spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Denuncian irregularidades en vacunas covid-19, y reservan información

Desde que los cargamentos de vacunas anti-covid arribaron al país, se han reportado irregularidades sanitarias en su compra y consumo. La información, además, se ha reservado hasta por 5 años.

spot_img

Varias irregularidades ya han sido denunciadas por especialistas y legisladores salvadoreños, sobre la gestión de compras, adquisiciones y administración de las vacunas contra el virus SARS-COV-2, desde que el Ministerio de Salud (MINSAL) declara reservas a la información sobre dichos procedimientos, desde el pasado 11 de marzo. Las denuncias sobre los hechos alegan un impacto inesperado sobre la salud pública y el control financiero en las compras.

Entre tanto, el país ya ha recibido más de 3 millones de unidades de vacunas, y pretende inmunizar a más de 4,5 millones de salvadoreños, para detener el impacto del covid-19 en la salud pública. A la fecha, ya se enumeran unos 64,431 casos diagnosticados, y unos 2,017 decesos.

La Reserva de Información

Desde el pasado 24 de marzo, el MINSAL declaró la reserva a la información de contratos publicitarios, procesos de adquisición de vacunas, el registro de cabinas de vacunación y datos referidos al Plan Nacional de Despliegue de la Información.

Según lo detalla el último Indice de Información en Reserva, los plazos de restricción de información pública tendrán rigor hasta por cinco años, para el caso de la “adquisición de pautas publicitarias, incluyendo el expediente que contiene la información de las ofertas; de la Dirección de Comunicación Social e Institucional”, y los “procesos de adquisición de vacunas contra el SARS-COV-2. Unidad de Adquisiciones y Contrataciones UACI”.

El primero habría considerado las reservas sobre perjuicios a terceros; y el segundo, la seguridad pública, de acuerdo con los literales “h” y “d” del artículo 19 de la Ley de Acceso a la Información Pública (LEIP).

Otro régimen de restricción se determinó durante tres años, para el “registro de cabinas destinadas a la vacunación contra el SARS-COV-2. Dirección Nacional de Primer Nivel de Atención”. Ese mismo plazo de restricción se determinó, también, para el “plan Nacional de Despliegue de Vacunación contra SARS-COV-2 CENABI/PVI”. La razón de éstos últimos se justificó ante el posible “peligro evidente la vida, la seguridad o la salud de cualquier persona”, que establece el numeral “b” de la LEIP.

Según la LEIP, la clasificación de información tiene lugar “conforme a un análisis caso por caso, mediante la aplicación de la prueba del daño frente al interés público”. Sin embargo, varias irregularidades se han reportado, desde la adquisición de los primeros lotes de vacunas ingresados al país.

Irrgularidades Sanitarias

Desde el pasado 30 de diciembre, El Salvador recibió las primeras dosificaciones de antidotos para combatir y prevenir las afectaciones sanitarias por el Sars-cov-2. Al país arribaron varios cargamentos de vacunas, de algunas marcas reconocidas; entre ellas, la inglesa AstrazZeneca; Covishield, Coronavac, Covaz y la china, Sinovac.

Sin embargo, la importación y administración de varias de las marcas importadas en el país fue cuestionada, en reiteradas ocasiones, por especialistas y por varios de los diputados del congreso salvadoreño. Estos últimos ya han cuestionado las prácticas de reserva de información, relacionada con la administración de políticas sanitarias para la contención del covid-19.

De cara a las contradicciones el gobierno central ha gestionado la comunicación oficial, a través de sus portavoces, portales oficiales y redes sociales; pero muy limitada en sobre la documentación que compete a la gestión de compras.

La confrontación de los hechos ha tenido lugar. Desde el pasado 30 de diciembre, el arribo de varias miles de unidades de la vacuna AztraZéneca recibió la inmediata desaprobación de legisladores y de especialistas del sistema de Salud, luego de que se comprobara que su efectividad era de a penas la de un 70%, y no la del 95% que habían anunciado las farmacéuticas Pfizer y Moderna.

La discusión de la aplicación del fármaco fue discutida por el congreso salvadoreño, al cuestionar la eficacia y el financiamiento de la adquisición, administración y aplicación del mismo; luego de que el titular del MINSAL, Francisco Alabí, confirmara que la vacuna daría efectos secundarios y de que anunciara la suspensión sobre la experimentación de la salud de los salvadoreños.

VEA: ALABI: ASTRAZENECA NO EXPERIMENTARÁ EN EL SALVADOR, PERO VACUNA DARÁ EFECTOS SECUNDARIOS.

Otro lote de unas 20 mil vacunas arribó en suelo salvadoreño, hasta el pasado 17 de febrero. Los antídotos eran de la marca Covishield, creada por los laboratorios Serum Institute of India y Oxford-AstraZeneca.

Las autoridades de salud anunciaron la pronta aplicación del nuevo fármaco. Sin embargo, en su portal oficial, All India Drug Actonio Network anunció que su aprobación se habría apresurado. Informó, pues, que las vacunas de un “estudio puente”, para experimentar su eficacia y seguridad en la administración sanitaria.

VEA: LLEGA A EL SALVADOR LOTE DE 20 MIL VACUNAS INDIAS CONTRA EL COVID-19

Las criticas de la administración sanitaria también alertaron la opinión pública, tras la aplicación del CoronaVac. Hasta el pasado 31 de marzo, más de 5 mil 58 maestros del sector público ya habían sido vacunados por autoridades del sistema de salud público.

No obstante, la Unidad Médica de San Antonio Abad reportó en emergencia a un docente, poco tiempo de haber recibido la vacuna. El titular del MINSAL, por su parte, detalló que la emergencia del paciente se relacionaba con un cuadro de hipertención arteria no atendido; y la Ministra de Salud, Carla Hananya de Varela, descartó que su padecimiento se relacionara con la dosificación de la vacuna.

VEA; MINSAL HA APLICADO LA VACUNA A MÁS DE 5 MIL DOCENTES DEL SECTOR PÚBLICO

Otras vacunaciones están pendientes de ser administradas. Desde que se confirmó la distribución de unas 33,600 dosis de las vacunas COVAX, el gobierno central anunció priorizar a los sectores de primera línea sanitarios y no sanitarios. Hasta el 27 de marzo, otro lote de un millón de vacunas de la farmacéutica Sinovac vendría a darle soporte a unos sector docente.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias