spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
lunes, 06 de diciembre del 2021

Sigue deserción escolar por criminalidad

En 2015 fueron asesinados 72 estudiantes; la mayorí­a de ví­ctimas fueron atacadas de camino a los centros escolares

spot_img

La Policí­a Nacional Civil (PNC) y habitantes del municipio de San Pedro Perulapán confirmaron este martes que niños y niñas del cantón El Espino, departamento de Cuscatlán, no pueden asistir a sus escuelas debido al control e inseguridad que grupos pandilleriles despliegan en la zona.

El centro educativo que se ha visto más afectado, según la ciudadaní­a, es el Complejo Educativo general Francisco Menéndez, en el que aseguraron, también padres de familia, que la deserción de los educandos “es notoria y preocupante”.

La inseguridad alrededor de los centros escolares en los municipios asediados por la creciente delincuencia, se da pese a las acciones que la Policí­a Nacional Civil (PNC) ha ejecutado para asegurar la vida de los estudiantes; una de sus estrategias es el Plan Escuela Segura, el cual desarrollan junto a soldados de la Fuerza Armada.

“Toda la semana damos seguridad a los centros escolares de San Pedro, aquí­ hay como seis escuelas. Es conocido por todos que en este lugar hay presencia de dos grupos pandilleriles y se ha visto que pocos estudiantes vienen a recibir clases, hay baja de alumnos”, explicó un elemento de la Institución policial.

Los lugareños aseguran que la presencia policial en esa escuela es mí­nima.  Sin embargo, afirman que sí­ hay policí­as resguardando las áreas aunque la peligrosidad de la zona sea alta, “esta escuela está en medio de donde hay dos pandillas operando”.

En enero de 2016, tres estudiantes fueron asesinados en diferentes hechos, entre ellos, una mujer y dos hombres.

Ante esto, el ministro de Educación, Carlos Canjura dijo, “van a aparecer este tipo de problemas mientras no resolvamos de manera concreta este tema que no va a tardar un mes, va a tardar un par de años, quizá más, para recuperar la tranquilidad que debe   la escuela en general”.

En 2015, la violencia le arrebató la vida a 72 estudiantes, la mayorí­a fueron atacados con armas de fuego mientras se dirigí­an a sus centros escolares o de regreso a sus viviendas. Investigadores policiales aseguraron que en ese año se incrementó sustancialmente el acoso, extorsiones y homicidios hacia los educandos.

spot_img

También te puede interesar

Dora Reyes
Periodista, graduada de la Universidad de El Salvador (UES) Divulgar los hechos de forma transparente y honesta encaminan mi compromiso con la sociedad.
spot_img

Últimas noticias