spot_img
spot_img
sábado, 27 de noviembre del 2021

ENTREVISTA: Roy García teme a implicaciones de Salvadoreños en el Exterior por políticas GOES

La incertidumbre en voto en el exterior, el envío y recepción de remesas Chivo y los conflictos internacionales entre Estados Unidos (EEUU) y El Salvador fueron temas de protesta discutidos con el representante de Partido País, Roy García.

spot_img

Por: Alessia Genoves


La incertidumbre en voto en el exterior, el envío y recepción de remesas Chivo y los conflictos internacionales entre Estados Unidos (EEUU) y El Salvador fueron temas de protesta reiterados por organizaciones sociales representantes de salvadoreños en el exterior, como el Movimiento en formación País y la Coordinadora de Salvadoreños en el Exterior por la Defensa de la Democracia.

A su paso, pancartas y coros al unísono consignaron sus protestas; marchando, hasta horas del mediodía, desde el Monumento al Divino Salvador del Mundo hacia la Plaza Simón Bolivar. Uno de los marchantes fue el secretario general del movimiento Información del Partido Independiente Salvadoreño (País), Roy García, quien es ahora disidente del partido Nuevas Ideas, en el que militó hasta las elecciones presidenciales de 2019; que además dejó fundado en EEUU.

García compartió a ContraPunto El Salvador, sus opiniones sobre las condiciones políticas que atañen a la diáspora, desde su experiencia en el país del norte. Pese a los esfuerzos expresados por el gobierno al apoyo de la diáspora, el activista no reserva una opinión favorable.


En un honor poder entrevistarle, señor García. Para nosotros es valioso conocer cuál su percepción sobre la relación actual de la diáspora de salvadoreños en el exterior con el gobierno actual. ¿Es posible que existan consecuencias con los conflictos entre las relaciones internacionales actuales entre el gobierno de El Salvador y el de Estados Unidos?

Soy un salvadoreño que está preocupado enormemente por las relaciones que el gobierno de El Salvador y el gobierno de Estados Unidos está teniendo, porque en el exterior vivimos cerca de tres millones de salvadoreños en Estados Unidos; y, al final, quienes van a salir perjudicados es esa población que por años ha mantenido a nuestro país a través de las remesas.

Nosotros creemos que no se puede jugar con el beneficio, con el interés, con el progreso de nuestros país, a través de la relación tensa que se están teniendo con Estados Unidos

Por otra parte, ¿consideran ustedes que proyectos como los del Bitcóin son idóneos para el envío de remesas; o, de alguna manera, consideran que ésto podría entorpecer el ritmo que lleva la diáspora para ayudar a sus familiares dentro del país?.

El problema del Bitcóin es que el único que se está haciendo rico, en éste momento, es el que está comercializando la remesa, si es que lo hace, o cualquier transacción a través de las máquinas del Bitcóin. Esa es la única persona que se está haciendo millonaria con ésto.

De ahí, si tú tienes un dinero, si tienes una clase media para arriba dónde te puede sobrar, cada mes, quinientos dólares, los puedes invertir, y no te importa si lo pierdes o no. Pero, nuestra población más vulnerable, la que va viviendo el día a día, la que está vendiendo paletas, pupusas; la que está en una tiendita, en una farmacia pequeña… a esa no le conviene el Bitcóin, porque lo que está haciendo es hacer rico a solo un grupito.

La gente más necesitada, la que vive del día al día, esa no va a tener ningún beneficio del bitcóin.

VEA: DIASPORA SALVADOREÑA ESTÁ A FAVOR DE LA REELECCIÓN PRESIDENCIAL

¿En la confrontación política entre Estados Unidos, de alguna manera, considera que pudiera desincentivar algunos proyectos, entre país y país, como fondos públicos, enviados desde la presidencia de Estados Unidos; o los bonos de la nación con El Salvador?.

¡Miren, compatriotas!. Estados Unidos no es tan malo. Estados Unidos no va a poner en peligro el progreso del país, cerrando las remesas; ni tampoco expulsando salvadoreños, ya sea del TPS o de cualquier otra índole, sólo porque tienen enfrentamiento con el ejecutivo. Ellos, como país, dividen bien lo que es la población y lo que es el gobierno.

Donde sí va a sufrir nuestro país, es que, aunque estén autorizando préstamos innecesarios y grandes para el señor presidente (Nayib Bukele); él, al final no va a tener dónde ir a sacar esos préstamos, aunque esté autorizado por la Asamblea Legislativa.

Y ahí es dónde yo creo que sí, Estados Unidos va a apretar las tuercas, y no va a dejar que los organismos internacionales le cedan tan fácilmente un préstamo al gobierno… Y ahí sí es dónde nuestro país va a sufrir, porque no va a haber trabajo, porque no va a haber nuevos proyectos. Y acuérdate que un país se desarrolla a través de proyectos, y si no hay fondos, no va a pasar.

En éste momento, Estados Unidos no le va a dar más ayudas directas al gobierno de El Salvador; sin embargo, lo va a hacer a través de organismos que no los controla el gobierno, y esas ayudas van a ir directamente a las alcaldías. Es la forma en que Estados Unidos va a ayudar a la población; ya que después de haberles recortado el FODES, los alcaldes no van a tener los fondos suficientes para desarrollar sus municipios, pero ahí es dónde va a venir ayudas, desde Estados Unidos, en algunos proyectos.

Por supuesto. El departamento de Estado de EEUU ya había anunciado recortes al país, en proyectos dedicados al combate de la corrupción; concretamente, al Ministerio de Justicia y de Seguridad Pública. Estos serían reorientados a ongés. Sin embargo, el presidente Bukele anunció que los mismos no serían necesarios. A continuación, ha anunciado la apertura de otros tantos programas sociales. ¿Cómo interpreta el optimismo del presidente, frente a las negativas de EEUU?.

La mayoría de proyectos que se están haciendo en éste momento no son obras de éste gobierno. Esta es obra pasada, y ayudas y programas que ya se habían generado. Eso, mucho de los proyectos, los dejó el Frente (FMLN), cuando salió. Lo que está pasando, es que está inaugurando obras que no son de él. Si ves la pompa con que se han abierto grandes carreteras, parate de eso era del FOMILENIO II. Y esos son fondos que ya estaban guardados, ya estaban protegidos para hacer eso, que lo iba a hacer ya sea Bukele o no (estuviera en el poder), se iban a hacer en el país.

Así es que yo creo que Estados Unidos al gobierno le va a cortar muchas alas en proyectos, al no darles más ayudas directas; pero a la población sí la va a apoyar en programas comunitarios que van a apoyar a las alcaldías.

VEA: CONTROVERSIA EN LA DIÁSPORA EN EEUU POR GOBIERNO DE BUKELE

Se entiende que es una situación compleja. Por otra parte, la diáspora ha manifestado una actitud más optimista. Según lo constata, por ejemplo, el último informe de la CIESCA (Centro de Investigaciones, Estudios Sociales y Económicos de Centro América), cerca del 99% de salvadoreños en el exterior estarían a favor de una reelección del actual presidente. Por otra parte, la Casa Blanca solicitó a Biden emplear acciones ante una posible reelección, cosa que el gobierno mismo ha negado.

Pero, como representante de un sector de la diáspora, ¿cuál es su percepción sobre la posición de la diáspora salvadoreña en EEUU, frente a las decisiones del nuevo gobierno?.

Ahora, en relación a la diáspora, hay una percepción equivocada. La diáspora no está apoyando, por lo menos al diáspora organizado, no está apoyando al presidente Nayib Bukele. Ha habido un rompimiento muy grande; y, desde ese rompimiento, todos los que estábamos políticamente activados, apoyando el régimen éste, nos hemos movido y hemos creado diferentes movimientos.

El día de hoy, marchamos, marchó la Coordinadora de Salvadoreños en el Exterior por la Defensa de la Democracia; y marchó también el Movimiento país. Son dos organizaciones que pertenecen a la diáspora.

Hace una semana estuvo Luis Reyes (empresario y representante de la diáspora), en un conversatorio con muchos salvadoreños en Washintong; y estuvo el señor Zúñiga en esa reunión. Es otro segmento de la diáspora que está en desacuerdo con el señor presidente.

Así es que lo que está pasando es que muchas veces, cuando llega un representante salvadoreño al exterior, va a los consulados, y el consulado trae a los familiares de sus trabajadores, a los hijos; y ahí es dónde dicen que la diáspora está apoyando al país.

Lo que está pasando en el país es que esta sucumbiendo la idea de que éste es un gran país. Lo que está pasando es que nuestra población está despertando poquito a poco, y está mandando un mensaje al exterior, diciéndoles que no vivimos en las siete maravillas que se dice.

Es normal que sectores de la diáspora disientan con el nuevo gobierno. Por otra parte, ha capitalizado propuestas de ley para hacer posible el voto en el exterior. Hasta el mes pasado, el presidente Bukele había enviado una propuesta que, entre otras cosas, incluía la opción para que éste fuera electrónico. ¿Cuál es su opinión?

Le agradecemos que se trabaje en el voto del exterior. Pero creemos que tenemos miedo si se llega a complementar el voto a través de internet. Creemos que así como en las internas hicieron fraude interno, a través de chip, a sus mismos miembros de Nuevas Ideas.

Acuérdate que en éste momento se están perdiendo muchos DUIS; o, cuando llega una canasta, lo primero que le piden a una persona cuando da la canasta, es el DUI. Y lo agarran, hacen copia de todo eso… pero yo no entiendo con qué intensión.

Entonces, nos preocupa que el voto en el exterior vaya a ser manejado, así como se están siendo manejado los fondos del Bitcóin, donde se les está dando los $30.00 dólares a las personas; pero, cuando alguien llega, ya alguien los cobró. Nosotros conocemos, perfectamente, que están regalando canastas básicas a la gente, de víveres; y cuando van a dar esa canasta, lo primero que les piden es el DUI. Y al pedirles el DUI, ellos se quedan con esa información.

Pero, ¿cuál es la función que tendría la comunidad internacional y los organismos internacionales, para supervisar votaciones desde el exterior?.

No creemos en El Salvador, ni en los personajes del exterior. Necesitamos que el voto en el exterior sea supervisado por organizaciones como la ONU y la OEA, para darle claridad y legalidad a ese proceso.

Sin embargo, hay un conflicto con la OEA. Declaró el presidente que tenía conflictos con Luis Almagro, por la elección de Ernesto Muyshondt. ¿Creen ustedes que ese tipo de relaciones pueden entorpecer, de alguna manera, la tentativa para regular las elecciones?.

Hay otros organismos internacionales. Está la Unión Europea; o la ONU (Organización de Naciones Unidas). Osea, no necesariamente tiene que ser Almagro, a cargo de eso. O pueden unirse tres o cuatro países, amigos a El Salvador, dónde todo el mundo lo escoja; y ellos pueden supervisar las elecciones del voto en el exterior; porque sí nos preocupa el voto en el exterior.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias