spot_img
spot_img
martes, 18 de mayo del 2021

Reforma penitenciaria beneficiará a enfermos terminales

Según una investigación del IUDOP realizada en 2015, los centros penales del paí­s albergan a 31.148 reos

spot_imgspot_img

Diputados de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa acordaron este miércoles dictamen favorable para analizar disposiciones transitorias de emergencia que permitirán minimizar la sobrepoblación carcelaria del paí­s.  La medida establece que privados de libertad con enfermedades terminales puedan obtener su independencia.

La propuesta de disminuir el hacinamiento carcelario surgió como parte de las medidas extraordinarias que el presidente Sánchez Cerén dio a conocer el 14 de marzo del año en curso como una de las tres estrategias para combatir la delincuencia que sumerge al paí­s.

Según los diputados, los beneficiados son personas que ya no representan un peligro para la sociedad y que han recibidos condenas de menos de ocho años y que no implican conductas de peligrosidad trascendental.  Además los reos mayores de 60 años de edad que hayan cumplido un tercio de la pena serán también beneficiados, siempre y cuando no hayan cometido delitos graves.

Las personas con enfermedades terminales tendrán que ser previamente evaluadas con dictamen pericial realizado por el Instituto de Medicina Legal (IML).  Los reos deben comprobar padecer de enfermedades crónicas degenerativas o en perí­odo terminal que los dificulten para valerse por sí­ mismos.

Ante esto, las reacciones de los diputados no se hicieron esperar, el parlamentario efemelenista Damián Alegrí­a expresó que el decreto “es parte de las acciones del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia. Los beneficiarios son personas que ya no representan peligro para la sociedad.  Se trata de reducir un poco el hacinamiento para permitir que los centros penales sean utilizados de manear más efectiva para aplicar medidas de readaptación en cada uno”.

Por su parte, el diputado pedecista, Arnoldo Marí­n señalo, “es de humanidad que los reos con enfermedades terminales salgan a vivir los últimos dí­as con sus familias.  Hay muchos ancianos que apenas caminan solos, padeciendo enfermedades terminales y que a grandes gritos piden clemencia, perdón, por las faltas que hayan cometido en su momento”.

La medida transitoria tendrá vigencia por un año contado a partir de su publicación en el Diario Oficial.
Sobrepoblación carcelaria y deficiencias

Según un estudio sobre la situación penitenciaria del paí­s realizado recientemente por el Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), la sobrepoblación en las cárceles del paí­s se encuentra colapsado desde hace más de una década debido al acelerado crecimiento de las tasas de encierros.

Datos de la Dirección General de Centros Penales (DGCP) revelan que en 2015 hubo un total de 31.148 privados de libertad, tomando esta cifra de base se vislumbra que de cada 100 cupos disponibles, el Estado introduce 367 personas.  La mayorí­a de penales no reúnen las condiciones de infraestructura, espacio fí­sico y suministros de servicios básicos para albergar a esas personas.

Además el estudio del IUDOP señala que por cada cien mil habitantes muestra que entre el año 2009 y 2015 pasó de 375 a 440 reos, “lo que representa una de las tasas más altas del mundo”. la tasa más alta a nivel mundial pertenece a la República de Seychelles, la cual es de 868 reos por cada cien mil habitantes.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias