spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

El Salvador ya no reconocerá a la RASD

"Abrimos las puertas al mundo árabe", publicó Bukele. El plan es fortalecer la relación con el Reino de Marruecos. Se espera abrir una embajada de El Salvador en ese territorio

spot_imgspot_img

El Gobierno de El Salvador ampliará sus relaciones con el Reino de Marruecos, informó el presidente Nayib Bukele, al tiempo que dejará de tener todo ví­nculo con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Son dos territorios ubicados en el norte de África y que forman parte del conocido como mundo árabe.

Bukele mencionó además que como paí­s “rompemos relaciones con el Frente Polisario”, un movimiento disidente que busca la liberación de los saharaui en el reino de Marruecos. Este conflicto ha estado sin resolverse desde los años 60. Tal como su nombre lo indica, es una región cercana al famoso desierto del Sahara.

El presidente mencionó que se han firmado convenios de cooperación con el Reino de Marruecos, para beneficiar al paí­s. Destacó, además, la importancia que ha tenido la referida nación monárquica. Citó como ejemplo que fueron los primeros en reconocer a Estados Unidos como paí­s, desde los tiempos de George Washington.

En su cuenta de Twitter, resaltó lo estratégico de esta maniobra.

Mientras que Nasser Bourita, ministro de Relaciones Exteriores y de Cooperación Internacional del Reino de Marruecos, detalló que el plan de cooperación con El Salvador incluye las áreas de turismo, agricultura, gestión del agua y energí­as renovables.

Bourita agregó que es momento de “dar la vuelta a la página” y enmendar errores “que van contra el orden y la lógica mundial”.

Incluso, el diplomático marroquí­ habló de la posiblidad de abrir una embajada de El Salvador en el reino que él representa. “Eso permitirí­a a El Salvador tener una puerta en el norte de África y en el mundo árabe”, destacó Bourita.

El siguiente paso es notificar a las Naciones Unidas que El Salvador ya no reconoce a la RASD como nación independiente.

Posteriormente, el ahora partido de oposición, FMLN, emitió un comunicado rechazando el anuncio del Gobierno, argumentando que la decisión supone un apoyo a “regí­menes neo-coloniales y expansionistas”.

“Rechazamos la decisión de la administración Bukele que representa un claro alineamiento polí­tico en apoyo a regí­menes coloniales y expansionistas, lo que configura un claro giro a la derecha y un retroceso en la polí­tica exterior”, añade el comunicado emitido en las cuentas de redes sociales del partido izquierdista.

En el escrito, el FMLN también califican el rompimiento de relaciones con la RASD como un “gesto hostil, violatorio del derecho internacional”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias