spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

Retornará la violencia social a la PNC; un análisis de la psicología conductista

El conductismo, según John B. Watson, uno de los primeros en definir el objeto de estudio de la psicología, es el estudio experimental objetivo y natural de la conducta.  Para Frederic Skinner el conductismo es una filosofía de la ciencia de la conducta, quien definió varios aspectos esenciales de su objeto de estudio y a diferencia de Watson se centró en describir las leyes generales que rigen la conducta. 

El objeto de estudio de la psicología y la forma en cómo se concibe la conducta es entendida de diversos modos, según el enfoque conductual, que en todo caso la conducta violencia será reforzada frente a estímulos externos que la viabilicen. 

Esto es importante describirlo, ya que algunos miembros de la PNC y gente humilde que se escudan en un uniforme de las fuerzas armadas se han envalentonado y están provocando agresiones fuera del marco legal y constitucional de la patria. Y esto podría ser peligroso.

Los llamados del presidente Nayib Bukele, léase bien, no han sido un cheque en blanco para justificar la cultura agresiva del pasado, en el actual cuerpo de seguridad, que violentaron los derechos humanos, manchándose las manos con la sangre de la población salvadoreña. 

Se han conocidos casos, como el ocurrido recientemente en un barrio del Departamento de La Paz, cuando miembros de la PNC golpearon a personas "desobedientes al irrespetar el resguardo, por el bien de los salvadoreños" acompañadas de las expresiones de los agentes: "Ya el presidente nos ha permitido el uso de la fuerza" mientras arreciaban con golpes desproporcionados e injustificados contra la humanidad de los "desobedientes ciudadanos" que debió ser abordada de manera civilizada con acompañarlos a sus hogares. Nada más decoroso y persuasivo en un país que recién salió de una cruenta guerra civil, con 80,000 muertos y que además dejó a San Romero de América, como primer santo salvadoreño, según la iglesia católica con la posibilidad de incrementarse en dos santos más, Rutilio Grande y Cosme Spessoto asesinado en San Juan Nonoalco, por la fatídica policía de hacienda. 

 Por otro lado, se ha hecho público que la FGR indagara, como suele siempre decirse, sin resultados decorosos, que "el agente que agredió con un balazo en una pierna a un joven en un municipio de Sonsonate, por hecho de no llevar mascarilla, y será investigado"

A la luz de la psicología conductista de Alberto Bandura, quién acuñó el término” Aprendizaje por modelaje o imitación", estaríamos frente a las posibilidades de: "violencia engendra violencia" y la sociedad salvadoreña en su pasado reciente está lleno de experiencias salvajes que las generaciones jóvenes no deberían volver a experimentar, nunca. 

Los malos elementos del cuerpo de seguridad por excelencia en la PNC, no se les debe tolerar acciones agresoras, por el bien de la patria. 

El presidente Nayib Bukele hace esfuerzos extraordinarios por no permitir la expansión de la pandemia que ataca al mundo entero, pero a decir verdad no está llamando a la violación a los derechos humanos de su pueblo, desde ningún punto de vista, pues el principal propósito de su gobierno, tal como ha insistido, es hacer las cosas diferentes y llevar su pueblo a niveles de felicidad y profundamente democrático, con justicia social y económica. Por ello goza de un evidente reconocimiento popular, que es innegable. 

Así es que a mantener la cordura y la ética en nuestras acciones ciudadanas y sobre todo a quedarse en casa, sino tenemos nada que hacer en las calles y de esta manera salvaguardamos a toda nuestra familia, como muy bien recomienda el presidente Bukele. 

Las acciones pro sociales son dignas de imitar y la psicología conductista y la psicología social comunitaria lo promulgan, y si es posible. 

Adelante y demos buenos ejemplos a ser imitados por las presentes y futuras generaciones. Así sea, manos a la obra.

Últimas entradas