spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

“La violencia no es la cura para nuestro mundo roto”

La preocupación de la comunidad internacional y la iglesia surge a raí­z de los últimos hechos de violencia que involucran a grandes potencias como Estados Unidos y Rusia

spot_img

El papa Francisco ratificó su llamamiento a la paz en una entrevista publicada hoy por el diario italiano La Reppublica, en la que advierte que "la violencia no es la cura para nuestro mundo roto".

"A mí­ solo me queda desear con más fuerza la paz para este mundo, que está subyugado por los comerciantes de armas que ganan dinero con la sangre de los hombres y las mujeres", afirmó poco antes de comenzar la celebración de la Pascua desde el Vaticano .

Según el lí­der de la Iglesia católica, no es fácil determinar si el mundo actual es más violento que antes o si los medios de comunicación modernos y la movilidad crean una mayor consciencia sobre la violencia o hacen que nos acostumbremos a ella.

"Pienso que hoy el pecado se manifiesta con toda su fuerza de destrucción en las guerras, en las diversas formas de violencia y maltrato, en el abandono de los más frágiles. El precio lo pagan siempre los últimos, los indefensos", aseguró el Pontí­fice.

"Lo he dicho muchas veces y lo repito: la violencia no es la cura para nuestro mundo roto", insistió (“¦) en el peor de los casos puede llevar a la muerte, fí­sica y espiritual, de muchos, si no todos", sostuvo el Pontí­fice.

En ese marco, aseveró que "el siglo pasado estuvo devastado por dos guerras mundiales homicidas, conoció la amenaza de la guerra nuclear y un gran número de otros conflictos, mientras hoy lamentablemente estamos atrapados con una terrible guerra mundial por partes".

Al comenzar las festividades de la Semana Santa, el Papa celebró la tradicional misa crismal en la basí­lica de San Pedro. Para la tarde está previsto que lave los pies a reclusos de la cárcel de Paliano, situada a unos 75 kilómetros al sureste de Roma.

La preocupación de la comunidad internacional y la iglesia surge a raí­z de los últimos hechos de violencia. Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzaron el pasado jueves una poderosa bomba no nuclear, conocida como “la madre de todas las bombas”, hacia la provincia Nagarhar, en la República Islámica de Afganistán, con el objetivo de destruir un complejo de túneles del Estado Islámico (ISIS), informó el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

El artefacto explosivo es serie GBU-43/B, pesa 9.5 toneladas, de las cuales, 8.4 son explosivos de alta potencia en su cono armado, fue lanzada desde un avión MC-130 operado por el Mando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Aéreas.

Esta es la primera vez que Estados Unidos usa una bomba no nuclear de tal potencia en una operación militar. Según informes del Mando, Estados Unidos se encuentra estudiando el daño provocado por el explosivo. La bomba está diseñada para destruir objetivos subterráneos pero no es un arma de penetración profunda, pues detona antes de alcanzar el suelo.

Antes el Gobierno de Estados Unidos ordenó bombardear con 59 misiles una estratégica base aérea en Siria como respuesta a un ataque con armas quí­micas que dejó a más de 80 civiles fallecidos, incluidos varios niños.

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias