spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

TESTIMONIO: La ofensiva guerrillera de 1989

#EnPrimeraPersona El destacado periodista salvadoreño y quien ha sido corresponsal para medios internacional, rememora lo que vivió en la Ofensiva Guerrillera de 1989

spot_img

La fiesta navideña de canal 12 en la Costa del Sol pasó abruptamente de la alegría a la inquietud generalizada.  Esa tarde del 11 de noviembre de 1989, guarniciones militares, edificios públicos, barrios y colonias de San Salvador y de otras ciudades del país estaban bajo el asedio, nunca tan feroz, de centenares de combatientes de la entonces guerrilla del FMLN.

Entré a la capital a las 6.30 pm, rodeado por una oscurana y un silencio sobrecogedores.  Sin teléfonos celulares o redes sociales, me apresuré para llegar a casa en las Lomas de San Francisco, y comprobar que mi esposa, con 6 meses de embarazo, y mis 2 pequeños hijos, estuvieran a salvo.

A eso de las 7 pm se desató el infierno.  Desde mi privilegiado puesto escuchaba el estruendo de la batalla, y las turbinas y ametralladoras de los helicópteros militares vomitando fuego.  Miles de luces de las balas trazadoras surcaban el cielo en todas direcciones.

Foto de Francisco Campos / Ofensiva guerrillera de 1989

Movilizarme hacia la Colonia San Benito donde se ubicaba Canal 12, para comenzar a informar, fue imposible.  El bulevar Los Próceres, con la colonia Monserrat al este y el Estado Mayor al oeste, era un campo de batalla donde se luchaba encarnizadamente y nadie podía cruzar.

Las semanas que siguieron fueron intensas.  Se combatía en cada rincón de la ciudad.  Las casas grandes de la Escalón y las muy pequeñas de Soyapango estaban igualmente ocupadas por guerrilleros que abrían boquetes en las paredes para moverse con seguridad entre una vivienda y otra. Día y noche, aviones y helicópteros sobrevolaban, ametrallaban y bombardeaban las posiciones guerrilleras.  Cientos de familias emprendieron el éxodo al amparo de las banderas blancas de los cuerpos de socorro y en medio de los cadáveres de militares, guerrilleros y civiles.

Personalmente también tuve que abandonar mi casa, no tanto porque se combatía en mi cochera, si no porque tras el crimen de los sacerdotes jesuitas, varios periodistas fuimos amenazados por escuadrones de la muerte.  Incluso, un oficial del Centro Internacional para las Migraciones llegó apresuradamente a Canal 12 para ofrecer refugio en Canadá o Australia a mi familia, y un vuelo que partiría al día siguiente.  Decidimos quedarnos y afortunadamente las amenazas nunca se concretaron.

Foto de Giuseppe Dezza (dicha foto no es de la Ofensiva de 1989)

Nuestro sacrificio para informar objetivamente sobre la ofensiva se vio obstaculizado por la férrea censura gubernamental a la que fuimos sometidos los medios de comunicación.  La Fuerza Armada delegó a un joven capitán como censor en Canal 12.  Su labor era revisar nuestros textos e imágenes y eliminar lo que a su criterio no se debía publicar.  Decenas de notas fueron vetadas o severamente recortadas.

En una decisión valiente todo nuestro staff de prensa apareció en el set de la emisión estelar de Noticiero Al Día para decir: “Si no podemos ser lo que somos, preferimos no ser”.  Inmediatamente después suspendimos nuestras transmisiones.  El cierre de nuestro informativo, incluyendo la entrevista matinal que yo conducía, se volvió noticia internacional.  Un par de días después, el presidente Alfredo Cristiani nos pidió salir al aire, a cambio de garantías a nuestra libertad de prensa.   

31 años después, hay imágenes y emociones imborrables: mi familia resguardada tras colchones en un pequeño baño, mientras las balas zumbaban a nuestro alrededor y sobre el techo caían casquillos desde un helicóptero.  Los cadáveres incinerados en plena calle.  El olor a carne humana descompuesta.  Las trincheras en las esquinas de populosas calles.  Los rostros de desesperanza tras un mes de asedio.  El miedo.  Impresiones que nunca e borrarán y me han convencido que la guerra es locura.

VEA VIDEO SOBRE LA OFENSIVA. CORTESÍA CANAL 12

https://www.youtube.com/embed/tpOzsgtlxog

spot_img

También te puede interesar

Salvador Castellanos
Periodista salvadoreños de la Televisión nacional e internacional
spot_img

Últimas noticias