spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

LGBTI: ” no somos minorí­a”

Ya son 20 años que el orgullo gay desfila en El Salvador pidiendo la reivindicación de sus derechos

spot_img

Desde la Universidad de El Salvador hasta el monumento del Divino Salvador del Mundo miles de personas marcharon, llenaron las calles de mucho color, de consignas y detalles que mostraron su amor y orgullo de pertenecer a la diversidad sexual.

El recorrido duró aproximadamente cuatro horas la bandera del arcoí­ris, la representación del orgullo gay sobresalió en la marcha. Centenares decidieron caminar, otros escogieron las bicicletas y otros el “conga bus”.

Pese a que muchos en su paso los insultaban o mostraban su desacuerdo en contra de la comunidad  de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI), Wendy Castillo, activista independiente, calificó la marcha como “histórica” por la cantidad de gente que les acompañó.

Asimismo mencionó que otro de los hechos que hicieron diferente esta marcha es el apoyo de muchos familiares a personas LGBTI. “Creo que a nivel familiar las cosas están cambiando y no hay duda que lo acontecido en Orlando (la masacre en el bar Gay) ha sensibilizado a muchos del odio y discriminación que hay y se han unido para frenarlo”.

“Como cosa novedosa es que, de verdad que se ha explotado esta marcha, se llenaron las calles, definitivamente cada dí­a se más la mentalidad de la gente, el apoyo de las familias y amigos para los LGBTI”, dijo Castillo.

Una de las familias fue la de Leo Mejí­a, él llegó con sus hermanas y sobrina. Mejí­a explicó que esta era la primera vez que asiste con familiares a una marcha, “es importante porque es la primera vez que vienen, su apoyo su amor siempre lo he siento en la casa, pero ahora están en público”, explicó.

Mejí­a expresó que es necesario que la sociedad salvadoreña se dé cuenta que  “la única diferencia que existen entre ellos, los heterosexuales y nosotros es de quien nos enamoramos o de quién nos gusta, por lo demás solo iguales, tenemos los mismos derechos”.   Por su parte, la sobrina de Medí­a, Alejandra T., de 16 años, aseguró que apoyarlo como familia en la marcha es para demostrar que no deben existir prejuicios.

La colorida marcha, encabezada por la bandera arcoí­ris, también dejó ver para Castillo que se ha roto “la idea de que somos minorí­as en este paí­s, somos muchos los que estamos luchando por la reivindicación de nuestros derechos, somos personas y los merecemos”.

Ya son 20 años que el orgullo gay desfila en San Salvador pidiendo que sus derechos como seres humanos les sean respetados indistintamente de sus preferencias sexuales “pero parece ser que eso va poco a poco, aún hay camino que recorrer, sí­ se han dado cambios”, dijo Castillo.

Uno de los cambios son las reformas a los artí­culos 129 y 155 del Código Penal que aprobó la Asamblea Legislativa en septiembre de 2015. Con eso, las personas que maten o amenacen a otra por razones étnicas, religiosas, polí­ticas y por orientación sexual enfrentarán hasta 60 años de cárcel.

Las penas por crí­menes de odio oscilan, según la reforma, entre los 20 a 30; de 30 a 50; y de 40 a 60 años de prisión. Castillo celebró la reforma, sin embargo, expresó “que de qué sirve que hayan leyes, si no hay a quien aplicárselas”, en referencia a que desde 1996 hasta la fecha más de 500 miembros de la comunidad LGBTI han sido asesinados pero “por ningún caso hay capturas o personas a quien aplicar la reforma”.

De igual forma Joaquí­n Cáceres, representante legal de Entre Amigos Gay, señaló que este es un avance pero que aún falta que la justicia se aplique como tal y que en la sociedad cese la discriminación y el odio por causa de las preferencias sexuales.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias