spot_img
spot_img
sábado, 08 de mayo del 2021

Candidaturas de Ortiz y Arí­stides terminarán de enterrar al FMLN

A juicio de Roberto Cañas, el partido de izquierda se encuentra en un momento decisivo para renovar o culminar con un instituto polí­tico que ha sido llevado al borde por la misma cúpula

spot_imgspot_img

Arí­stides Valencia, ministro de Gobernación, oficializó este martes su candidatura a Secretario General del FMLN con el retiro de la ficha de inscripción para participar en las elecciones internas del 16 de junio. Arí­stides, quien dijo que pondrí­a a disposición del Presidente su cargo-a tan sólo dos meses de que este finalice su mandato-, manifestó que su decisión obedece a la necesidad de mantener el rumbo del partido y de llevarlo nuevamente a sus raí­ces.

Para Roberto Cañas, académico y firmante de los Acuerdos de Paz, estas acciones señalan que ni la dirección del partido ni la militancia que han estado al frente del Gobierno durante estos últimos 10 años, han comprendido el mensaje dado por los votantes en las elecciones pasadas del 3 de febrero, ni la derrota que recibieron en las elecciones de alcaldes y diputados.

“No están leyendo bien la realidad ni están asimilando las lecciones aprendidas. Eso es grave porque no es de los ese partido no es de los que están actualmente en la cúpula del FMLN. Ese partido es producto de una generación de jóvenes que dieron su vida por las transformaciones sociales y es imperdonable que la actual dirección del FMLN institucional se haya terminado el partido”, aseveró Cañas.

Le puede interesar: Arí­stides Valencia quiere llevar al FMLN de vuelta a sus raí­ces revolucionarias

La candidatura de Valencia y la anunciada el pasado domingo por el vicepresidente Óscar Ortiz de buscar la Secretarí­a General del partido, pese a la recomendación de la cúpula de no participar en el proceso ningún dirigente actual; estarí­a siendo un “refrito” de la dirección que ha gobernado desde 15 años atrás, según el académico.

Indicó que el partido de izquierda se encuentra frente al mayor desafí­o desde su constitución como instituto polí­tico y posterior a la firma de los Acuerdos de Paz, ya que deberá renovarse o continuará con una nueva dirigencia manipulada por la cúpula.

 “Vamos camino a la titerización de la dirección del FMLN; no van a ser las mismas caras todas y las que son nuevas responde fielmente a los designios de la cúpula que va a estar atrás. Es decir, en el momento actual para prosperar al interior del FMLN, hay que tener ciertas caracterí­sticas: no discutir, no hacer debate, aplaudir todo lo que la cúpula diga… Si alguien reúne esas caracterí­sticas es potable para ser presentado como un candidato a la dirección que sustituya a la cúpula actual”, expresó Cañas.

Lea también: Óscar Ortiz anuncia que participará en las elecciones internas del FMLN

Arí­stides Valencia ha ejercido como ministro de Gobernación desde el inicio del mandato del presidente Salvador Sánchez Cerén y a juicio del académico, dicho funcionario no cuenta con la caracterí­sticas de un lí­der que lleve al partido a una verdadera transformación.

“Hay que tomar en cuenta que Arí­stides (Valencia) es un completo ilustre desconocido a pesar que estuvo cinco años al frente del Ministerio de Gobernación. ¿Cuáles son los aportes significativos que ha hecho para mejorar los últimos cinco años?”, expresó Cañas.  

En el caso de Ortiz, manifestó que “es la crónica de una situación de terminar de enterrar al FMLN”.

Reestructuración del partido

De acuerdo con Cañas, la elección de una nueva dirigencia ha sido una condición necesaria para el FMLN tras el resultado de las elecciones presidenciales, sin embargo, esta no será suficiente para recuperar la confianza y credibilidad de la población; por lo que partido deberá efectuar cambios más profundo a nivel general.

“No se trata solo del cambio de dirección, tiene que cambiar completamente las direcciones departamentales, municipales. Está la falta de vinculación con el tema social, la falta de formación polí­tica de los militantes del Frente, no tienen criterio sólido y existe una miseria de formación en las bases”, opinó Cañas.

Afirmó que una nueva cúpula sólo serí­a la tarea inicial de un trabajo que deberá desarrollar si quiere recuperar el ví­nculo con los sectores sociales, además de responder a los problemas y necesidades de la población. Sobre todo, porque se encuentra ante un escenario limitado de tiempo por las elecciones de 2021, donde aseguró que la competitividad del FMLN se pondrá a prueba.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias