spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

El Reino Unido, sus instituciones y gobierno

Sin duda somos testigos de acciones admirables como la de la “Nación del Reino Unido” que en el referéndum BREXIT decide abandonar la mega burocracia de la Unión Europea pues viola su soberanía.

¡Bravo, su voluntad se cumplió! Aunque debieron vivir cuatro años de cruentas luchas políticas y elegir una nueva administración presidida por el Primer Ministro Boris Johnson quien aseguró haría respetar la voluntad de su pueblo y fue el 31 de diciembre 2020 que se hizo valer la voluntad popular expresada en junio del 2016 y el Reino Unido vuelve a ser independiente.

Pero aquellos que pretendían ignorar la voluntad popular si bien han sido derrotados, aún conservan puestos en el gobierno y el primer ministro en su lucha por hacer respetar la voluntad soberana de sus ciudadanos, no ha podido concluir la limpieza profunda necesaria.

Deseo creer que es por esta razón que personajes dentro de su gobierno en especial en la cancillería y personas ligadas con la poderosa banca inglesa a través de su representación diplomática en El Salvador, se atreven a amenazar a la Corte Suprema de Justicia de El Salvador y expresar que el gobierno salvadoreño sufrirá represalias del Reino Unido.

Por este medio solicito con todo respeto al primer ministro Boris Johnson qué designé a personal de su equipo que investigué el por qué su gobierno viola la soberanía de asuntos que solo competen a una entidad bancaria colombiana condenada ya por nuestros tribunales y a un ciudadano salvadoreño que ha hecho valer sus derechos.

Aparentemente señor primer ministro, en nota enviada por su cancillería a través de su embajada, su gobierno dice representar al banco HSBC. Entidad bancaria que durante un corto período se estableció en El Salvador y acumuló cuantiosas ganancias con la compra y venta de instituciones bancarias y lavado de dinero procedente de los EE. UU. que luego era destinado a cuentas de personajes en el narco tráfico suramericano.

Un ciudadano salvadoreño ha demandado a la institución “bancaria colombiana” que compró el banco HSBC en El Salvador. Por esta razón el banco HSBC no tiene derecho a intervenir en el caso mencionado. La actitud prepotente de la entidad bancaria inglesa quien dice actuar con autoridad del gobierno del Reino Unido conduce a pensar que personas corruptas dentro del gobierno del primer ministro Johnson, por dinero se prestan para violar los derechos soberanos del dictamen de la Corte Suprema de El Salvador e involucran a al gobierno del Reino Unido aduciendo que este ejercerá sanciones a nuestro gobierno y país, si no se procede como ellos lo demandan.

Así como usted primer ministro ha luchado por devolver la soberanía de su pueblo, sus funcionarios y corporaciones deberían respetar la soberanía de las instituciones de El Salvador y ser castigados por usar ilegalmente a su gobierno como arma de presión. Es comprensible que casos de poca trascendencia internacional como el mencionado, no sean conocidos por el primer ministro a pesar de que la cancillería de él dependiente y su representación diplomática están involucradas.

Señor Embajador del Reino Unido en El Salvador, agradeceré haga llegar al Ministro de Relaciones Exteriores en su país este accionar a todas luces ilegal y abusivo que no solo desprestigia al gobierno sino además a la Corona.

spot_img

Últimas entradas