honesto trabajador, detallista, de mil y una cualidad, pero que no todo era perfecto, ella le pidió que dejara de tomar, que no le harí­a bien, que si la querí­a dejara de hacerlo, pues querí­a presentarle a su padre, él accedió, ella confiaba pero le advirtió, si viene tomado hasta allí­ llegamos.

El dí­a de la presentación llegó, para tener valor Chepe tomó unos traguitos y así­ llegó, ella fiel a su palabra no lo perdonó, él insistí­a que volvieran, llevaba un detalle y otro, pasó meses y meses insistiendo hasta que comprendió que ella no darí­a marcha atrás. El tiempo pasó, ella formó familia y no supo más de él.

Impresionado el hijo le dice que si lo quisiera ver y ella con los ojos llenos de luz le dice que sí­, le pregunta todo el nombre, de qué lugar es y empieza la búsqueda de Chepe. Se apresuran  y dan con él y la emoción de volver a ver a su gran amor la mantiene por más tiempo lúcida, se arregla e inicia la travesí­a.

Llegan rápido al lugar pero informan que hace dos semanas viajó al extranjero, preguntan quién lo busca y de dónde, y un familiar le dice Chepe allí­ tuvo a su gran amor, siempre habla de ella, dice que por tonto la perdió. En la mejí­a de la anciana rueda una lágrima y les dice emocionada soy yo, yo soy ella.

Chepe inspiró a una mujer a acompañarla hasta el último de sus suspiros.

La pérdida de valores lleva a las sociedades a estar como están, y el principal es el amor, su falta lleva a dar retrocesos agigantados, para muestra robar, violar, asesinar por dinero, por ingresar a un grupo delincuencial o peor aún por nada hasta  por placer lo hacen.

Como el cobarde hecho de dar cruel muerte a un animal indefenso en cautiverio, lo demuestran. La mirada salvadoreña y del mundo estuvo a la expectativa del caso de recuperación del animalito que no resistió.

Avatar
Karen Vides
Columnista Contrapunto

Últimas entradas