spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Vaticano confirma martirio de Rutilio Grande y dos salvadoreños masacrados en la Guerra Civil

La declaración del "martirio" es decisiva para la beatificación, ya que entonces no es necesario reconocer un milagro como en el resto de procesos.

spot_img

El sacerdote salvadoreño, Rutilio Grande, y dos laicos asesinados con él en El Salvador el 12 de marzo de 1977, fueron reconocidos como mártires de Iglesia Católica, según un decreto aprobado por el Papa Francisco.

El Vaticano informó hoy de que el Papa recibió este viernes al prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Angelo Becciu, quien le presentó varios decretos para la beatificación entre los que se encontraba el de Rutilio Grande, quien fue asesinado por los escuadrones de la muerte.

El que será nuevo beato salvadoreño nació el 5 de julio de 1928 en El Paisnal, y fue asesinado en un ataque armado cuando se dirigía a oficiar una misa.

La declaración del "martirio" es decisiva para la beatificación, ya que entonces no es necesario reconocer un milagro como en el resto de procesos.

Junto con Rutilio Grande también serán beatificados las dos personas que fallecieron con él en la emboscada Manuel Solórzano, de 72 años y Nelson Rutilio Lemus, de 15.

Este jesuita, conocido como "padre Tilo", era párroco en la localidad de Aguilares, 32 kilómetros al norte de San Salvador y mantenía una amistad con el arzobispo Romero, también asesinado en 1980, mientras oficiaba una misa.

Romero fue consagrado arzobispo de San Salvador en febrero de 1977 y tres semanas después fue asesinado Grande, hecho que le llevó al inicio de una larga cadena de denuncias de graves violaciones de los derechos e injusticias sociales hasta le mató un escuadrón de la muerte.

El padre Grande fue asesinado en un lugar conocido como Las Tres Cruces y ubicado en El Paisnal y que se ha convertido en un lugar de peregrinación para los fieles.

El papa Francisco había asegurado en octubre de 2015 que Grande y Romero, que fue declarado santo el 14 de octubre de 2018, era "un tesoro y una fundada esperanza para la Iglesia y para la sociedad salvadoreña".

A principios de 2019 durante su viaje a Panamá, el papa ya adelantó a un grupo de jesuitas que el proceso de beatificación procedía "muy bien".

"Yo a Rutilio lo quiero mucho. En la entrada de mi cuarto tengo un marco que contiene un pedazo de tela ensangrentada de (Oscar) Romero y los apuntes de una catequesis de Rutilio", reveló el papa en este encuentro.

Grande nació el 5 de julio de 1928 en El Paisnal, y fue el hijo último de Salvador Grande, un hombre de importancia económica y política y alcalde de El Paisnal durante varios años y diferentes períodos, y de Cristina García, quien murió cuando Rutilio tenía cuatro años; lo cual hizo que pasara al cuidado de su abuela, quien, en palabras de Rutilio, fue una mujer religiosa y a quien el mismo Rutilio atribuyó la responsabilidad de su espíritu y vocación.

En su juventud fue reclutado al sacerdocio por el arzobispo Luis Chávez y González, ingresando al seminario a mediados de enero de 1941. Fue formador en el seminario de San José de la Montaña de San Salvador. En 1967 comenzó su amistad con Óscar Romero, sacerdote diocesano.

Fundación Roque Dalton expresa su alegría por el reconocimiento a Grande

Por su parte, la Fundación Roque Dalton informó en su página web, que comparte la alegría de comunidad católica y de sociedad en general, por reconocimiento que el papa Francisco ha hecho este sábado de Mártires para Rutilio Grande, Nelson Rutilio Lemus y Manuel Solórzano. Un paso inmenso hacia nueva beatificación.

“El padre Rutilio Grande y sus acompañantes fueron asesinados en 1977, presuntamente por Guardias Nacionales (GN), quienes los emboscaron. Su crimen está en la impunidad. La FRDalton exige justicia para éste y los miles de crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por ambas partes enfrentadas antes y después del conflicto armado o guerra civil”, reza un extracto de la publicación de la fundación.

Presidencia manifiesta su satisfacción al conocer la noticia

Por su parte, el Gobierno de la República expresó su alegría ante tan importante noticia, que honra la memoria, la fe y la causa histórica del sacerdote.

El presidente de la República, Nayib Bukele, recordó en su cuenta de Twitter que, en 2015, durante una visita al Vaticano junto a su esposa, Gabriela de Bukele, el pontífice le expresó: “esperen la beatificación de Rutilio Grande”.

“El Gobierno del Presidente Nayib Bukele celebra esta importante noticia para El Salvador, la Iglesia Católica, su feligresía y toda la población; la decisión de la Santa Sede de proclamarlo mártir y posible beato nos demuestra que este paso es muy significativo para la sociedad, la paz y la tranquilidad de nuestro país a través de la fe y los valores que profesaba el padre Grande, una persona contemporánea a San Oscar Arnulfo Romero”, externa el Gobierno de la República.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias