domingo, 16 de enero del 2022

APES buscaría asistir a periodistas cubanos exiliados y que están varados en El Salvador

De La Habana volaron a Panamá y de ahí se dirigieron al de San Salvador. Tenían previsto viajar de la capital salvadoreña a Managua, pero el régimen de Daniel Ortega les prohibió la entrada.

spot_img

El presidente de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), César Fagoaga, ha indicado que se encuentran dándole seguimiento al caso de dos periodistas cubanos, que han sido exiliados por el régimen de la isla y que se encuentran varados en territorio salvadoreño.

Fagoaga urgió a las autoridades salvadoreñas que garanticen “un trato justo y humanitario” a ambos.

Ante este caso, Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodríguez, periodistas del diario independiente ADN y miembros del Movimiento San Isidro, narraron que fueron sacados de su país con rumbo a Panamá, luego llegaron a San Salvador y su destino era Nicaragua, pero el gobierno de ese país les cerró las puertas.

Por lo tanto, tienen 24 horas sin poder probar alimentos, con problemas físicos y psicológicos por el trato previo que fueron sometidos por la seguridad cubana.

A través de su cuenta de Facebook, Valdés Cocho publicó un post relatando que ambos fueron obligados a abandonar su tierra.

“Nunca nos dieron una explicación ni mucho menos una posible solución a esta problemática que nos surgía. Varados en San Salvador, en un limbo migratorio y sin la idea de retornar a nuestra tierra por la inminente amenaza de procesarnos si lo hacíamos”, dijo Valdés.

https://fb.watch/alBciB6rBo/

El periodista cuenta cómo su compañero, Esteban Rodríguez, fue transportado directamente desde prisión hacia el aeropuerto de la Habana en horas de la madrugada del 4 de enero.

“Lo que yo viví fue un infierno, y no se lo deseo a nadie. Ni al peor de mis enemigos le deseo lo que yo pasé en esos ocho meses”, agregó.

Aún con los pies marcados por las “shakiras” (esposas de pie), llegó a la terminal aérea y se encontró con Valdés. A ambos les dijeron que estaban expulsados y que jamás podrán regresar a Cuba.

Ahora, los periodistas piden apoyo al gobierno salvadoreño “o cualquier país en democracia” para sobrevivir.

“Acá estamos: sin soluciones, sin dinero, sin comida e implorando al gobierno salvadoreño o a cualquier país en democracia que nos brinden ayuda”, prosiguió Valdés.

El periodista Esteban Rodríguez estuvo detenido hasta ayer por protestar el pasado 30 de abril, en la marcha de la calle Obispo, que marcó el resurgimiento del movimiento disidente en Cuba.

Por ocho meses, indica Valdés, su compañero fue sometido a torturas y confinamiento en condiciones “infra humanas” en una cárcel de máxima seguridad en el Combinado del Este, “solo por exigir pacíficamente los derechos de todos los cubanos y lograr ver a un amigo que se encontraba en huelga de hambre y sed”

Valdés, además, fue expulsado tras al menos dos años de persecución del régimen “porque llevo ejerciendo el periodismo de una manera libre”.

“Acá estamos; sin soluciones, sin dinero, sin comida e implorando al Gobierno salvadoreño o a cualquier país en democracia que nos brinden ayuda”, finalizó el periodista cubano.

En una transmisión en directo realizada a través de las redes sociales de ADN Cuba, medio del cual ambos periodistas son colaboradores, Valdés Cocho afirmó que las autoridades cubanas le dijeron a Rodríguez que si regresaba le revocarían la causa y a él lo procesarían por ser “cómplice de la fuga de un delincuente”.

El reportero dijo que ambos acudieron a las autoridades de Emigración de El Salvador, pero no les dan una respuesta, y que han intentado solicitar el asilo político, pero tampoco han recibido contestación. En tanto, llevan más de 24 horas sin ingerir alimentos.

Rodríguez agregó que no pudo ni siquiera despedirse de sus hijas.

“Fueron ocho meses bajo un infierno tremendo, siempre pensé que cuando volviera a transmitir iba a ser en mi Habana, en mi Cuba, con la gente de mi barrio, no de esta forma, teniendo que salir de mi país, simplemente porque temo por mi vida”, afirmó.

Mientras Esteban Rodríguez era expulsado de la Isla, los cubanos Inti Soto y Luis Ángel Cuza, también encarcelados por la protesta del 30 de abril en la calle Obispo, fueron excarcelados en La Habana.

Juan Pappier, investigador de Human Rights Watch denunció en redes que ambos periodistas habían sido “expulsados de Cuba”.

“Acabo de hablar con ellos. Están varados en aeropuerto en El Salvador. Esteban fue liberado de la cárcel con condición de que salga del país. Denuncia torturas. Llamamos a gobiernos a otorgarles asilo”, escribió el funcionario.

José Miguel Vivanco, también de Human Rights Watch hizo llamado a los gobiernos de la región “a ofrecer asilo a los periodistas Esteban Rodríguez y Héctor Luis Valdés, quienes han sido perseguidos por el régimen y expulsados de Cuba”.

Desde la cuenta oficial de la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras en Twitter se urgió a concederle asilo a los dos cubanos.

La organización también “condenó el exilio forzado que aplica por sistema Cuba” y se refirió a la salida de ambos como una deportación.

El diputado del partido español VOX, Iván Espinosa de los Monteros, quien apadrinó a Esteban Rodríguez, en su condición de preso político, alertó desde sus redes sociales sobre la situación que enfrenta el reportero de ADNCuba, “tras ocho meses de represión y tortura en una cárcel del régimen”.

Gobierno salvadoreño reacciona

El procurador de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, en conjunto, con el Director General de Migración, Ricardo Cucalón, acudieron al aeropuerto internacional para conocer la problemática de los periodistas cubanos que se encuentran varados en nuestro país, con el fin de que puedan reanudar su viaje.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias