spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Menor crecimiento económico para El Salvador en 2016

El consolidado oficial reporta para 2015 un crecimiento del 2.5%

spot_imgspot_img

El Banco Central de Reserva de El Salvador confirmó que el crecimiento económico en el año 2015 fue de 2.5%, el mayor registrado en los últimos cinco años. No obstante, para 2016 se prevé un crecimiento menor de 2.3% influenciado por la dinámica del entorno internacional.

Según la entidad financiera, la reducción obedece al panorama de la economí­a estadounidense que actualmente se perfila como primer socio comercial. Estados Unidos es el paí­s donde llega más de la mitad de las exportaciones salvadoreñas y radican alrededor de dos millones de migrantes que enví­an remesas.

El presidente de la banca estatal, Oscar Cabrera, aseguró que con este panorama el paí­s está logrando una “salida gradual” de la trampa de crecimiento que ha caracterizado la economí­a salvadoreña durante las últimas décadas, pese a la reducción que se prevé para este año.

Cabrera también destacó que el posible incremento al salario mí­nimo podrí­a modificar las perspectivas de crecimiento para este año. Por su parte El Banco Central ha sugerido que el aumento sea del 22%, sin embargo, la Comisión Nacional de los Salarios Mí­nimos se encuentra estudiando diversas propuestas.

El banco informó a medios locales que el crecimiento de 2015 estuvo influenciado por el consumo interno, el repunte de la inversión privada y por las exportaciones además de las condiciones a nivel internacional, entre ellos la mejora de la economí­a estadounidense.

Entre los sectores productivos que mejor se han posicionado destaca la industria manufacturera que continúa generando exportaciones, inversión, empleo y más ingresos. Por otra parte la construcción ha rotó la tendencia decreciente, mostrando una dinamismo del 1.5%.

Otro de los factores que está influenciando la economí­a salvadoreña es el impacto del fenómeno del niño y el cambio climático. El sector agropecuario que continúa siendo una importante fuente de trabajo en El Salvador, generando alrededor del 20% de empleos, sufrió los efectos de la sequí­a más fuerte en los últimos 44 años.

Autoridades salvadoreñas aseguran estar haciendo esfuerzos por reducir los efectos, adaptarse a las nuevas condiciones, mejorar las prácticas de los agricultores y concientizar ante la problemática que golpea a nivel global.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha señalado que solo en 2014 las pérdidas en la agricultura por la falta de lluvias ascendieron a más de 70 millones de dólares; mientras que en 2015 las pérdidas fueron más de 75 millones de dólares.

Con miras al panorama en 2017 se espera que la economí­a salvadoreña retorne a la tendencia creciente del dinamismo económico, iniciando con un 2.5% y apuntando al 2.6% en 2018.

De acuerdo con los análisis la evolución está sustentada en expectativas favorables en tema de inversión privada y el consumo privado, además de la mayor capacidad adquisitiva de los hogares, sin embargo, las proyecciones están sujetas a variables que pueden cambiar como el cambio climático, costos de violencia, precios del petróleo y los precios de productos tradicionales como café y azúcar.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias