spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Embajador de EE.UU. aseguró que El Salvador nunca fue candidato para Fomilenio III

El diplomático estadounidense desmintió al gobierno salvadoreño, al afirmar que El Salvador nunca tuvo opción de agenciarse un tercer compacto de Fomilenio.

spot_img

El embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, confesó que El Salvador nunca fue candidato para acceder al tercer compacto del Fomilenio, otorgado por la organización Corporación Reto del Milenio.

“Tuvimos Fomilenio I y ahora estamos llegando al cierre de fomilenio II. Solo 9 países del mundo han tenido dos programas y ninguno ha tenido tres programas. Hice esa pregunta en Washington DC antes de venir. Nunca tuvimos la oportunidad de Fomilenio III. Entonces, El Salvador no ha perdido Fomilenio III, la oportunidad nunca existió”, señaló.

De América Latina, solo El Salvador ha logrado firmar dos convenios de donativos, que han requerido asistencia de la agencia de $460.9 millones del primero y $277 millones del segundo compacto, cuya finalización oficial se dio este 9 de septiembre tras cinco años de ejecución.

Sin embargo, el plazo fue alargado hasta enero de este año, debido a que la pandemia del coronavirus generó retrasos en las obras.

Sumado a esto, se registró una controversial disputa entre el Ejecutivo y el Legislativo salvadoreño, para el desembolso de los $50 millones que le tocaba entregar al país en concepto de contra partida, para el desarrollo de programas de sociales que habían sido planteado en el compacto dos de Fomilenio.

LEA TAMBIÉN: Fomilenio II se mantiene hasta el 7 de enero, pero obras estarán "congeladas" 


En este sentido, la Asamblea Legislativa aprobó el 26 de noviembre de 2020, un dictamen favorable para reformar al artículo 2 del Decreto 640 para transferir $354 millones para pago de siete meses de Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (Fodes), FOMILENIO II, veteranos, así como pago a proveedores del sector privado.

El pleno ese día, con 68 votos, acordó asignar $287 millones para el pago de FODES pendiente para alcaldías, $50 millones para el pago de proyectos pendientes de Fomilenio II, y el pago de complemento de $16 millones para que veteranos pueda asignar recursos para el pago de pensiones que corresponden al último tramo del año.

Ante esta situación, el presidente de la República, Nayib Bukele, dijo a través de su cuenta de Twitter que el Gobierno “no tenía por qué ir a la Asamblea” a solicitar asignación de fondos algo que “ya había sido asignado en un Decreto Legislativo”.

Previo a este conflicto, el Ejecutivo y el Legislativo habían a un acuerdo el 10 de septiembre, con la sanción de un decreto, donde los legisladores asignaron los fondos para Fomilenio II,  $75 millones para las municipalidades; y $15.4 millones para el Hospital El Salvador para un total de $197.4 millones de los $250 millones del préstamo que el Gobierno suscribió con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que fue ratificado el pasado 2 de agosto.

En esa ocasión, el secretario Privado de la Presidencia, Ernesto Castro, había asegurado que el decreto sería vetado debido a que no fue aprobado como lo había pedido el Gobierno.

Sin embargo, al borde de la medianoche circuló un documento, donde sancionó y mandó publicar en el Diario Oficial el decreto legislativo.

Pero tomando en declaraciones del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, estos fondos se habrían utilizado de emergencia ante los problemas generados por la pandemia, además los efectos producidos por los huracanes Eta y Iota.

Por lo tanto, la apuesta de Hacienda fue que la Asamblea Legislativa incorporara al Presupuesto General de la Nación, otro préstamo que anteriormente había sido ratificado para poder cumplir con este compromiso.

Finalmente esto si se llevó a cabo, con la aprobación del presupuesto en un “madrugón” registrado el 24 de diciembre de 2020.

Otro factor que generó de que hablar fue el debate sobre el incumplimiento de plazos de Fomilenio II y de los principales indicadores de corrupción que el país no ha cumplido para optar a beneficios de la MCC.

Pese al viento en contra, el gobierno se embarcó en la misión de conquistar el tercer compacto que ponía a disposición la Corporación.

LEA TAMBIÉN:   Gobierno a la conquista de tercer compacto, pese a que Fomilenio II está en riesgo

Días después de que el Ejecutivo buscó el Fomilenio III, el director residente de la Corporación del Reto del Milenio, Preston Winter, informó que El Salvador ya no es elegible para un nuevo convenio.

Las razones fueron porque El Salvador incumplió con los indicadores para ser parte del Fomilenio III, siendo el combate de la corrupción el indicador más importante en el que el país ha fallado; algo que contrasta con las declaraciones del presidente, Nayib Bukele, que aseguró que la MCC estaba “satisfecha con El Salvador”.

“Nuestro país ha superado con creces las evaluaciones que la Corporación del Milenio ha hecho, sobre la ejecución y sobre los otros indicadores que son tomados en cuenta para esto del Fomilenio”, afirmó Bukele en conferencia de prensa, solo días antes de que el país quedara fuera de ser elegible para el nuevo convenio.

Por este impase financiero, Fomilenio II cierra administrativamente hasta el 30 de abril para permitir que los plazos de los contratos de proyectos importantes que aún no terminaban, no se pierdan y puedan reanudarse una vez que se dirima el conflicto legal por los fondos.

En sus declaraciones el embajador Johnson recordó que los programas de ayuda estadounidense como Fomilenio han sido diseñados para complementar otros programas de desarrollo “para complementarlos, no para reemplazarlos”, añadió.

Mientras tanto, el director de FOMILENIO, William Pleités, informó que la institución ha ejecutado US$260 millones (64%) de los US$277 millones donados por la MCC.

Pleités, indicó que a pesar de la pandemia, han podido continuar con los trabajos correspondiente al segundo compacto de Fomilenio.

Pleités, el embajador Johnson y autoridades del Ministerio de  educación realizaron la inauguración del Instituto Nacional de Nahuizalco, en Sonsonate.

La construcción tuvo un costo de $2.64 millones y beneficiará a más de 2,000 estudiantes de la localidad.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias