spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

Cinco párrafos de deseos y uno de realidades

spot_img

Hay demasiadas expectativas sobre este año, pero lo más importante es que hasta el momento la mayorí­a estamos bien preparados para ver una papeleta y elegir al próximo personaje polí­tico que nos mostrará su destreza para tratar con la gente, que nos enseñará sus conocimientos más profundos y cientí­ficos o, bien, cometerá demasiados errores al escribir en Twitter, aunque creo que es por no tener los caracteres suficientes. Por lo demás, presento mis deseos para cada grupo sobresaliente del paí­s.

Señores diputados, entiendo que ustedes están desesperados, se reúnen solo una vez a la semana y benefician al pueblo cuando se les da la gana. Por lo que, aunque quizá no lean esto, les deseo las mejores felicitaciones, de parte de ustedes espero la madurez necesaria para enfrentar posibles sanciones del gobierno estadounidense ante el tratado con el gobierno de ese paí­s, aunque este año es del cerdo, no creo que puedan aprender la lección de parte de este, porque el cerdo cree estar bien en la suciedad, aunque se mire feo por ello.

Querido ministerio de educación: hasta cierto punto me he librado de ustedes, durante años mi educación no ha sido muy buena, aunque los felicito por darme los útiles escolares, zapatos y uniforme que como salvadoreños han pagado muchos de mis familiares. Me causa emoción que llamen “avance en la educación” el no subir de la nota 6.0 la Prueba de Aptitudes para Egresados de Educación Media, porque eso muestra que nuestro sistema educativo no va muy bien, aunque seré sincero al decir que solo me importaban sociales y lenguaje.

Estimado Tribuna Supremo Electoral, confí­o en que no habrá “fraude electoral”, ya estamos un poco mayores como para estar haciendo tonterí­as, quizá ganen los mismos de siempre, quizá recapacitemos en que siempre fallamos con la democracia representativa, pero lo más recomendable es que busquemos ser más transparentes cada año en un paí­s donde casi todos aman la mentira y se molestan con la verdad, aunque no niego que lo mejor es buscar al pueblo para ayudar con el voto.

Ya que mencioné las elecciones, al que quede como presidente le recomiendo que, por favor, no invierta más en seguridad. Invierta en salud y educación, porque si hay salud las personas no tendrán la necesidad de salir a pedir/robar a las calles para pagar un tratamiento y si educa correctamente a esta generación se dará cuenta que dentro de 20 años tendrá una mejor población en este paí­s, sé que la reelección no es válida, pero es válida la lección de que “cuando se lee poco, se dispara mucho”.

Al estimado profesor Salvador Sánchez Cerén le recomiendo que se sincere ante el pueblo salvadoreño, no vaya a ser que dentro de poco el señor Fiscal General de la República podrí­a investigarlo y detenerlo por ello, sino ha tomado nada, está bien, no hay problema, solo es una recomendación que hace tener contacto con la gente y así­ poder gobernar con ellos un paí­s en el que nadie puede gobernarse solo tan fácilmente, es más fácil salir a pedir/robar en el transporte público que buscar un empleo digno.

Considerando que como paí­s nos falta mucho, mi mayor deseo es que mejoremos y tal vez, solo así­, podemos valorar mucho más todo aquello que nos rodea y aprendamos que “el respeto al derecho ajeno es la paz” y que “el fruto de la justicia es la paz y el fruto de la equidad es la seguridad perpetua”, aunque para llegar a eso nos falte mucho, por lo demás: les deseo un próspero 2019 y que puedan salir bien con todo.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias