spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

No se pueden dar el lujo

La resolución de la Sala de lo Constitucional es clara: hace un llamado para que la Asamblea y el Órgano Ejecutivo asuman con prontitud sus deberes procurando los consensos necesarios para la creación de una normativa que garantice los derechos fundamentales de los habitantes en esta pandemia.  Al momento de escribir esta nota los diputados y ejecutivo juegan al ping pong político, el domingo se reunen en Casa Presidencial y el lunes lo harán en la Asamblea Legislativa, siguen con un diálogo que no produce acuerdos.  Si el ping pong político, se agota y no produce acuerdos: Hay que buscar  alternativas, un “plan B” un lugar neutral, un mediador que facilite llegar a un pacto y utilizar las técnicas de negociación: En este momento la medida “by the book” recomendada, es la técnica del “Documento Único”. Se trata de la preparación de un preacuerdo en modo de documento único que funciona cuando alguien toma la iniciativa y redacta un  documento que contiene los puntos en que coinciden la propuesta del Ejecutivo y la ley aprobada por la Asamblea. Este texto es el que sirve de borrador del acuerdo, sin duda, el trabajar sobre un borrador común facilitará llegar con rapidez a un consenso

Ya es suficiente. la gobernabilidad del país està en juego. El Salvador no puede darse el lujo de seguir en esta confrontación sin sentido y  en un diálogo estéril. El consenso que pide la Sala de lo Constitucional se debe convertir en un acuerdo resultado de la negociación, que debe realizarse antes del 29 de mayo. El pacto al que tienen que arribar los dos órganos de gobierno, no es imposible, emisarios del Órgano Ejecutivo han declarado que la propuesta que han elaborado es en un 80 % igual a la ley aprobada el lunes 18 de mayo recién pasado por la Asamblea y que el Presidente Nayib Bukele anunció que vetará. Entonces pónganse de acuerdo. La política es el arte de lo real, otros la definen como el arte de lo posible. La verdadera realidad, es que antes de entrar en un callejón sin salida político. Lo que procede es conseguir que la política sea el arte de lo imposible: ¿Como?: Saliéndose de la caja. Ampliando el marco de análisis, o creando un nuevo conjunto de posibles alternativas, entonces el impase, los obstáculos se desvaneceràn, a medida que se pueda ver un nuevo abanico de posibilidades. No nos engañemos, además de la crisis sanitaria en la que vivimos, en el horizonte se asoma a gran velocidad una recesión económica con impactos que ya sentimos en el aumento del desempleo y la pobreza.

Señores Diputados y miembros del Ejecutivo que buscan el consenso para tener una ley de emergencia, tomen en cuenta que: El enfoque de “la vida primero” no debe significar dejar que las personas enfrenten la crisis económica por su cuenta. La ley de emergencia que surja producto del acuerdo debe hacerse en base a salvar vidas y evitar el contagio, para que no colapse el sistema hospitalario y se complementa con medidas que de manera gradual, progresiva y con criterio territorial hagan posible la reapertura de la economía.

spot_img

Últimas entradas