miércoles, 11 de mayo del 2022
spot_img

El culto extendido de Xochipilli

¡Sigue nuestras redes sociales!

spot_img

Por Carlos Francisco Imendia

Hemos visto en algunos puntos de la capital florecer los arboles de maquilishuat, cuya belleza y esplendor no tienen nada que envidiarle a los cerezos japoneses, ojalá y  algún alcalde se le ocurriera  sembrar  en un parque arboles de  maquillishuat y  que florecieran a la misma vez, comenzando el año, que postal más bella sería. El árbol nacional de nuestro país y uno de los arboles sagrados de Cuzcatlán, cuyo culto, apreciación de su belleza y árbol de preciada madera, procede de épocas precolombinas, por medio de los primeros habitantes de origen nahua en lo que hoy  es el territorio salvadoreño. Las características del maquillishuat (Tabebuia Rosea) un árbol de la familia de las Bignoniáceas, nativo de México, Guatemala, Honduras y El Salvador; llegando hasta Colombia, Venezuela y Perú, contundentemente un árbol mesoamericano. Conocido por los nahua pipiles y habitantes de Cuzcatlán y Quetzalcoatitán como: Maquilli-Ishuat: Maquilli; cinco, Ishuat; hoja. Flor de cinco pétalos, se multiplica por semillas, de clima cálido y necesita suelos húmedos y fértiles.

Puede crecer  desde el nivel del mar hasta los 1600 msnm, madera muy preciada y utilizada para muebles finos, construcción de botes, ebanistería, ruedas para carretas, artesanías, etc. En cuanto al uso medicinal sus hojas son excelentes para tratar: La diabetes, el paludismo, la tifoidea y los parásitos.

El culto extendido de Xochipilli desde el corazón del imperio nahua hasta más  allá de sus fronteras, reconocido como dios de las flores, príncipe de las flores, de la danza , los juegos y el amor. Como dios fertilizador con su par Xochiquetzal, procreación con placer, relacionado con Tonalli (Sol), el que hace las flores. El placer de la ebriedad sagrada y alucinante. Un dios para los nahuas, del entretenimiento popular, del juego. Se calcula el nacimiento de dicho culto en el período pre clásico en Teotihuacán, la ofrenda más preciada fue el maíz y el pulque, en México, Xochimilco fue el epicentro de su culto, posteriormente se diseminó mas allá de las fronteras , hasta llegar a la patria de Quetzalcóatl, es casi  seguro que los nahua pipiles, rindieran culto a Xochipilli por medio del sagrado árbol de maquilishuat, específicamente durante los primeros meses del calendario (Gregoriano) cuando florecen de manera exuberante.  Además el mismo maquilishuat pudiera estar relacionado con el Macuilxóchitl, que es una parte del culto que fomenta la conexión con Xochipilli.  Y donde se pudiera ratificar más que el Maquillishuat estaría relacionado al culto de Xochipilli es por lo de los Macuiltonalleque (espíritu de los cinco) Cinco buitre (zopilote), cinco lagartija, cinco hierba, cinco conejo (De la tradición oral de los izalcos), cinco flor (Aquí tendría notoriedad el maquillishuat).  Al vincularse con Xochiquetzal como hermana melliza  y cuyo culto también fue predominante en los nahuas pipiles, es casi inminente que la deidad  Xochipilli formara parte de la tradición amorosa de los pipiles. La presencia rosada del bello maquilishuat nos hace recordar su arraigado culto nahua de una flor sagrada.

Comparte este contenido en:
Carlos F. Imendia
Comunicador, publicista y mercadólogo salvadoreño; columnista y colaborador de ContraPunto

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias