spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Liverpool se corona por sexta vez como rey de Europa

Los reds lograron imponerse al Tottenham en una final descafeinada y estrecha tácticamente

spot_imgspot_img

El Liverpool ha logrado esta noche en suelo español su sexto tí­tulo como campeón de Europa tras vencer por 2-0 al debutante Tottenham. Una final que fue marcada por la rigidez táctica y la fuerza fí­sica que caracterizan al fútbol inglés de antaño.

Las acciones comenzaron muy temprano en el juego, el público no habí­a terminado de acomodarse en las gradas cuando Mané se plantó en campo rival y mando un centro que se estrelló en la mano de Sissoko y el árbitro marcó el punto penal, desde donde se paró Mohammed Salah para fusilar a Hugo Llorios.  Todo esto ocurrió antes de que se cumplieran los dos minutos.

Los expertos pensarí­an que esto obligarí­a a los Spurs a salir de su zona de comodidad y el Liverpool tomarí­a confianza para seguir presionando arriba, pero ambos cuadros se moví­an con ritmo lento dentro del juego, los balones divididos eran una tónica, producto de la disputa fí­sica de los dos conjuntos. Un disparo de Henderson que Llioris desvió a tiro de esquina fue la acción más clara del primer tiempo tras el gol de Salah.

Pasaban los minutos, el Tottenham buscaba reconducir el camino, pero la marca de Vandijk, Wijnaldum inmovilizó a Ericksen y a Dele Ali, por lo que la única opción era recurrir a la velocidad del coreano, Heung Min Son, protagonista de la mejor chance al minuto 80 con un remate desde la frontal, pero Alisson Becker sacó una mano providencial para rechazar el esférico, Lucas Moura recogió el rebote, pero su intento fue en vano.    

Era el momento del Tottenham, los hinchas londinenses también revivieron y comenzaron a alentar al cuadro de Pochettino, pero Alisson hizo valer los 80 millones de euros que pagaron por su fichaje cuando sacó otra mano prodigiosa para desviar un tiro libre de Ericksen que se colaba al segundo palo.

La solitaria anotación de Salah comenzaba a tambalearse, pero al minuto 86 apareció un nombre que ha sido milagroso para los reds en esta temporada, David Origi, el atacante belga logró adueñarse del balón en medio de un puñado de rebotes en el área de los Spurs y conectó un zurdazo cruzado que se coló sobre la base del poste derecho de Llioris que desató la locura en los hooligans reds y el cántico de "You’ll Never Walk Alone" se apoderó del Wanda Metropolitano viendo como Henderson levantaba “la orejona”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias