miércoles, 11 de mayo del 2022
spot_img

Evasión fiscal cae a un -20%. Dilatan pago de $800 millones al FMI

¡Sigue nuestras redes sociales!

Evasión fiscal se contrae a un -20% según Alejandro Zelaya. Pago de deuda por $800 millones al FMI se dará “antes del 23 de enero del 2023”, pero aún no han emitido Bono Bitcóin para saldarlo.

Por Alessia Genoves


A un -20% se contraen los indicadores de evasión fiscal. La declaración fue divulgada por el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya; quien añade que la presentación de la declaración tributaria “ha llegado a un 98%”, con influencia del mecanismo de evasión tributaria denominado Plan Anti-Evasión.

Pero, pese al incremento de la recaudación fiscal, el país contrae su calificación de riesgo a nivel internacional. La deuda externa ha incrementado en un 18% en los últimos 3 años del presidente salvadoreño, Nayib Bukele. Sin embargo, el país adeuda $800 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), desde 2012, en administraciones pasadas. El pago, según Zelaya, podría saldarse “antes del 23 de enero de 2023”.

Más fondos

Se incrementa la recaudación a unos “$330 millones de dólares”, durante los primeros tres meses del año 2022. Los hechos superan a un 10% las expectativas de recaudación fiscal proyectadas por Hacienda el año pasado, según lo declaró Zelaya.

Para la declaración, hemos llegado a un 98% de presentación, que es altísimo para una administración tributaria. No es el promedio normal”, indicó el ministro. Añadió que la políticas para la disuasión de la evasión fiscal, como el Plan Anti-Evasión, han tenido un impacto favorable, al punto de que no “sólo en el impuesto sobre la renta, sino también a nivel de IVA ha incrementado muchísimo. De ahí proviene ese 26% más”

Hasta un 33% contrasta la recaudación fiscal adquirida durante los primeros tres meses del año, frente a las adquisiciones obtenidos en la misma fecha del año 2021, según lo declaró el ministro, en el programa de entrevista, Frente a Frente, el lunes 3 de mayo de 2022.

Nosotros consideramos que, por lo menos, habremos impactado entre un 15% o un 20% del porcentaje de la evasión total. Creemos que para 2 años de un plan anti-evasión, es bastante ambicioso”, indicó Zelaya. Señaló que la cifra era favorable ante los estimaciones de las que “se evadían entre $1,500 y 2,000 millones (de dólares) anuales”.

Deudas y riesgos

Una deuda contraída por $800 millones de dólares debe saldar el Estado salvadoreño al FMI, al término del mes de marzo del año 2023. Sin embargo, el titular de hacienda indicó que el préstamo podría pagarse hasta “antes del 23 de enero de 2023”.

A inicios de año, el titular declaró las intenciones del gobierno en saldar los préstamos, a través de los Bonos Bitcóin (Bonos Volcánicos). Estos títulos valores se emitirán con un saldo equivalente a unos $1,000 millones de dólares; y su modalidad de operaciones tendría vigor con Bitcóin, la cripto-divisa con mayor capitalización en el mercado internacional.

Imagen

La deuda que se adquirió en 2012, fue sancionada por 84 diputados de la Asamblea Legislativa; y buscaba el pago de Letras del Tesoro (Letes y Remanentes). Transcurrieron 10 años, y esa deuda se fue acumulando durante las administraciones de los expresidentes Mauricio Funes (2009-2014) y Salvador Sáchez Cerén (2014-2019).

Algunos de los legisladores de la actual Asamblea Legislativa, como el diputado Jhonny Wright (Nuestro Tiempo), calificaron la iniciativa como “creativa” de manera irónica; y cuestionó que “los financistas, los prestamistas, van a aceptar pago en Bitcóin”. Y la diputada Anabel Belloso (FMLN), sostuvo que la decisión responde a que “no hay más organismos que le presten dinero al país”, al calificar que “el manejo de la deuda pública es irresponsable, sin transparencia, sin rendir cuentas”.

Hasta la fecha, los Bonos Bitcóin no han sido emitidos. Según lo indicó el ministro, el gobierno espera el momento adecuado. Es el presidente de la república que nos dice el momento adecuado; y de acuerdo, también, a nosotros cómo vemos el mercado”.

Mientras tanto, afronta las calificaciones internacionales de riesgo más altas, desde las últimas décadas, principalmente asociadas por la adquisición del Bitcóin como moneda de curso legal; las denuncias de la comunidad internacional por la presunta “acumulación de poder”, en el órgano judicial; y presuntas denuncias por vulneraciones a los derechos humanos.

Desde julio de 2021, agencias calificadoras de riesgo reducen las perspectivas de negociación económica. De modo que Moody`s establece un rating de Caa1 (negativo); Standard & Poor 500 establece una calificación de B- (negativo); y Fitch Ratings evalúa a El Salvador con la categoría CCC, todas cuanto provenían de calificaciones más estables.

En última instancia, fue la agencia JP Morgan Chase la que incrementó a un 18.79% el Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI). Éste dato representa un incremento del 3.1% respecto a la calificación obtenida en 2021 (14.91%).

En términos prácticos, “el EMBI proporciona a los inversores una definición del mercado de deuda en moneda externa de los mercados emergentes”. Esto es así, ya que “rastrea los rendimientos totales de los instrumentos de deuda externa negociados (fijada en dólar estadounidense) en los mercados emergentes”, según lo define la agencia.

Por su parte, el titular de Hacienda declaró que las calificaciones de riesgo podría impactar sobre la demanda de préstamos internacionales: si tú quieres ir al mercado internacional, sí. Si tu quieres vas con las multi-laterales, no”, respondió en la entrevista.

Sin embargo, considera que el indice del EMBI “no sirve” porque “no representa la realidad”. La opinión responde a las calificaciones de riesgo sobre economías de países que tienen deudas más elevadas (Costa Rica); o que están comprometidas en guerras (Ucrania), en comparación con la de El Salvador.

Al mismo tiempo, sostiene que el indicador, al basarse en “Bonos del Tesoro” que tendrían riesgo cero; hecho que Zelaya define como un “error teórico”, y que la variable estaría condicionada por la emisión de dólares, y porque los niveles de inflación se han elevado al 9.5 en Estados Unidos.

Aunque Zelaya haya sido contrariado por representantes del FMI, el ministro sostiene que el gobierno ha “abierto el diálogo con el FMI, desde hace ya varios meses. Estas son reuniones de alto nivel; y a un nivel confidencial. Mucha gente lo que hace es especular un poco… Son reuniones un poco sensibles; y hay personas que se ponen a especular, y no es que lo afirmen o lo nieguen”.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias