spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Salvadoreños desisten de emprender viaje a EE.UU. en sexta caravana migrante

Esta nueva movilización de personas surgió a partir del 2 de enero de este año, luego que en Facebook apareciera el perfil “Caravana salvadoreña 2020”.

spot_img

La sexta caravana de migrantes salvadoreños sufrió algunas bajas, en la madrugada de este lunes, luego que las pocas personas que atendieron el llamado a esta concentración decidieran regresar a sus casas y no correr el riesgo de buscar viajar de manera ilegal a Estados Unidos.

Esta nueva movilización de personas surgió a partir del 2 de enero de este año, luego que en Facebook apareciera el perfil “Caravana salvadoreña 2020”, por medio del cual sujetos desconocidos convocaban a ciudadanos de todas las edades a concentrarse en la plaza Salvador del Mundo este 20 de enero para circular de manera ilegal Guatemala y México, con el objetivo de presuntamente buscar un futuro próspero en la nación del Norte.

Entre las publicaciones que tiene este perfil, se puede ver que hay un número telefónico para poder acceder a un grupo de WhatsApp, donde brindarían los pormenores del recorrido.

Por lo tanto, alrededor de 25 personas llegaron en la tarde del domingo al punto indicado, con el afán de dejar las tierras patrias.

Transcurrieron las horas y el número de asistentes no aumentaba, lo que generaba un poco de incertidumbre entre los presentes pero seguían con la vista puesta en poder lograr el objetivo.

En este sentido, varios optaron por ir a refugiarse en diferentes sectores, debido al frío clima que se sentía en la icónica plaza salvadoreña. Otros le apostaron quedarse en el lugar, abrigarse, platicar con los demás migrantes y acompañados de una taza de café.

Mientras ellos se encontraban en su interacción, eran fuertemente custodiados por la Policía Fronteriza, quienes por varias horas se mantuvieron solamente expectantes del grupo. Además, eran acompañados por personal de la Fiscalía General de la República y de la Dirección General de Migración.

Al conversar con los migrantes, sus declaraciones coincidieron al decir que habían tomado esta decisión por la falta de oportunidades laborales y la mala remuneración en los trabajos existentes.

Uno de ellos fue un joven sonsonateco que prefirió no ser identificado, quien afirmó que aunque tiene un técnico en diseño gráfico no ha podido encontrar trabajo en su área.

Sin embargo, destacó que “no puede echarle” la culpa al gobierno porque tiene poco tiempo de estar trabajando, pero que es un problema que se ha arrastrado por años.

Por su parte, un hombre oriundo de La Paz, indicó que la falta de oportunidades radica en que las administraciones presidenciales en turno, solo les dan oportunidad a las personas que las acompañan o que se visten por la misma ideología política.

Mientras los jóvenes expresaban su posición, miembros de la Cruz Roja Salvadoreña llegaron a la zona para evaluar si podían dar asistencia a los migrantes, pero luego de hacer una inspección se retiraron.

Pero los que si pasaron de la inactividad a la acción fueron los agentes fronterizos, quienes platicaron con algunos de los asistentes y les solicitaron su documentación.

Con esta medida, lograron detectar a uno de los presuntos organizadores de la caravana a quien sacaron del grupo, lo trasladaron hacia la patrulla y lo esposaron para llevarlo a una delegación policial, donde guardará prisión por ser acusado de tráfico ilegal de personas.

Además, se supo que esta persona tenía antecedentes  de realizar este tipo de delitos, por lo que fue allanada su residencia  ubicada en Juayúa, Sonsonate.

Esto terminó de minar el estado anímico de los presentes, quienes se echaron para atrás de realizar el recorrido.

Al borde de las 12 de la madrugada, el director general de Migración, Ricardo Cucalón, llegó a la plaza para plantearles el riesgo que estaban tomando al hacer esta acción.

“Nosotros no podemos negarles el derecho de la libre circulación, pero queremos hacerles conciencia del problema que les puede acarrear el viajar a Estados Unidos”, dijo Cucalón.

El diálogo entre el director y los migrantes duró cerca de las dos horas, pero finalmente prefirieron aceptar la asistencia que Cucalón les estaba ofreciendo, que consistía en refugio, transporte y comida para poder regresar a sus casas.

Ante esto, el funcionario informó que los jóvenes habían sido engañados y por lo cual le bridaron este apoyo.

“Policía y FGR se encargaron de ver ese tema, recordemos que hay un artículo en el Código Penal que prohíbe le tráfico de personas, se determinó de parte de fiscalía que  haba una persona que estaba incitando de llevar a la gente fuera de nuestras fronteras de forma indebida  y por eso actuaron de esta manera”, expresó.

 Además, le hizo un llamado a las personas que no se dejen engañar por personas inescrupulosas que se aprovechan de las condiciones que se encuentran algunos ciudadanos.

“Esto no le podemos llamar ni caravana, es un grupo de personas pequeño  que se juntaron porque fueron engañadas en redes sociales y no es correcto. Esto no puede suceder, por eso estamos acá… No tenemos información de otros sectores que se están agrupando”, culminó.

  

Asimismo, las autoridades confirmaron que las personas que habían atendidos el llamado procedían de San Vicente, Usulután, Sonsonate, La Paz y Chalatenango.

Grupo de cerca de 30 personas salen hacia Estados Unidos

Pese a las advertencias de Cucalón, al menos 30 personas salieron del Salvador del Mundo para poder cumplir la meta de dirigirse al destino que se han trazado.

De igual forma, las autoridades de migración les expresaron el peligro que corren al hacer esta acción, pero hicieron caso omiso a las peticiones.

En esta ocasión, van personas mayores y adultos con menores de edad, a quienes les solicitaron la documentación respectiva.

Salvadoreños salen en caravanas desde finales de 2018

Esta forma de migrar de los compatriotas se registró a partir del 28 de octubre de 2018, cuando unos 1 mil salvadoreños atravesaron las fronteras para imitar este fenómeno que se estaba desarrollando en Honduras.

Este grupo se fraccionó en su travesía, por lo tanto el primer grupo logró ser la punta de lanza para abrir el camino al resto.

Días después otros salvadoreños se aventuraron, pero como sus antecesores se enfrentaron a un paso cerrado en las fronteras estadounidenses.

Pero esto no detuvo los ánimos de otro dos grupos, el último en salir fue el 16 de enero de 2019, durante el 27 aniversario de los Acuerdos de Paz que puso fin a 12 años de guerra civil (1980-1992). En esa ocasión, salieron 100 personas del territorio cuscatleco.

Tercer país seguro entre Estados Unidos, México y el Triángulo Norte

Ante la llegada masiva de centroamericanos, la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, creó en junio de 2019 una serie de políticas migratorias para poderlas ejecutar con México y el Triángulo Norte.

En esta lógica, Trump hizo uso de la figura del “Tercer País Seguro” que se basa en los principios de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, implica que un país puede negarse a conceder asilo a una persona y remitirla a un tercer país que sea considerado “seguro”. En este caso, quienes migren hacia el norte del continente desde Centroamérica tendrían que pedir asilo primero en México,  Guatemala, Honduras o El Salvador.

El otro único país con el que EE.UU. tiene un acuerdo de tercer país seguro es Canadá. Fue firmado en 2002, con el objetivo de evitar que las personas a las que les fuera negada la solicitud en Estados Unidos pudieran aplicar en Canadá. Al poco tiempo de ser implementadas las medidas, se redujo “drásticamente” el flujo de migrantes desde EE.UU. a Canadá.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración de México (INM) informó que habían atendido a un total de 1,087 migrantes, a quienes  se les evalúa su “situación migratoria”.

La entidad migratoria no descartó retornar a algunos de los extranjeros a su país de origen cuando la situación “así lo amerite”.

Agregó que México está promoviendo en Guatemala, Honduras y El Salvador dos programas de empleo, uno para la juventud, conocido como Jóvenes Construyendo el Futuro, y otro para campesinos, que recibe el nombre de Sembrando Vida, lo que según externaron algunos migrantes los ha llevado a dividirse entre la confianza y el recelo hacia las autoridades del país Azteca. Algunos son de la opinión que se les está ofreciendo trabajo en las naciones de las que están huyendo por culpa de la violencia de las pandillas.

Por su parte, las autoridades salvadoreñas hacen uso de la tecnología, mediante el uso de drones para estar pendiente de la seguridad en puntos fronterizos, no habilitados.

Los aparatos permiten a los agentes de la Patrulla Fronteriza verificar desde las alturas todos los movimientos que ocurren en los llamados “puntos ciegos”, cercanos a las fronteras.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias