spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Migración: ¿un tema actual o las consecuencias de una historia de injusticia?

spot_img

Es causada por razones económicas o afines a ésta, por lo que las personas emigran en búsqueda de condiciones favorables que hagan viable la supervivencia, pues históricamente somos trashumantes y generamos cultura en la praxis al transformar los entornos, intercambiando material genético, normativas, idiosincrasia, tecnologí­as, etcétera.

En el presente las causales no difieren, pues las poblaciones se movilizan buscando el llamado "sueño americano", que no es más que salarios dignos que permitan vivir en condiciones materiales aceptables, lo que no es posible en los paí­ses de origen dadas las circunstancias imperantes en éstos.

Es decir, se marchan porque se rinden, siendo sus remesas "utilizadas" para oxigenar la economí­a nacional en razón del fracaso del modelo, útil solo a los intereses de apenas el 1% de la población.

Ejemplo de ello es el caso que ocupa a la opinión pública en el actualidad (la caravana hondureña), que evidencia el fracaso del modelo económico establecido, ventilado en el airado y demagógico discursos del ejecutivo estadounidense, que no duda en chantajear a los estados que se encuentran en el camino de los migrantes, para que atajen su avance so pena de suspensión de toda ayuda económica.

Y es que el neoliberalismo establecido en la región es tan voraz como inhumano, pues expulsó virtualmente media población, de El Salvador, nutriendo ví­a remesas al esquema económico que de otro modo se derrumbarí­a, pues se puede afirmar que la sobrevivencia del sistema se sustenta en donaciones, créditos y, las remesas, lo que supone la ví­a de vida que permite la sobrevivencia del sistema, agotado ya, pues no puede ni podrá, satisfacer las necesidades de la población, optando por marcharse.

Entonces la migración no se detendrá, pues las condiciones que la generan son estructurales, confrontando a los contingentes que sean enviados en su contra y arriesgando la vida en su intento por lograr lo que le es imposible en su paí­s de origen: una justa retribución salarial.

Por ello las amenazas estadounidenses son, digámoslo con claridad, una fanfarronada del señor Trump, que no duda en aparentar en sus tweets que los agentes mexicanos que aguardan a dicha caravana del lado mejicano, están ahí­ para satisfacer los caprichos xenófobos de su parte, cuando en realidad están ahí­ por quienes transitan con irregularidades legales en su territorio, es decir, cumpliendo las obligaciones del estado mexicano que declara "…dará un trato digno y respetuoso…! a los migrantes irregulares.

Concluyamos entonces que esta no es solamente una tragedia, sino la evidencia incontestable del fracaso del modelo económico, establecido en los estados productores de migrantes y convenido con los EU [puesto que el modelo es parasitario y consecuentemente al establecerlo se echa mano de un fenómeno gestado durante el conflicto regional, acrecentándolo con la marea de privatizaciones que expulso a la población y continúa haciéndolo], e invocado por quienes lo defienden para su beneficio, provocando la migración, por lo que se trata de un cí­rculo vicioso cuya complejidad deriva de la intransigencia del conservadurismo que rechaza las consecuencias que no le son gratas.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias