spot_img
spot_img
jueves, 21 de octubre del 2021

Víctimas de crímenes en la guerra expresan a CIDH su lucha incansable por justicia restaurativa

La relatora de CIDH, Antonia Urrejola, indicó que lo central de esta visita es oír a las víctimas y desde esta perspectiva es muy importante, debido a que recolectan insumos de primera mano para poder hacer las recomendaciones al Estado Salvadoreño.

spot_img

El reloj marcaba las 10 de la mañana este lunes en el hospitalito de la Divina Providencia de San Salvador, lugar donde víctimas de la Guerra Civil Salvadoreña llegaron con grandes expectativas de expresar su clamor de justicia restaurativa a los miembros de la Comisión Interameramericana de los Derechos Humanos (CIDH).

Y con una cálida recepción, fueron atendidos los afectados por acciones de soldados de la Fuerza Armada Salvadoreña y de la guerrilla, quienes uno tras otro expresaban su casos y con el tormento que han tendido que vivir ante la brutalidad con la cual le arrebataron la vida a sus seres queridos.

El salón se colmó de sentimientos, debido a la liberadora sesión que les dio la sensación que su larga lucha estará pronta de poder pasar a la siguiente fase y estar un paso cerca de obtener justicia.

Con las emociones a flor de piel, las víctimas agarraron valor para plantear cada detalle de su denuncia y que sea colocada en el informe que elaborará la CIDH.

La intensa jornada terminó pasado el mediodía, con sonrisas en rostros ya que consideraron que esta entidad si les extenderá la mano para que el gobierno agilice su proceso ante la barbarie que se vivió en el pasado y cerrarse estas heridas.

Una de ellas es Irma Serrano, quien sufrió la pérdida de su hermano Carlos Manuel Serrano, quien era un miembro del Bloque Popular Revolucionario y fue desaparecido en abril de 1980, mientras se dirigía al aeropuerto de Comalapa.

“Él fue secuestrado y desaparecido, no se encontraba armado. Como familia queremos conocer que pasó con él, quienes lo desaparecieron y por qué fue el motivo por el cual le cortaron y violentado la vida a un joven”, expresó.

En este sentido, dijo que tienen el objetivo de volver reabrir el caso, luego que en la ocasión anterior el proceso quedó corto ya que el defensor tuvo que salir del país tras amenazas.

Asimismo, expresó que quiere que se esclarezca del caso del padre de su hija, René Oviedo, que fue asesinado por sus propios compañeros de la Guerrilla en el frente paracentral.

“Un individuo que era comandante que le decía Mayo Sabrían; este señor por orden o encubrimiento, no se sabe… y por eso hay que investigar, cómo fue que pudo ordenar a lo largo de tantos años asesinatos y torturas. Ese es uno de muchos casos cometidos por este señor”, expresó.

Serrano recalcó que se debe hacer una verdadera justicia al llevar a cada uno de los responsables de los crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Respecto a esta jornada, la catalogó de fructífera por que se expusieron con claridad sus solicitudes que en el paso de los años han sido ignoradas.

 Agregó, que es importante este “empujón” para que el gobierno tome las acciones pertinentes, por lo tanto dijo que no tuvieron sensación que esta jornada haya sido revictimizante.

Por su parte, la relatora de CIDH, Antonia Urrejola, indicó que lo central de esta visita es oír a las víctimas y desde esta perspectiva es muy importante, debido a que recolectan insumos de primera mano para poder hacer las recomendaciones al Estado Salvadoreño.

“Básicamente el objetivo de esta reunión es escuchar la demanda de las víctimas, esa es la idea del espacio. Hablamos con la canciller y nos dijo que las puertas están completamente abiertas, fue una súper muy buena reunión”, acotó.

A la junta a la que hace referencia Urrejola, es a la que sostuvo a tempranas horas de este lunes en la Cancillería Salvadoreña.

Con la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco, abordaron brevemente temas como seguridad ciudadana, memoria, verdad justicia y acceso a la justicia, la situación de los derechos de las mujeres y personas LGBTI, la situación de personas migrantes, y desplazadas y los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA).

"La presencia de la CIDH  es fundamental para marcar un antes y un después en la historia de El Salvador en la búsqueda por el respeto de los derechos humanos", dijo Hill a la delegación de la CIDH.

Durante el encuentro, la canciller hizo un llamado a trabajar en conjunto a fin de que las presentes y nuevas generaciones de salvadoreños estén conscientes de sus derechos y responsabilidades.

"El presidente Nayib Bukele está comprometido con la lucha por el respeto a los derechos humanos", subrayó la canciller Hill.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias