spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Testimonios y videos de maras crean “escándalo pólítico”

El testigo "Noe" (parecidos casos ha usado la justicia en EEUU), por ejemplo, para condenar a cadena perpetua al "Chapo" Guzmán, jefe del cartel narco de Sinaloa, en México, hace pocos meses

spot_img

Las leyes de El Salvador contemplan al testigo criteriado como una figura creíble y válida, legal y constitucional, en un proceso jurídico.  Las grabaciones de voces y de videos, todavía más, pueden considerarse pruebas duras en un juicio. 

Sin embargo, resulta que cuando a algunos poderosos estos elementos les afecta en lo personal o a su grupo, entonces tales argumentos no constituyen prueba alguna. 

El caso del testigo "Noe" ha abierto un escándalo profundo en los ya agrietados territorios de la política tradicional, dominados durante 30 años por los partidos tradicionales ARENA y FMLN.

Temas anexos de la política internacional y local ocultan esta realidad: La fiscal asignada al caso “Operación Cuscatlán” en la que  el testigo  “Noé”, que se acogió al llamado "criterio de oportunidad" y que "declara en contra de 425 imputados, todos miembros de estructuras criminales, específicamente de la "Mara Salvatrucha", manifestó que en uno de los vídeos en manos de los fiscales y jueces, se observa al diputado Norman Quijano (presidente del congreso hasta este jueves) y en otro al alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt.

Quijano y Muyshondt son líderes reconocidos de ARENA. El primero, niega todo; el segundo reconoció los contactos con las maras y aseveró públicamente que los contactos los hizo por mandato de su partido, cuya posición en la cúspide estaba Quijano por ser el candidato presidencial. Por eso al ahora alcalde algunos sectores areneros lo tildan de "traidor", pero él dice, que "el traicionado fue él".

El testigo "Noe" (parecidos casos ha usado la justicia en EEUU), por ejemplo, para condenar a cadena perpetua al "Chapo" Guzmán, jefe del cartel narco de Sinaloa, en México, hace pocos meses.

Según lo expuesto por la Fiscal del caso, el vídeo de la reunión entre Norma Quijano, el entonces diputado Ernesto Angulo y varios de los pandilleros, tiene una duración de aproximadamente 28 minutos.

En su relato, se dice que en “el minuto 3.12 se observa a Quijano vistiendo una camisa manga larga con botones celestes y que luego les dice a los pandilleros: Para un cambio verdadero el 9 de marzo necesito su voto”.

Pero Quijano lo niega todo, el 21 de octubre emitió un comunicado en el que fue categórico, entre otros aspectos al afirmar que:

•    Jas me he reunido con pandilleros para negociaabsolutamente nada, mucho menos ofrecido 
dinero.  Jamás he tenido emis cuentas las cantidades que se me adjudicany nunca manejé dinero 
en la campana presidencial (2014).
•    Quienes me conocesaben que soy una persona que actúa con base en principios y con ética 
en elejercicio de los cargos que he desempeñado.
•    Reafirmo con toda convicción que estoy siendo víctima de uninfamia, que tiene a sbase 
el interés del gobierno de callar las voces que, coargumentos, cuestionan o crítica
una gestión plagada de errores.

El testigo criteriado también ha incriminado a altos líderes del izquierdista FMLN, entre ellos, a Benito Lara, José Luis Merino, y el ex secretario general del partido Medardo González, quienes habrían dado dinero a cambios de votos en las elecciones del 2014, en la que triunfó el ex comandante rebelde Salvador Sánchez Cerén.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias