spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

¿Nuevo patrón de homicidios en El Salvador?

Del 2010 al 2015, los homicidios se han incrementado en un 66 por ciento, según el estudio

spot_img

La cantidad exorbitante de asesinatos y la forma en que se cometen son algunos de los factores del recrudecimiento de la violencia en el paí­s que revelan un cambio en el patrón de violencia entre el 2010 y 2015, según un estudio del Instituto Centroamericano de Investigaciones para el Desarrollo y Cambio Social (INCIDE).

La Investigación:  “El Salvador:  nuevo patrón de violencia, afectación territorial y respuesta de las comunidades 2010-2015" demuestra que el paí­s es uno de los más violentos del mundo y considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) infectado con una epidemia de homicidios.

INCIDE asegura que la agravación de los hechos de sangre se han incrementado sustancialmente en las zonas rurales debido a la presencia y control territorial de grupos delictivos, a los constantes enfrentamientos armados y el aumento de homicidios múltiples.

“El nuevo patrón de violencia es más complejo y más dañino porque representa un escalamiento de la inseguridad y una expansión a todo el paí­s, un aumento significativo al número de ví­ctimas y profundización de la confrontación armada entre Estado y pandillas”, reza el estudio.

Los homicidios se incrementaron un 66% en el periodo mencionado, es decir, en 2010 se reportaron 4.004; en 2015 se registraron 6.646 según la investigación, la mayorí­a son hombres entre los 18 y 30 años de edad.  Asimismo los homicidios múltiples en 2015 sumaron 414 ví­ctimas un incremento del 126% con respecto al 2010.

Datos proporcionados por INCIDE

“Si bien es cierto que los homicidios se redujeron como resultado de la tregua entre pandillas (2012-2013), en los dos años siguientes la violencia llegó a su máximo nivel, a tal punto que el 2015 constituye el año más violento de las últimas décadas.  (“¦) en el paí­s la tasa de homicidios ha sido superior a 20 muertes por cada cien mil habitantes”, indica la investigación.

INCIDE señala que otro de los cambios significativos es el patrón de violencia relacionado al número de policí­as y soldados que han sido asesinados. En 2014, según el estudio, 27 agentes fueron asesinados, en 2015 se reportaron 64. Esto debido a la represión que las autoridades están ejerciendo contra el crimen.

Asimismo se revela que entre las ví­ctimas principales de homicidios están los pandilleros, jornaleros, empleados, agricultores, estudiantes y comerciantes.

“Polí­ticas de seguridad insostenibles”

La investigación señala que las medidas extraordinarias anticrimen implementadas desde el pasado 29 de marzo por el Gobierno, no son la respuesta al problema, pues las mismas son insostenibles y podrí­an agravar la situación de violencia en un futuro.

“Parecen confirmar que, ante el cambio en el patrón de violencia, se ha optado, en la práctica, por una estrategia de lucha frontal contra las pandillas, cuyo componente principal es la represión y recuperación de territorios”, informó INCIDE.

Ante esto, destacan que, aunque los primeros resultados de las medidas reflejan buenos resultados, la situación sigue teniendo profundas raí­ces y se hace cada vez más compleja, por lo que insisten en que las polí­ticas de seguridad se deben territorializar para atacar la problemática con eficacia.

“Las polí­ticas de seguridad deben incorporar de manera estratégica y operativa la dimensión territorial y preventiva, así­ como asegurar la participación efectiva, comprometida y activa de las comunidades en su diseño y ejecución”, acota la tesis.

El estudio será presentado el próximo 22 de septiembre a los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), a fin de que tomen en cuenta las recomendaciones que el estudio refleja sobre polí­ticas públicas de seguridad, informaron autoridades de INCIDE.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias