spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

Mensaje para las personas elegidas

Independientemente de los partidos polí­ticos a que pertenezcan, quienes lograron ser elegidas por la ciudadaní­a, les sugerirí­a ser sensatos y razonables, que no pierdan de vista que ahora ya no todo es como antes, en el pasado muchas veces la sociedad civil una vez votaba se despreocupaba de seguirles la pista a los nombrados por los partidos polí­ticos, en las últimas elecciones al votar tenemos la oportunidad de elegir y esa acción nos hace interesarnos en controlar y estar pendientes si hemos elegido bien o no, y según sea el caso rectificar o ratificar en futuras elecciones.

Siempre he creí­do que la alternancia en los cargos públicos es saludable para toda Republica que se considere Democrática, lo pienso por varias razones, de las que señalo algunas:

1. Creo que hay menos posibilidades de corrupción, porque las personas y los grupos que se aferren al poder, dado por la soberaní­a del pueblo, tienen menos tiempo para consolidar grupos de funcionarios “de confianza “que les ayuden a planificar actividades corruptas y que posiblemente siempre les dirán lo que quieren oí­r para seguir gozando de los beneficios y de su gracia.

2. Al haber mayor movilidad en el funcionariado, se multiplica la oportunidad de aprendizaje del quehacer polí­tico de beneficio ciudadano y no solo de determinadas personas o sectores que se pueden aprovechar de las múltiples posibilidades que genera el ser integrante del gobierno.

3. Se evita la centralización del poder que propicia dictaduras sean estas: caudillistas, corporativas, ideológicas, teocráticas u otras, que destruyen los controles que los órganos del Estado deben hacer haciendo valer su independencia y garantizando el estricto cumplimiento de las Leyes de la Republica.

4. Permite una comprensión y un aprendizaje de parte de las personas que asumen que las proyecciones deben ser del Estado y no de gobierno para que puedan tener continuidad ya sea que quien le sustituya sea de su partido o de otro.

5. La alternancia y la diversidad obliga a las personas que se desempeñan en la polí­tica estatal, a aprender a escuchar y a razonar sus propuestas de polí­ticas públicas y no solamente acatar las lí­neas partidarias que muchas veces no son las más adecuadas.

Las y los elegidos tienen que comprender que la ciudadaní­a está cansada de ver, oí­r y leer de las discusiones estériles de la politiquerí­a partidaria que convierten a las instituciones del Estado en un circo, y que siempre sin mayor razonamiento ven malo todo lo del contrario y bueno lo propio aunque no lo sea.

Los que asumirán próximamente, deben entender que no es el que grita más o se exhibe como beligerante el que tiene la razón, que eso no es lo que la población, espera de su desempeño, lo que se espera es que actúen moralmente con fundamento ético; que se preparen constantemente en los temas a tratar y que si no lo han hecho, que estudien o por lo menos lean las diversas leyes para resolver; entendiendo de que ya no son voceros y representantes de sus respectivos partidos polí­ticos, sino como lo expresa al inicio el art. 125 de la Constitución “Los Diputados representan al pueblo entero y no están ligados por ningún mandato imperativo……..” Sus decisiones deben de buscar lo mejor para la ciudadaní­a y están obligados a respetar las leyes de la Republica y a buscar el bien común en las nuevas leyes que se amerite hacer y promulgar, así­ como en los cambios legales que la sociedad actual necesite.

Quienes han sido favorecidos con la adhesión ciudadana, no deben olvidar que ahora hay, o deberá de haber, más control de la población para la actuación del funcionariado pública, igualmente de la administración de los recursos del Estado y que se espera prudencia y sobre todo ética en la utilización de los fondos públicos para que no haya malversación ni despilfarro.

spot_img

Últimas entradas