domingo, 16 de enero del 2022

Roces entre presidente Bukele y EE.UU. en el culmen de la construcción del periférico Claudia Lars

La megaobra vial beneficiará el traslado y la conectividad. También contará con dos pasos a desnivel y tiene 40 obras de paso.

spot_img

Un nuevo episodio de fricciones en redes sociales se registró entre el presidente de la República, Nayib Bukele, y la embajada de Estados Unidos; en esta ocasión se produjo por el financiamiento del periférico Claudia Lars, inaugurado el viernes en La Libertad.

El ahora concluido proyecto vial, que consta de 10.8 kilómetros de longitud y que inicia desde el desvío a San Juan Opico hasta la carretera que conduce a Sonsonate, estuvo a punto de quedar varados debido a que el gobierno salvadoreño desfinanció la contrapartida de FOMILENIO II, en dos ocasiones el año pasado.

La problemática inició en el primer trimestre de 2020, cuando el presidente Bukele indicó que no de no desembolsar US$354 millones de deuda para pagar la contrapartida de Fomilenio, alcaldías y pensión de veteranos; si no se aprobaban fondos para el financiamiento del diferentes fases del Plan Control Territorial.

Este impase se mantuvo a lo largo del ese año, en el cual los salvadoreños se vieron impactados por las medidas gubernamentales ejecutadas por la pandemia del coronavirus.

La discusión entre la anterior administración de la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo, provocó que Bukele vetara la aprobación de los fondos. En reacción, el Legislativo logró sumar 59 votos el 10 de diciembre de 2020 para superar el veto, pero el mandatario se mantuvo en su postura de no aprobar los fondos.

Finalmente, la presión mediática y la de la Corporación del Reto del Milenio generó que los diputados señalaran que Ministerio de Hacienda ocupó esa asignación presupuestaria, para otros compromisos.

La urgencia del FOMILENIO generó que el oficialismo y la oposición llegaran a un acuerdo, mientras la entidad estadounidense extendió el plazo de cierre de contratos hasta el 30 de abril de 2021 y ya no para el 7 de enero como se había anunciado inicialmente.

Pero el director residente de País en funciones de la Corporación Reto del Milenio (MCC), Preston Winter, y el director ejecutivo de Fomilenio II, William Pleites, aclararon que no se trataba de una prórroga en el convenio sino de una forma para lograr culminar las obras en ejecución.

El mismo gobernante salvadoreño recordó esto en la inauguración de la obra, pero acusando a los norteamericanos de dejar “tirada la obra” y que sólo aportaron US$5 millones para la construcción del periférico Claudia Lars y dos pasos a desnivel, y recordó que habían ofrecido US$30 millones.

“Agradecemos al Gobierno de los Estados Unidos por financiar el 22.3% de esta obra (14% si tomamos en cuenta las obras complementarias). Inicialmente Estados Unidos aportaría $30 millones al proyecto, pero este financiamiento fue cancelado por el Congreso de ese país”, dijo Bukele.

Mientras tanto, la embajada de Estados Unidos respondió: “Estados Unidos se enorgullece de haber financiado con más de US$737 millones dos FOMILENIOS en los últimos diez años. El periférico Claudia Lars facilitará el transporte y el comercio en el país”.

El mandatario expresó que revelar el monto otorgado por la cooperación estadounidense para esta obra es para darle una “justa dimensión” a la cooperación con su administración, apoyo que dijo agradecer.

“Al sumar el proyecto que sería de $54 millones, el proyecto completo, el Gobierno va a poner el 86% de la obra y la cooperación internacional terminó poniendo el 14% de la obra”, puntualizó el Presidente.

En enero de 2021, el ministro de Obras Públicas, Romeo Herrera, dijo que “a más tardar en el segundo trimestre del año” iban a concluir la construcción del nuevo periférico Claudia Lars, pero no fue así: la inauguración ocurrió seis meses después, hasta este viernes.

Mientras, la población de la zona y los conductores tuvieron que pasar por sendos atascos viales en la zona que fueron el día a día, mientras que el comercio en el municipio de San Juan Opico, La Libertad, ha sido impactado por la construcción.

El congestionamiento vial más grande en los últimos días ocurrió en las entradas al redondel construido en el desvío del municipio de Opico, el mismo que empalma con la carretera a Santa Ana, Lourdes y Quezaltepeque. Esto se sumó el habitual tráfico hacia Lourdes.

En promedio, diariamente más de 15,000 conductores que se dirigen desde y hacia Sonsonate circularán en el periférico Claudia Lars, según las estimaciones del Gobierno.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias