spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Inclusión social, un logro de la educación

spot_img

La semana previa a semana santa el cuerpo docente del sector oficial y de la especialidad de Sociales fue convocado para abordar una simple pregunta: "¿Es la educación un medio de Inclusión?"

Para considerar la respuesta es necesario conocer que tiene que decir la economí­a sobre el tema:

Los parámetros aceptados para educación proponen destinar del PIB el 7% para hacer sostenible la inversión necesaria para afrontar los desafí­os que imponen globalización y economí­a, de lo que dista nuestro 3,7% – retroceso en relación al 2017 del 0,2% – en educación, y consecuente con los arreglos legislativos por las demandas impuestas desde la oposición para aprobar el presupuesto.

Tales medidas asumidas en la lógica de la austeridad que impulsa la derecha, que mantuvieron en materia social durante los años de sus gubernativas, sin derivar entonces en beneficios que puedan ser ponderados, y por el contrario aumentando la pobreza, criminalidad y migración, a pesar del maquillaje que disfrazo los efectos que las polí­ticas implementadas tuvieron en la población (FUSADES/2007).

Tampoco aquellas experiencias derivaron en la movilidad social, sino por el contrario es la exclusión lo que la distingue, concentrando la riqueza, a pesar que de acuerdo al BM, el 72% de ella es generada por la fuerza laboral, que no acceda a sus beneficios, puntualizando el mismo estudio que apenas el 2% de la población concentra el 70% de la riqueza (informe de febrero/2018).

La exclusión es entonces la determinante, concentrando la riqueza, generando desigualdad y negando acceso a los medios para romper tal lógica impuesta desde la superestructura.

En tal sentido la pregunta impulsada desde el MINED hacia los docente no supone solo una provocación, sino además una motivación para, mediante la iniciativa, creatividad y compromiso que supone ser docente, hagan, como hicieron los educadores de los 70´s e inicios de los 80´s, [afrontando los desafí­os materiales de aquellas épocas y la continua amenaza que supuso los escuadrones de la muerte, como al estado mismo, *Informe de la Comisión de la Verdad] cuyos agentes, mantuvieron una abierta campaña de exterminio contra cualquiera que buscara la justicia social, promoviendo la equidad a través de un modelo educativo inclusivo, que sirva como herramienta para superar la desigualdad social, que de cara a las actuales condiciones, deberí­a hacerse con una estrategia hormiga, consistente en generar a través de la didáctica, habilidades y dominios que conduzcan al educando por la ví­a en la que se constituya como ciudadano crí­tico, propositivo y participativo.

No existe entonces más poderosa herramienta de transformación social que la conciencia derivada de la ilustración inclusiva y crí­tica, que lance al ciudadano a superar los desafí­os sociales y económicos para alcanzar nuevas cotas, conquistando la equidad, con conocimiento pleno de su historia, tolerante y visión objetiva del futuro, lo que mediante la educación, orientadora y descubridora en el proceso del deber ser ciudadano, y con la debida calificación técnica, podrá incluirse en los procesos económicos que le permitan superarse y constituirse como agente transformador de nuestra sociedad.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias