spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

La minerí­a aún es causa de disputas en El Salvador

Unos 600 mineros artesanales piden apoyo al Gobierno y los diputados para buscar alternativas de sustento económico ahora que la minerí­a está prohibida

spot_img

La ley contra la minerí­a metálica en El Salvador aparentemente cerro las puertas al modelo extractivista, sin embargo, está provocando un escenario de fuerte debate y un riesgo eminente de una disputa por parte de los mineros artesanales frente al Estado. La causa es el marcado escepticismo de posibles y reales alternativas ante la pobreza y la exclusión social de las comunidades codependientes ubicadas en los alrededores de la mina San Sebastián, en el municipio de Santa Rosa de Lima, departamento de La Unión.

Le puede interesar: El posible retorno de ARENA y el fantasma de la minerí­a.

La aprobada ley contra la minerí­a otorga dos años a la minerí­a artesanal de pequeña escala para reconvertirse en otra actividad productiva. En ese lapso de tiempo el Gobierno debe proveer de soluciones a los mineros artesanales, pero se desconocen las alternativas concretas al respecto, lo que genera incertidumbre y desconfianza para los denominados “gí¼iriseros” (mineros artesanales) que se rehúsan a abandonar la única forma de trabajo que conocen por generaciones.

“Si el gobierno nos ofreciera empleo, pero qué empleo nos va a dar si no le puede proveer empelo a la gente estudiada y nosotros no tenemos estudio. Nos han dado dos años de prórroga, dos años son muy pocos, solo les pedimos al Gobierno, a los diputados, que nos dejen trabajar (en la mina), porque de aquí­ nos mantenemos para vivir y de esto dependen para sobrevivir muchas familias, que se pongan la mano en la conciencia”, manifestó el gí¼irisero Francis.

Lea además: Realizan foro para proponer alternativas tras prohibición de minerí­a.

Las demandas se dan en la actual coyuntura electoral, donde los mineros artesanales están haciendo cabildeo con los diputados de los partidos polí­ticos de la derecha salvadoreña y con la iglesia católica misma para intentar derogar el artí­culo dos de la Ley de Prohibición de Minerí­a que le permitirí­a continuar con la actividad a los gí¼iriseros en la mina San Sebastián, advirtió el lí­der comunitario Fredy Flores.

“Si no encontramos una salida viable con el Gobierno, presentaremos una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) contra dicha ley. Si no se resuelve a nivel interno, buscarí­amos ante las instancias internacionales, porque la verdad nos asiste”, aseguró Flores.

Para los grupos ambientalistas, el reformar la ley no es el meollo del asunto, sino el riesgo que representa que las compañí­as mineras aprovechen estos cambios polí­ticos y legislativos ante la falta de alternativas concretas a la minerí­a artesanal por parte del Estado, afirmó Bernardo Belloso, presidente de la Asociación para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES).

Lea también: “Empresa minera sigue haciendo lobby para derogar Ley Antiminerí­a”.

“Es necesario darle un tratamiento especial e integral al caso de la mina San Sebastián por parte del Estado y la Asamblea Legislativa consistente en asignar fondos para la construcción de proyectos como reparación de la calle, instalación de sistemas de abastecimiento de agua potable, tratamiento y recuperación ambiental del rí­o, legalización de las tierras y rescate de la fertilidad de las tierras para proyectos productivos agrí­colas para los pobladores”, señaló Belloso.

Se estima que 600 gí¼iriseros estarí­an obligados a reconvertir su actividad productiva dentro de dos años, mientras tanto, el Gobierno tendrí­a que tener preparado un programa social, económico y ambiental millonario para invertir en el futuro de la comunidad en la emblemática mina San Sebastián.

spot_img

También te puede interesar

Alfredo Carías
Comunicador y periodista ambiental, productor audiovisual y fotógrafo. Colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias