miércoles, 11 de mayo del 2022
spot_img

Presentan maqueta para Bitcoin City, pero no lanzan Bono Volcánico

¡Sigue nuestras redes sociales!

Maqueta de Bticoin City es anunciada por presidente Nayib Bukele. Pero no lanzan Bono Volcánico, con el que pretenden financiar el proyecto de $1,000 millones, y la deuda del FMI, por $800 millones.

Por Alessia Genoves


Bitcoin City es un mega-proyecto habitacional, dedicada a inversionistas privados. Excepción de impuestos, nacionalidad salvadoreña y garantías especiales definen al proyecto como una zona económica exclusiva, que será financiada a través del intercambio de “Bonos Bitcoin” (Bonos Volcánicos), por un valor en emisión de $1,000 millones de dólares, según lo anunció el presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

Un modelo a escala ha sido divulgado por el presidente. Cuatro de las imágenes proyectan la distribución de su infraestructura. Sin embargo, el mandatario no identificó a la empresa constructora, ni a los actores involucrados. Más allá de ello, es la empresa BitFinex la principal agencia de inversiones, y emisora del criptobono; y su representante, Sam Mow, quien se define como “el arquitecto” del proyecto, de una forma retórica.

Los Bonos Volcánicos, sin embargo, aún no se han emitido. Esta declaración fue anunciada por el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya. Estos títulos valores sólo serían emitidos en el momento adecuado. Es el presidente de la república que nos dice el momento adecuado; y de acuerdo, también, a nosotros cómo vemos el mercado”.

Bitcoin City

Conchagua, La Unión, es la zona que albergará al mega proyecto urbanístico. Su superficie circular contará con un radio de tan sólo 10 kilómetros; y espera albergar una zona habitacional, y los centros de operaciones bursátiles, para los empresarios invertirán en el país, desde modelos de negocio basados en las criptomonedas.

Bitcoin City será un círculo que encierra un volcán. Este volcán será para la minería de la planta y un segundo que le dará energía a la ciudad”, son las promesas que anunció el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, al cierre de la Bitcoin Week, en noviembre del año pasado.

El proyecto urbanístico plantea concretarse en una ciudad auto-sostenible y moderna. Será avastecida de energía geotérmica, además de la planta de minería en Bitcóin. “Tendrá su propia alcaldía”, y aeropuerto, bajo las condiciones económicas especiales, y dedicadas al inversionista, según detalló Bukele.

Bonos Volcánicos

Unos $1,000 millones de dólares se invertirán para la construcción de Bitcóin City, y en una planta productora de energía geotérmica. El financiamiento partirá de la emisión del “Bono Volcánico”, precisamente, de la empresa Blockstream, que impone un impuesto por el valor agregado del 10%.

El gobierno asegura que la emisión de los títulos valores se van a “canalizar a través de LaGeo”, con una cobertura de “garantía soberana”, con la “planificación y los proyectos de LaGeo y Grupo CEL” (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa), el palabras del ministro Zelaya.

Desde su presentación, en noviembre de 2021, se anunció que la emisión del Bono Volcánico comenzará a partir del año 2022, durante 10 años. Sin embargo, en el transcurso de los 5 meses del año, los Bonos Volcánicos aún no han sido emitidos, sino hasta la espera de un “clima de inversión favorable”, de acuerdo con los ejecutivos del gobierno salvadoreño.

Sin embargo, ese clima de inversión no es favorable, por condiciones como la baja calificación crediticia que empresas de calificación de riesgo sostienen sobre El Salvador. La respuesta de las agencias se debe, entre otras cosas, a señalamientos como una supuesta “acumulación de poderes” (legislativo, ejecutivo y judicial), por parte del partido oficial Nuevas Ideas; por una supuesta falta de transparencia y por la adopción del Bitcóin, dada a su volatilidad.


Standard & Poor 500, por su parte, establece una calificación de B- (negativo); y Fitch Ratings evalúa a El Salvador con la categoría CCC, todas cuanto provenían de calificaciones más estables. La agencia JP Morgan Chase la que incrementó a un 18.79% el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI). Éste dato representa un incremento del 3.1% respecto a la calificación obtenida en 2021 (14.91%).

En última instancia, Moody`s Investors Service establece un rating de Caa3 (negativo); entre otras cosas, por el impago de la deuda de $800 millones de dólares adquirida desde 2012 por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, Zelaya anunció que el pago de la deuda tendría lugar “antes del 23 de enero de 2023”, con soluciones como la emisión de $1,000 millones de dólares al mercado bursátil, con los conocidos “Bono Bitcoin”. Ésta última iniciativa, sin embargo, no ha tenido lugar; mientras tanto, el gobierno se mantendría expectante a emitirlos cuando existan “condiciones favorables en el mercado”. Pero éstas proyecciones no responden a las planteadas por la empresa BitFinex, que plantea que los $100 millones que se emitirán en títulos valores, se concretarán en un plazo de 10 años.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias