spot_img
spot_img
martes, 21 de septiembre del 2021

Expresidente Sánchez Cerén logra que más de sus familiares sean nacionalizados nicaragüenses

Se trata del hijo del expresidente Cerén, Salvador Antonio Sánchez Villalta; su nieta, Alejandra Sofía Guardado Sánchez; y su bisnieto, Carlos Manuel Pacheco Guardado.

spot_img

El expresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, habría logrado que otros miembros de su grupo familiar lograran la nacionalización nicaragüense, esto según el diario oficial de esa nación.

Se trata del hijo del expresidente Cerén, Salvador Antonio Sánchez Villalta; su nieta, Alejandra Sofía Guardado Sánchez; y su bisnieto, Carlos Manuel Pacheco Guardado, quienes oficialmente ya cuentan con la ciudadanía en Nicaragua.

Las 3 personas mencionadas con anterioridad, Sánchez Cerén ya contabiliza 6 miembros de su familia que han recibido la nacionalidad en dicho país: su esposa, Rosa Margarilla Villalta; su nieto, Juan Carlos Sánchez; y su hija Claudia Lissette Sánchez.

Cerén, que es acusado por las autoridades salvadoreñas por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, al igual que el prófugo de la justicia y exmandatario, Mauricio Funes, recibieron ciudadanía por parte del régimen de Daniel Ortega.

En la versión de este martes de La Gaceta también aparecen nacionalizados la salvadoreña Ana Lidia Peña Sosa, de quien no se tiene confirmada la relación familiar con Cerén; y Frederick Birten Morris, originario de Estados Unidos.

Sánchez Cercén y su familia habrían incurrido en ilegalidades al obtener la nacionalidad nicaragüense, señalan abogados penalistas y constitucionalista consultados por La Prensa de Nicaragua.

Según indican los abogados, el reglamento de la Ley 761 nicaragüense, en el artículo 63, establece que para poder optar a la ciudadanía nicaragüense los solicitantes extranjeros primero deben cumplir con el trámite de solicitud de residencia temporal o permanente en Nicaragua, y presentar antecedentes criminales y de salud emitido por la autoridad competente del país de origen o de residencia de los últimos tres años.

Para obtener la residencia, explicaron los abogados, el solicitante debe haber permanecido en el el país como mínimo 4 años antes de solicitar el trámite.

La nacionalización de Sánchez Cerén impedirá que este pueda ser extraditado a El Salvador para que enfrente la justicia ante el caso que se le sigue por haber recibido sobresueldos durante la gestión de Mauricio Funes (2009-2014), en la que el excomandante guerrillero fungió como vicepresidente, ya que la constitución nicaragüense prohíbe que sus ciudadanos puedan ser extraditados.

La estrategia de obtener la nacionalidad nicaragüense es la misma que utilizó Funes cuando fue requerido por la justicia salvadoreña, en septiembre de 2016. Tres años después, en julio de 2019, se conoció que Nicaragua le había concedido la nacionalidad.

Sánchez Cerén fue acusado de, supuestamente, recibir pagos irregulares o “sobresueldos” durante la administración de Funes. Junto a él, otros nueve exfuncionarios fueron acusados. De estos, cinco fueron capturados y guardan prisión preventiva a la espera que inicie el juicio correspondiente.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias