spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

¿Quo vadis Universidad de El Salvador?

Este 16 de febrero la Universidad de El Salvador llegó a sus 179 años de existencia. Es momento para repensar el rol, misión y visión del Alma Mater de cara a las exigencias del siglo XXI. Según el Ranking Top Universities https://www.topuniversities.com/ la UES se ubica en el lugar 251 de  391 Universidades. 

A finales de 2019 se realizaron las elecciones para nuevas autoridades de la UES, y el continuismo triunfó sobre la transformación producto de un proceso con muchos vicios, votantes de Asociaciones de Profesionales  creadas para tal fin  y con una Asamblea General Universitaria a  su favor las nuevas autoridades se hicieron del poder.

Ahora si vemos la parte académica: ¿Cuántas patentes se han generado a partir de sus investigaciones que puedan beneficiar al desarrollo del país en los últimos 10 años? ¿Hay transferencia de conocimiento al sector productivo  que genere retorno económico? ¿Cuántas citaciones o publicaciones de la UES  se toman como referencia a nivel global? 

La actividad académica se ve afectada debido a falta de laboratorios apropiados para llevar a la práctica la teoría, además de la inaccesibilidad a internet inalámbrico dentro del campus. La Universidad en Línea ofrece pocas carreras en esta modalidad, y no se tiene una evaluación constante de su desarrollo, se deberá mejorarla y  potenciarla  e incorporar la modalidad semipresencial en todas las carreras  de acuerdo con la necesidades académicas ; Campus ese ha vuelto insuficiente para albergar aproximadamente 50, 000 estudiantes.

Resulta paradójico que al ser una Universidad estatal que funciona con fondos públicos recibidos de nuestros impuestos  no se evalúe por la Comisión Nacional de la Acreditación de la Calidad de la Educación Superior, ni auditada por la Corte de Cuentas amparada en la Autonomía Universitaria.

Se sabe de desvío de fondos , de plazas otorgadas por afinidad ,los programas académicos no se han actualizado por años, se necesita un cambio curricular de acuerdo con la realidad que se vive a nivel mundial y nacional,  adoptar nuevas  teorías y paradigmas educativos lo que contribuirá a mejorar las estrategias de enseñanza-aprendizaje como la metodología STEAM- Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemática que es  una modalidad educativa de integración de estas áreas donde el estudiante explora su aprendizaje en situaciones reales, la vinculación Universidad-Empresa-

Gobierno, especialización del docente a nivel de doctorado,  incorporar la tecnología e innovación , creación de nuevas carreras de cara a la Revolución Industrial 4.0 además de mejorar la infraestructura del campus el cual se ha vuelto insalubre por la cantidad de basura generada por ventas estacionarias que proliferan por todos lados, lo que ha hecho que el ambiente se  convierta  en una bazofia.

La UES enfrenta  hoy en día  grandes retos: apostarle a la Investigación, Innovación y Desarrollo o aferrarse a la consigna antigua “ La Universidad de El Salvador se niega a morir”  del ex- rector  Ulloa, la cual queda como parte importante de la historia del Alma Mater cuando en ese entonces continúo sus labores en el exilio luego de una de tantas intervenciones militares . Hoy en día vivimos otra realidad a la cual se debe poner la Educación Superior acorde con este entorno.

Aun cuando el Estado  siempre  les otorga fondos adicionales, nunca se han rendido cuentas sobre en que se utilizaron, se sabe que la UES en 2019  pagó más de 1 millón en seguridad privada según una investigación de https://gatoencerrado.news/ cuando su propia vigilancia carece de armas y equipo y la inseguridad sigue siendo un problema

La evaluación 2019  del Alto  Consejo de Evaluación de la Investigación y. Educación Superior de Francia, (Hcéres por sus siglas en francés) otorgó a la UES acreditación sin reserva para 5 años aun cuando señala problemas de fraude y corrupción.

La UES otrora fue líder en la región, ¿qué hacer para que retome su lugar ?

¿Quo vadis Universidad de El Salvador?

Roberto Carbajal
Roberto Carbajal
Actor y gestor cultural; docente universitario; profesor Educación Artística, Máster en Investigación Social. Columnista y colaborador de ContraPunto

Últimas entradas