spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

La cúpula caduca

Entre las principales causas está la lejaní­a del dirigente con sus bases, el déficit de trabajo territorial que el otrora FMLN solí­a hacer es una carencia que pesa en estos resultados, no sólo con sus miembros afiliados, sino, con el ciudadano en general, la escuela polí­tica está casi extinta por eso la cultura del debate no florece

spot_img

Para qué contarles y hacer un análisis post electoral; los autobuses, los pasillos, los portales, los cafés, y sobre todo, las redes sociales están inundadas de sesudas conclusiones, desde irónicas, creativas, hasta torpes. ¿Para qué seguir haciéndolo? Es demasiado gasto de tinta, papel y tiempo.

Mejor veamos los números, son más significativos: en el 2015 ARENA obtuvo 885 mil votos a nivel nacional para diputados y el FMLN llegó a 847 mil. Tres años después desciende ARENA a 823 mil, mientras el FMLN cae a 475 mil (casi a la mitad). Son veinte años de retroceso.

Queda entonces la pregunta abierta ¿Debe renunciar o no la actual dirigencia del partido de gobierno?

El director del Centro de Estudios de Opinión Pública de la Universidad de El Salvador, CEOP-UES, Santiago Ruiz Granadinos me dijo algo que no habí­a escuchado en esta marejada de voces: “todas esas crí­ticas que han surgido a raí­z de los resultados electorales, sus mismos militantes se lo habí­an dicho con antelación”, y me quedo pensativo, mientras el sagaz profesor afirma: “todo eso está escrito en el documento del último congreso del FMLN realizado en noviembre de 2015”.

No me costó creerlo porque la lógica indica que los errores cometidos por el partido de izquierda son obvios, hasta el folleto resumen de “marxismo para todos” lo confirmarí­a.

Entre las principales causas está la lejaní­a del dirigente con sus bases, el déficit de trabajo territorial que el otrora FMLN solí­a hacer es una carencia que pesa en estos resultados, no sólo con sus miembros afiliados, sino, con el ciudadano en general, la escuela polí­tica está casi extinta por eso la cultura del debate no florece.

Otra de las razones es la falta de separación entre gobierno y partido, una cosa es ser dirigente de un instituto de izquierda y otra es gobernar un paí­s, esto nos lleva a evaluar la actitud de confrontación del lí­der (o lideresa) ante el discernimiento de ideas, la falta de apertura por la crí­tica propició los resultados, porque las personas de izquierda que divergen encontraron como salida: no ir a votar o anular.

Las ideas se combaten con ideas, no con insultos o tajantes descalificaciones, no con represalias, y mucho menos acosando al youtuber que crí­tica el estatus quo de la clase polí­tica, incluyendo la del partido de gobierno.

Entre los tantos orí­genes del debacle electoral del FMLN está su agenda ideológica como gobierno, porque la gente de izquierda reciente la falta de un programa de gobierno neto revolucionario, no se ven las medidas que generen un cambio de rumbo verdadero, porque lo que se hace es cosmético, es como un extintor que apaga un segmento del incendio, no el infierno que vivimos.

En resumen los resultados son un mensaje que la izquierda le da a su mismo partido, es un rechazo a su forma de hacer polí­tica.  El culpable no es externo es más bien interno, y tiene nombre y apellido, incluyendo seudónimo.

Por otro lado los observadores internacionales recomendaron que Smart Matic la empresa contratada para sistematizar los datos de las elecciones no fuese considerada de nuevo porque sus servicios deficientes generaron confusión y discordia innecesaria, los contribuyentes quienes pagamos tres millones de dólares por este servicio estamos decepcionados de estos proveedores, el sentir generalizado tiene ganas de expulsar del paí­s a estos ejecutivos que con desfachatez se presentan en cadena nacional dando excusas burdas.

En relación simultanea entre Smart Matic y la dirigencia del partido rojo   concluyó con una simple lógica práctica dirigida a los afiliados del FMLN quienes tienen el poder en estos momentos de ordenar de una vez por todas el mismí­simo seno del partido de gobierno, ¿Están dispuestos a continuar con la misma cúpula? ¿Están dispuestos a ceder el poder ejecutivo y retroceder no 10 o 20 años, sino más bien, 3 décadas atrás?

spot_img

También te puede interesar

Marcial Vela Ramos
Militar historiador
spot_img

Últimas noticias