spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Una FGR diseñada para perder

La Fiscalí­a General de la República nace oficialmente el cuatro de marzo de 1952, pero como Institución surge en 1939; forma parte del denominado Ministerio Público con la Procuradurí­a General de la República y la Procuradurí­a de Derechos Humanos; en el año de 1992 pasa a dirigir los procesos penales, asumiendo monopolio de la acción penal.

En el artí­culo 193 de la Constitución de la República se determinan las funciones y su actuación, en el numeral tercero se establece que “dirige” la investigación del delito con la colaboración de la PNC en la forma que determine la ley.

Su ley orgánica fue aprobada el 27 de abril del 2006 y publicada en el Diario Oficial de fecha 25 de mayo del 2006, y en artí­culo dos de la ley orgánica se mencionan su competencias entre otras, nuevamente “dirigir la investigación” pero cuantas ocasiones no hemos escuchado que regula la dirección funcional con la PNC, una figura legal que lo único que ha hecho es mantener una FGR sin investigadores propios desde su nacimiento, y sin laboratorios de investigación criminal propios, ya que en ambos casos pertenecen a la PNC, y a eso sumemos que el Instituto de Medicina Legal deberí­a ser autónomo pertenece a la Corte Suprema de Justicia a la que también pertenecen los Juzgados, y carece de laboratorios genéticos.

Ante todas estas fallas de origen diseñadas en la Asamblea Legislativa no me queda duda que fue concebida y diseñada para que no funcione, casi que para que pierda, y a esto hay que sumar un presupuesto que le asigna la Asamblea Legislativa paupérrimo, y un perí­odo para que el Fiscal General de la República genere transformaciones profundas en treinta y seis meses de gestión, en ningún momento se pensó en crear una Institución fuerte y altamente especializada, pero se le exige resultados contundentes y rápidos por todos los sectores.

Si realmente los partidos polí­ticos les interesa resolver una cantidad de problemas y limitantes en el trabajo y desempeño de la FGR recomiendo lo siguiente a los nuevos diputados y diputadas que han tomado posesión de sus cargos el pasado uno de mayo:

• Efectuar una revisión inmediata del presupuesto asignado a la FGR para aprobar el proyecto presentado por el Señor Fiscal de la República

• Discutir y solicitar opinión a la FGR sobre la sugerencia de que cuente con personal propio para investigar y dirigir las investigaciones de las principales unidades especializadas y que estos requieran apoyo a la PNC de ser necesario.

• Es deseable que la FGR cuente con sus propios laboratorios de investigación criminal con tecnologí­a de punta y potentes software para delitos especiales

• Incrementar el plazo del periodo del FGR a cinco años ya que existen procesos de delitos complejos que los procesos en tribunales e instancias pueden sobrepasar los tres años con los procesos y esto le permitirí­a desarrollar su plan de trabajo.

• Dotar de instalaciones propias y dignas centralizadas

Es posible contar con una FGR fuerte, profesional, eficiente y especializada depende de ustedes diputados y diputadas periodo 2018-2021.

Cambien el rumbo y el destino que decidieron Asambleas Legislativas pasadas para una FGR que tenga todo para ganar.

Ricardo Sosa
Ricardo Sosa
Máster en criminología , experto en seguridad pública, nacional y ciudadana. Columnista y analista de ContraPunto

Últimas entradas