spot_img
spot_img
miércoles, 20 de octubre del 2021

Seguridad solicitará difusión roja para la extradición de Norman Quijano

spot_img

El ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, dijo que en el caso del exdiputado del partido ARENA, Norman Quijano, se encuentran esperando que se desarrollen el oficio de INTERPOL para activar la difusión roja y conseguir la extradición del político.

Al ser preguntado del por qué el exdiputado no fue detenido, previo a salir del país, Villatoro comentó: “No había orden de detención y por eso no se procedió cuando salió por la Frontera El Amatillo”.

Actualmente Quijano cuenta con una orden de captura por el delito de fraude electoral y agrupaciones ilícitas, el ministro de seguridad dijo que espera que las autoridades hondureñas colaboren para extraditar al diputado electo para el Parlacen.

Por otro lado, Villatoro no descartó que puedan existir dificultades en el proceso judicial contra Norman Quijano, si se llega a determinar que tiene nacionalidad hondureña, debido a que su esposa es originaria de ese país.

“Es algo incierto, por el momento no tenemos seguridad, es un posible, qué puede ser, pero no lo tenemos acreditado por parte de la autoridad”, agregó Villatoro.

Quijano fue electo diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) para el período 2021-2024, pero no tiene fuero en este momento debido a que tomará posesión hasta octubre de este año.

El exdiputado de Arena ha sido tildado como “prófugo” por parte de las autoridades, debido a que se ausentó a su citación en el Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador, donde se le notificarían los delitos que le atribuye la fiscalía.

En su lugar se presentaron los abogados Samuel Flores y Lisandro Quintanilla, quienes niegan que el exdiputado esté huyendo, pero que salió del país sin saber que sería requerido, para ponerse la vacuna contra el covid-19.

Los hechos que se le atribuyen al exdiputado Quijano se remontan a después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2014, a inicios del mes de marzo de ese año, donde supuestamente se reunió con líderes de estructuras pandilleriles para que ellos, sus familiares y poblaciones de la zona que controlaban, votaran por su fórmula presidencial.

El encuentro se habría llevado a cabo en la Oficina de la Red Nacional de Pastores, ubicada en la colonia Flor Blanca, en San Salvador.

Según testigos citados por la fiscalía, Quijano les dijo que en ese momento no podía hacer ningún ofrecimiento económico; “pero que de ganar (en la segunda vuelta) podían obtener favores y beneficios”.

Además, pidió que no le pusieran atención a la campaña (de combate frontal a las pandillas) como parte de su lema, “porque era únicamente parte de la política y que el pueblo quería escuchar eso, pero que no se realizaría”.

Consta en la acusación fiscal, que después Raúl Mijango convocó de emergencia a los líderes de tres estructuras terroristas, a la que también asistió Paolo Lüers, quien expresó que se encontraba ahí, en representación del partido Arena.

“Paolo llevaba en un maletín de lona $100 mil y entregó $50 mil al líder de la MS y $25 mil a cada uno de los líderes de la pandilla 18 (Revolucionarios y Sureños)”, señala un extracto de la acusación fiscal.

Por esa razón, la Fiscalía General de la República solicitó a la jueza que ordene la detención provisional contra Quijano y que el proceso judicial en su contra pase a la siguiente fase o instrucción.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias