sábado, 29 de enero del 2022

Miguel Ángel Simán se desliga de conversaciones de Norman Quijano con pandilleros

Miguel Ángel Simán ha afirmado que su participación solo obedeció a elaborar el plan de gobierno, y no fue jefe de campaña.

spot_img

El empresario salvadoreño, Miguel Ángel Simán, se desvinculó totalmente de las supuestas negociaciones que Norman Quijano habría tenido con pandilleros en 2014, para presuntamente obtener favores electorales y agenciarse la silla del Ejecutivo en esa contienda, que finalmente ganó el efemelenista, Salvador Sánchez Cerén.

Simán indicó que su única función fue coordinar y el “Plan País”, que fue solicitado por Quijano para poder penetrar a las necesidades de las familias salvadoreñas.

Explicó que este documento fue hecho mediante consultas amplias con la población de sus demandas más sentidas para que los candidatos las tomaran en cuenta en una eventual elección presidencial, por la cual no contenía ninguna directriz ni sugerencia a la fórmula presidencial de 2014 de negociar con las pandillas, mucho menos de entregarles dinero.

“En ningún momento fui parte del equipo de estructura de campaña de los candidatos, en este caso del doctor Quijano. Fui coordinador del Plan País que fue solicitado por el doctor Norman Quijano. Desconozco cualquier tema, nunca participé ni estuve informado sobre ningún tema que tenga que ver con pactos, con acuerdos, con negociaciones con pandillas o entre pandillas”, afirmó Simán.

Sin embargo, los parlamentarios siguieron insistiéndole en que el dictamen de la Fiscalía asegura que fue jefe de los asesores de la campaña presidencial y que el diputado René Portillo Cuadra, de ARENA, fue quien reveló esa información.

“He reiterado que no he sido asesor de campaña, yo no fui parte de ninguna estrategia de campaña. El esfuerzo de Plan País no estuvo en ninguna gira ni mitines de la campaña política. Mi rol en apoyo a este esfuerzo de país consistía en coordinar un esfuerzo desde la ciudadanía para consensuar, para identificar la necesidad de país y de esa manera formular propuestas para ver como el país salía de la encrucijada que teníamos en ese entonces”, aseveró Simán.

Ante esto, el diputado Guillermo Gallegos, de GANA, insistía en que dijera quiénes más lo habían acompañado en las consultas; pero Simán le reiteró que su cargo como coordinador del Plan País fue un esfuerzo ciudadano consultando y reuniéndose con centenares de personas en varios sitios del país.

Añadió que el documento que consta de más de 200 páginas con cerca de 180 recomendaciones no sugería ninguna negociación con grupos criminales sino estrategias públicas y políticas para resolver la difícil situación que se vivía en 2014 con el tema de la inseguridad y que es un flagelo que aún la ciudadanía resiente.

El Plan País fue un documento que se diseñó a petición de la fórmula presidencial de ARENA para conocer insumos de lo que la población requería del nuevo gobierno, agregó.

“Todo el trabajo fue voluntario, no habían remuneraciones, mi aporte fue en el sentido de ver como mejorábamos la calidad de vida de todos los salvadoreños”, ahondó Simán.

Según dijo, en el tema de seguridad el Plan País recogió insumos de cómo prevenir la violencia, de acelerar los procesos judiciales para asegurarse de que los sentenciados cumplieran su pena, por ejemplo, “nunca hablamos de tratos, ni de acuerdos, ni de negociaciones”, reiteró.

La diputada Evelyn Merlos, de Nuevas Ideas, intentó relacionarlo con que tenía conocimiento de que en las supuestas reuniones de pandillas con Quijano se habló de la entrega de $100 millones, pero al respecto Simán le expuso que es imposible porque nunca se reunió con grupos criminales.

“Dígame como les voy a ofrecer si nunca estuve reunidos con ellos. Le aseguro que en ninguna parte del documento dice nada de hacer actos ilegítimos. Este servidor en ningún momento ha hecho ese tipo de recomendaciones y tampoco existen esas recomendaciones dentro del documento, si esas cantidades se habló como parte de una reunión a la que se está citando desconozco, no tengo ni idea de donde pudo haber salido esa cifra ($100 millones), además no se en qué contexto se dio. La única recomendación que hice es que aprovecharan el Plan País que contiene las demandas de la población”, explicó Simán.

Reiteró que sobre ese tema no tuvo conocimiento y nunca estuvo en ninguna reunión que tratara temas de negociaciones o de buscar acuerdos con las pandillas. “Nunca he recomendado que se entreguen $100 millones que no existen. Yo no puedo mentir señor diputado. En el documento no aparece nada de negociar $100 millones. Todo lo que sugerimos en el Plan País está dentro de los principios éticos y morales y lo que dice la ley y la Constitución de El Salvador”, apuntó Simán.

El presidente de la comisión especial, Raúl Castillo, preguntó si se le ofreció algún tipo de remuneración por ese trabajo o algún puesto en el Gobierno; Simán respondió: “No, diputado, todo el trabajo fue voluntario, mi aporte fue con el afán de ver cómo mejorábamos la calidad de vida de los salvadoreños”.

Sobre la participación de entes en la elaboración del Plan País, el empresario señaló que este fue formado “junto con decenas y cientos de personas”, además dijo que consistía en los desafíos del país, crecimiento económico y empleo, respeto a la institucionalidad y así como a la seguridad pública.

Sobre si alguna vez pudo tener participación en conversaciones con pandillas a cambio de favorecer políticamente a Quijano, el empresario enfatizó que “en ningún momento recomendé ese tipo de aspectos y tampoco están reflejados en ningún documento que tuve a cargo”.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias