spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

Podrí­a reactivarse condena para exmilitar por caso Jesuita

El caso vuelve a su estado original, siendo un tribunal penal quien decida si acepta o rechaza un recurso de apelación

spot_img

El Juzgado Cuarto de Instrucción resolvió este viernes pasar el proceso de condena del exmilitar Guillermo Alfredo Benavides Moreno, a la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador quien tendrá la última palabra para establecer si se reactiva o no la sentencia de 30 años de cárcel a la que fue condenado en 1991 Benavides Moreno por su participación en la masacre contra los padres jesuitas y dos de sus colaboradoras en 1989.

De acuerdo con encargados de prensa del Centro Judicial “Isidro Meléndez”, el Juzgado ha notificado a las partes de su resolución.

En 1993, tras la sentencia de 30 años de prisión para Benavides, sus abogados interpusieron un recurso de apelación en la Cámara Primera de lo Penal, por lo que con esta resolución y tras la derogación de la Ley de Amnistí­a, el caso vuelve a su estado original, siendo dicha instancia la que decida si acepta la apelación de la sentencia o la rechaza.

Prensa del Centro Judicial también informó que el próximo lunes 5 de septiembre la Cámara recibirá todo el proceso judicial del exmilitar.

Benavides es uno de los exmilitares que fueron solicitados por España para ser enjuiciados por el asesinato de los sacerdotes jesuitas en 1989; él que fue capturado por la Policí­a Nacional Civil en febrero de este año  junto a otros tres militares a la espera de si iban o no a ser extraditados. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) negó la extradición el pasado mes de agosto.

SI bien los otros tres militares retirados fueron puestos en libertad, Benavides no corrió la misma suerte ya que con la declaración de inconstitucionalidad de Amnistí­a él debe enfrentar 30 años de prisión que les fueron impuestos en 1991 por un tribunal salvadoreño.

Según la Comisión de la Verdad,  durante el juicio, en 1991, fueron procesados diez militares. Durante el juicio, en 1991, fueron procesados diez militares; seis fueron condenados.

Entre los procesados figuraron: el coronel Guillermo Alfredo Benavides Moreno, el teniente José Ricardo Espinoza Guerra y el subteniente Gonzalo Guevara Cerritos, todos acusados de asesinato, de actos de terrorismo, de actos preparatorios de terrorismo, de proposición y conspiración para cometer actos de terrorismo. El teniente Yusshy René Mendoza Vallecillos fue acusado de los mismos delitos, pero le fue agregado el de encubrimiento real.

Por su parte, los subsargentos Antonio Ramiro Ávalos Vargas y Tomás Zarpate Castillo, el cabo Ángel Pérez Vásquez y el soldado Oscar Mariano Amaya Grimaldi fueron señalados de asesinato, de actos de terrorismo y de actos preparatorios de terrorismo. El soldado Jorge Alberto Sierra Ascencio. Juzgado en ausencia por asesinato. Y el teniente coronel Carlos Camilo Hernández Barahona fue señalado de encubrimiento real.

Por el asesinato fueron declarados culpables únicamente el coronel Guillermo Alfredo Benavides y el teniente Yusshy René Mendoza Vallecillos. El juez les impuso la pena máxima, treinta años de prisión. El juez encontró, además, culpables al Benavides y a Mendoza por proposición y conspiración para cometer actos de terrorismo.

Mientras que los tenientes Espinoza y Guevara Cerritos fueron sentenciados a tres años por proposición y conspiración para cometer actos de terrorismo. El teniente coronel Hernández Barahona  fue también condenado por el juez a tres años por encubrimiento real, Mendoza Vallecillos también fue condenado por ese delito. Espinoza, Guevara y Hernández  Barahona quedaron en libertad y siguieron de alta en la Fuerza Armada.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias