spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 23 de julio del 2021

Los cambios del mundo y del periodismo

Si ha cambiado el periodismo, lo que no ha cambiado son sus bajos salarios, el desprecio hacia ellos, la estigmatización, la salamería cuando van a nombrar a un nuevo jefe o jefa, los chambres mal fundamentados

spot_img

El mundo cambió para siempre, ya nadie manda cartas de amor perfumadas, con excelente caligrafía que demostraban la concentración, la entrega y el verdadero despojo mental por la persona de tu interés. En los cumpleaños la creatividad era puesta a prueba y te empeñabas por demostrar que realmente era una sorpresa, pocos ponían énfasis en el valor material de las cosas que tributabas como regalo; pero el modelo egoísta y consumista avanzó terriblemente hasta individualizarnos a los seres humanos. Hoy solo te dan like en facebook  y muchos sufren depresión porque reciben pocos mensajes. 

Ya muchos ni les gusta ir al cine, pues Netflix se ha encargado de que puedas optar de tu serie favorita a la hora que se te ocurra y el viejo rito de invitar al cine o ir acompañado con alguien al cinema, solo es un mito fundacional , la profecía de la película italiana cinema paraíso, se volvió una realidad, la forma de soñar e imaginarnos el mundo de manera colectiva en una sala de cine ya es decadente, en El Salvador, incluso los gobiernos hasta abandonaron los cines nacionales, muchos de ellos hoy yacen en ruinas, otros se convirtieron en iglesias protestantes, donde los gritos de los creyentes llaman delirantemente a sus adeptos para tributar diezmos de hambre y así satisfacer las necesidades de sus pastores, quienes envían la Luz del mundo a sus atormentadas mentes.

Spotyfy, hace que el tema de la música ya no sea rentable, todos podemos bajar música de cualquier autor de nuestro gusto y género musical, eso ha dejado sin mercado incluso a organizaciones fantasmas que andan cobrando supuesto cuotas a todas las radios que hacen sonar los éxitos de los artistas populares. Lo videos clubes o los lugares donde rentabas películas son inexistentes, la venta de disco piratas ha bajado en el centro de San Salvador.

En cuanto al turismo Booking.com tiene el jaque mate a las empresas de turismo mundial,  e incluso la semana recién pasada una empresa de turismo mundial Británica se fue a la quiebra por los malos salarios que les paga a sus empleados. Google ha puesto en desuso las páginas amarillas, de hecho el gruesos de las páginas amarillas, ha disminuido de manera significativa, ya no es aquel mastodonte de papel que servía hasta para detener portones como uso de tranca.

Similar situación con los periódicos, las redes sociales y los medios electrónicos han logrado bajar la venta de periódicos, que hoy son mucho más delgados que antes y solo aparecen dos o cinco anunciantes grandes en su mayoría almacenes y supermercados, las ventas han disminuido y con ello el despido de empleados administrativos  y por supuesto periodistas.

Whatsapp  ya está desfasado y hoy – We chat  y Telegram -son mejor propuestas para comunicarse pues al menos te genera la confianza que puedes programar tus conversaciones para que desde un minuto en adelante puedas programar tus conversaciones y provocar que se desaparezcan de tu teléfono, para que nadie sepa de tus conversaciones; aunque a decir verdad, en la red, todo los que escribes, subes y compartes es público, lo privado es una categoría totalmente inexistente y falsa.

Los Uber acabaron con los taxistas amarillos, muchos de los motoristas de taxis amarillos ya tenía acusaciones de malos servicios, maltratadores de usuarios y con exagerados cobros para sus usuarios, hoy la aplicación le ha resuelto la vida a muchos nuevos usuarios que han sido testigos en carne propia de que eran víctimas de cafres que no quisieron renovarse nunca y aunque siempre hay excepciones, pagaron victimas por pecadores.

Hoy en día se habla de la “uberización del periodismo” porque es cierto el periodismo ha cambiado, ya no es el tradicional, periodismo de reporteril, investigativo, indagador que buscaba fuentes noticiosas eventos de interés y que generaba interés por temas que afectaban a los ciudadanos y abofeteaba al periodismo dócil y complaciente de los oligopolios mercantilistas de la información. Hoy incluso grandes medios de información han bajado la guardia editorial e informativa y en aras de favorecer el interés de sus accionistas hasta han pedido perdón por su osados años de gloria para seguir facturando saldos en negro, pues pagar impuestos por el papel y individualizar casos en los tribunales ponen en riesgo a sus capitales, para ellos es mejor hacer las paces con el poder y llevar la fiesta en paz y despedir a los periodistas para no caer en saldos rojos en las finanzas.

Los Smartphone han puesto en crisis a los fabricantes de cámaras profesionales, OLX  es una alternativa que terminó con los clasificados de la prensa escrita, basta ver que ya solo son pocas páginas las que se publican. Zip car ya jodió a las empresas que alquilan vehículos, los pequeños empresarios que rentan vehículos han tenido que bajar las fianzas para alquilar los desfasados modelos con los que trabajan, Telsa ha puesto en desfase a los fabricantes de autos y la profecía de Ignacio Ramonet, de  quien desde hace como 38 años profetizó que la creación de los oligopolios comerciales formaba parte de la nueva forma de comunicar y que la dictadura de la comunicación se convertiría en realidad.

El mundo ha cambiado, los jóvenes ya no saludan, hablan  a señas cuando hay presencia de adultos. Algunos periodistas son aduladores de sí mismo con gran dosis de megalomanías cuando apenas han escritos dos cuartillas en su vida y a la hora de preguntar hacen cuestionamientos mal enfocados y les tiemblan las piernas de canarios tísicos como decía Oswaldo Velado.

Si ha cambiado el periodismo, lo que no ha cambiado son sus bajos salarios, el desprecio hacia ellos, la estigmatización, la salamería cuando van a nombrar a un nuevo jefe o jefa, los chambres mal fundamentados. Hay que reconocer siempre hay lo que tratan de hacer su oficio apegado a norma al profesionalismo pero invisibilizados, marginados y relegados. Para todos ellos la comunicación el periodismo ha cambiado para siempre más comunicados y más incomunicados entre nosotros.

Por eso,  como Mario Benedetti escribió algunas vez, por sobre todos las tecnología existente habida y por haber, yo sigo prefiriendo el beso húmedo y cálido de manera ancestral desde siempre comunica tanto.

spot_img

También te puede interesar

Rigoberto Chinchilla
Periodista de APES
spot_img

Últimas noticias