spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

¿Cuánto poder necesita un hombre?

Pajom era un campesino que por años había trabajado tierras ajenas. Pensaba que si tuviera tierra propia su historia sería distinta. Una vez una pequeña terrateniente que vendía su finca aceptó vender una parte de sus tierras aceptando un anticipo y esperándole un año para recibir el resto del dinero. Pajom compró 20 hectáreas. Al cabo de un año con buenas cosechas logró pagar todas sus deudas. Era terrateniente. Pero un viajero le contó que por el Volga había unas campiñas tan fértiles que podía hacer grandes ganancias. El corazón de Pajom se llenó de deseo. Vendió todo y se mudó a esa nueva región que le habían contado. Y todo fue cierto. Tuvo más ganado, sembró más trigo y hasta alquilo por tres años más tierra para sembrar. Pero estaba insatisfecho. Si todas las tierras fueran propias –pensó- no tendría que estar privándose de cosas para ahorrar y alquilar tierras. Un día un vendedor de bienes raíces le contó que en la comarca de los bashkirs hacerse de tierras era fácil. Y calculó que en aquella lejana región podía tener hasta 10 veces más tierra de la que ya poseía. Después de una semana de viajar junto a su criado llegó donde los bashkirs y hablando con el jefe le contó a qué iba. El jefe dijo: tenemos muchas tierras, escoge la que te guste. ¿Y cuánto vale? Pregunto Pajom. 1,000 rublos por día respondió el jefe. Toda la tierra que puedas recorrer en un día será tuya por 1,000 rublos. Pero eso sí, debes regresar el mismo día al lugar donde comenzaste a caminar porque sino pierdes todo. Acordaron comenzar al día siguiente. Pajom se fue a dormir pero no pudo por estar pensando en la tierra que marcaria como suya. Amaneció y le dio al jefe los 1,000 rublos y comenzó a caminar. Los bashkirs lo esperarían en el punto de partida. Al cabo de un rato calculó que había caminado 5 kilómetros. Siguió derecho por un tiempo y la gente parecía hormiga de lo lejos que estaban. Pero siguió caminando. Se cansó y notó que ya era mediodía. Comió y bebió pero se levantó rápido por miedo a dormirse y no poder seguir caminando más tierra. “Una hora de sufrimiento, una vida para disfrutarlo” pensó. Aun le faltaban 15 kilómetros para la meta que se trazó y siguió caminando. Pero anochecía y debía volver al punto de partida sino quería perder todas las tierras andadas y los 1,000 rublos. Llegó a una loma que era su meta y emprendió el regreso. Corrió, corrió, corrió, porque el sol se había puesto. Finalmente llegó a donde estaba el jefe con el dinero guardado en su gorro y alcanzó a llegar donde estaba el punto de partida. Los bashkirs celebraron tan admirable hazaña de Pajom y de cuantas tierras había ganado, todos reían y festejaban. Pajom que había caído al suelo, cansado de la corrida que hizo para no perder todo lo que había logrado, se le acercó su criado para levantarlo y se dio cuenta que Pajom, su amo, sangrando por la boca, había muerto. Los bashkirs permitieron que su criado hiciera allí mismo un nicho de dos metros de la cabeza a los pies. Y esa fue toda la tierra que necesitó aquel hombre. Hace 135 años León Tolstoi escribió este cuento: ¿Cuánta Tierra Necesita un Hombre?

II

En mayo de 2003 Wil Salgado tomó posesión como alcalde de San Miguel bajo la bandera del partido ARENA. En julio de ese mismo año Tony Saca le regaló-vendió la frecuencia de canal 23 para la zona oriental. Luego la traspasaría a la sociedad Televisión Oriental SA de CV esto era vital para triangular fondos públicos hacia negocios personales. Así hizo el ex presidente Saca.

Propios y extraños sabemos que aunque legalmente no sea el propietario Wil Salgado ejerce de dueño de hecho de canal 23. Pero es hasta 2015 (año que perdió por primera vez las elecciones) que pudimos comprobar que por medio de la empresa Migueleña de Inversiones propiedad de Erick Zaragoza Quijano venía prorrogando la municipalidad un contrato  para realizar y facturar el programa «De Cara al Pueblo» que el alcalde Salgado mantenía en TVO, canal 23 a un costo para el erario municipal migueleño de aproximadamente $47,460.00 por temporada.  

Con el juicio y confesión de Tony Saca quedó demostrado que el uso de empresas de papel para triangular fondos públicos hacia cuentas o empresas personales de un funcionario solo pueden ser posibles si el titular de la institución lo coordina, aprueba y ordena ejecutar de manera secreta a un reducido número de fieles cómplices. Tony Saca era dueño de 4 empresas radiales que antes de llegar a la presidencia le generaban $202,000 anuales. Estas mismas aumentaron sus ingresos –ya siendo presidente Saca- a $3 millones anuales. Igual que para Saca o Salgado y mayoría de políticos la opinión pública es importante. Por eso la necesidad de invertir en pauta publicitaria en medios o televisión es vital para reelegirse (como alcalde) indefinidamente. Saca desvió $19 millones de la Presidencia de la República por medio de 4 sociedades anónimas que fingiendo brindar servicios a CAPRES de publicidad depositaron luego en cuentas de SAMIX. Tony Saca al igual que Wil Salgado renunció a sus acciones en las empresas radiales. Pero siguió manejando las cuentas bancarias de esos medios, recibiendo un salario mensual durante todo el tiempo que fue presidente de $60,000 el cual antes de ser jefe del ejecutivo era de $4,000 y, no solo, las empresas fantasmas que facturaban publicidad falsa que luego depositaban a las cuentas de las radios de Saca también compraron propiedades.

Corolario:

El contrato arriba citado firmado por la alcaldía de Wil Salgado con Migueleña de Inversiones para TVO fue hasta diciembre de 2015 cuando ya no sería alcalde. También el negocio al que se ha dedicado durante este tiempo una vez termino sus 15 años como alcalde fue de compra-venta de bienes raíces. 

El cuento de León Tolstoi nos trata de decir que nos equivocamos si creemos que entre más (poder) tenemos más felices somos o dicho de otro modo no debemos poseer (concentrar poder) mucho porque cuando muramos no nos llevaremos nada.

Marvin Aguilar
Marvin Aguilar
Analista político

Últimas entradas